ESA title
BepiColombo images Venus during close approach
Agency

BepiColombo sobrevuela Venus de camino a Mercurio

15/10/2020 2303 views 8 likes
ESA / Space in Member States / Spain

La misión de la ESA-JAXA BepiColombo acaba de completar el primero de los dos sobrevuelos alrededor de Venus necesarios para ajustar su rumbo hacia el planeta más interior del sistema solar, Mercurio.

El momento de máximo acercamiento tuvo lugar esta madrugada a las 03:58 GMT (05:58 CEST), cuando la nave quedó a unos 10.720 km de la superficie del planeta.

La misión, lanzada el 20 de octubre de 2018, precisa de nueve maniobras de asistencia gravitatoria —una alrededor de la Tierra, dos alrededor de Venus y seis alrededor de Mercurio— antes de entrar en la órbita de este último en 2025. Durante estos sobrevuelos se aprovecha la atracción gravitacional del planeta correspondiente para alterar la velocidad y la dirección de la nave, lo que con ayuda del sistema de propulsión eléctrico de tipo solar permite a BepiColombo dirigirse a la órbita de Mercurio sin ser atraída por la enorme fuerza gravitatoria del Sol.

El primer sobrevuelo, alrededor de la Tierra, se produjo el 10 de abril de este año y nos permitió obtener imágenes espectaculares de nuestro planeta al tiempo que nos enfrentábamos al confinamiento provocado por la pandemia de COVID-19.

Imágenes de Venus capturadas por BepiColombo durante el acercamiento
Imágenes de Venus capturadas por BepiColombo durante el acercamiento

Un sobrevuelo controlado por teletrabajo

“Para la maniobra sobre Venus, la gran mayoría de los preparativos durante los últimos tres meses los hemos llevado a cabo por teletrabajo, con el personal mínimo imprescindible disponible in situ durante el sobrevuelo para garantizar el funcionamiento seguro de la astronave”, explica Elsa Montagnon, responsable adjunta de operaciones de la nave BepiColombo de la ESA.

El equipo presente en el centro de control de la misión de la ESA en Darmstadt (Alemania) estaba formado por cuatro miembros del equipo de control de vuelo, divididos en dos grupos durante un periodo de 36 horas, junto con un responsable de la estación terrestre y dos miembros que se sumaron poco antes del acercamiento máximo para gestionar las imágenes a medida que se descargaban.  

“El sobrevuelo como tal ha sido un éxito”, confirma Elsa. “La única diferencia respecto a las operaciones normales de la fase de crucero es que, cerca de Venus, hemos tenido que cerrar temporalmente el obturador de los detectores de estrellas que esperábamos que se vieran cegados por el planeta, de forma similar a como cerraríamos los ojos para evitar mirar directamente al Sol”.

Dos de las tres cámaras de monitorización a bordo del Módulo de Transferencia a Mercurio se activaron durante las ventanas de captura de imágenes, que se extendieron desde 20 horas antes del acercamiento máximo hasta 15 minutos después. De lejos, Venus se ve como un pequeño disco en el campo de visión de la cámara, cerca del cuerpo de la nave. Durante la fase de máximo acercamiento, el planeta domina la vista, “alzándose” por detrás del mástil del magnetómetro del Orbitador Planetario a Mercurio.

Primer sobrevuelo de BepiColombo alrededor de Venus
Primer sobrevuelo de BepiColombo alrededor de Venus

Ciencia en progreso

Durante el sobrevuelo se activaron siete de los once instrumentos científicos a bordo del Orbitador Planetario a Mercurio, además de su monitor de radiación, de la ESA, y tres de los cinco instrumentos a bordo del Orbitador Magnetosférico de Mercurio, de la JAXA. Aunque el conjunto de sensores está diseñado para estudiar el entorno rocoso y sin atmósfera de Mercurio, el sobrevuelo supuso una oportunidad única para recoger datos científicos de gran valor en Venus.

“Tras el éxito del sobrevuelo alrededor de la Tierra, en el que nuestros instrumentos funcionaron aún mejor de lo esperado, estamos deseando ver qué nos mostrará el sobrevuelo de Venus”, reconoce Johannes Benkhoff, científico del proyecto BepiColombo de la ESA.

“Habrá que tener paciencia mientras nuestros especialistas en Venus observan detenidamente los datos, pero esperamos poder obtener algunos perfiles de la temperatura y la densidad de la atmósfera, información sobre la composición química y la cobertura de nubes, y sobre la interacción del entorno magnético de Venus con el Sol. Y el año que viene tendremos aún más resultados que este, pues sobrevolaremos el planeta a menos distancia, por lo que habrá que estar atentos”.

Durante el sobrevuelo de 2021, previsto para el 10 de agosto, la nave pasará a tan solo 550 km de la superficie del planeta.

Primer vistazo a Venus de BepiColombo
Primer vistazo a Venus de BepiColombo

El trabajo coordinado de los telescopios

El sobrevuelo de hoy también ha permitido efectuar mediciones simultáneas con el orbitador climático de Venus Akatsuki de la JAXA y su observatorio espectroscópico Hisaki, junto con observatorios terrestres, a fin de estudiar Venus desde distintos puntos de vista y a distintas escalas.

“Ahora mismo, Akatsuki es la única nave alrededor de Venus y, dada su órbita elíptica, durante el sobrevuelo de BepiColombo se hallaba 30 veces más lejos que esta, por lo que hemos podido comparar las observaciones de cerca de BepiColombo con la vista a escala global de Akatsuki”, señala Go Murakami, científico del proyecto BepiColombo de la JAXA.

“Tenemos en marcha una gran campaña de observaciones coordinadas, con participación de astrónomos profesionales y aficionados, que dará lugar a una imagen tridimensional de lo que sucede en la atmósfera de Venus, algo que no se puede conseguir con una sola nave o un único telescopio”, apunta Valeria Mangano, del Instituto Nacional de Astrofísica de Italia y responsable del grupo de trabajo del sobrevuelo de Venus.

Play
$video.data_map.short_description.content
Primer sobrevuelo de BepiColombo alrededor de Venus
Access the video

Próximos pasos

Mientras los equipos científicos se sumergen en los datos de este nuevo sobrevuelo, los equipos de operaciones evaluarán el desempeño de la nave y el 22 de octubre efectuarán una corrección rutinaria de su trayectoria. El próximo arco de propulsión eléctrica solar está previsto para mayo de 2021.

Además, en octubre del año que viene BepiColombo también llevará a cabo la primera maniobra de asistencia gravitatoria alrededor de Mercurio, mediante la cual quedará a tan solo 200 km de su superficie, en lo que supondrá un emocionante anticipo de lo que vendrá una vez que los dos orbitadores científicos de la misión se encuentren en sus órbitas alrededor del planeta. Desde allí estudiarán los misterios de Mercurio, abordando numerosas cuestiones pendientes de la planetología, como ¿en qué región del sistema solar se formó Mercurio? ¿Cuál es la naturaleza del hielo presente en los cráteres en sombra del planeta? ¿Mercurio aún es geológicamente activo? ¿Cómo es posible que un planeta tan pequeño siga teniendo campo magnético?

“Con cada sobrevuelo avanzamos un paso más hacia la respuesta a estas desconcertantes cuestiones sobre Mercurio”, añade Johannes. “Al desvelar algunos de los misterios del planeta conoceremos mejor la historia del sistema solar en su conjunto, lo que nos ayudará a comprender nuestro propio lugar en el universo”.

“Aunque las maniobras de asistencia gravitatoria tienen una función práctica para ponernos rumbo a Mercurio, es maravilloso tener estas breves oportunidades de observar Venus mientras viajamos por el sistema solar”, admite Simon Plum, director de Operaciones de Misiones de la ESA.

“Quiero dar las gracias a los equipos que han trabajado intensamente entre bambalinas estos últimos meses para hacer que este sobrevuelo fuera un éxito. Al tiempo que trabajamos con enormes distancias y una gran cantidad de espacio durante este viaje por el sistema solar, hemos tenido que poner en práctica una vez más operaciones especiales debido a la pandemia, manteniendo distancia y espacio entre nuestro personal y priorizando ante todo la seguridad de nuestros compañeros”.

Para obtener información actualizada sobre las próximas operaciones, actividades y análisis de datos científicos, sigue la misión en Twitter a través de: @ESA_Bepi@ESA_MTM y @BepiColombo

 

Acerca de BepiColombo

BepiColombo es la primera misión europea a Mercurio. Lanzada el 20 de octubre de 2018, se encuentra inmersa en un viaje de siete años hacia el planeta rocoso más pequeño y menos explorado de nuestro sistema solar. Constituye una misión conjunta de la ESA y la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (JAXA), operada bajo el liderazgo de la ESA.

BepiColombo comprende dos orbitadores científicos: el Orbitador Planetario a Mercurio (MPO), de la ESA, y el Orbitador Magnetosférico de Mercurio (Mio), de la JAXA. El Módulo de Transferencia a Mercurio (MTM) transporta los orbitadores a Mercurio. Tras su llegada al planeta a finales de 2025, la nave se separará y cada uno de los orbitadores maniobrará hasta llegar a su propia órbita polar. Una vez que comiencen las operaciones científicas a principio de 2026, los dos orbitadores recopilarán datos durante la misión nominal de un año, con una posible ampliación de un año más.

La misión debe su nombre al matemático e ingeniero italiano Giuseppe (Bepi) Colombo (1920-1984).

La misión se puede seguir a través de https://www.esa.int/BepiColombo/
El sitio web de la misión de la JAXA está disponible en inglés en http://mio.isas.jaxa.jp/en/

Más información
ESA Media Relations Office 
Tel: +31 71 565 6409  
Email: media@esa.int

Related Links