ESA title
Antarctic mist
Agency

Bruma antártica

30/10/2019 302 views 14 likes
ESA / Space in Member States / Spain

Mientras las noches se van alargando en el hemisferio norte, la Antártida se está adentrando en la temporada de luz.

Tras cuatro meses de noche continua, la tripulación de la base de investigación Concordia, situada en el domo C de la península Antártica, vio la luz por primera vez en agosto, dando así por finalizado el temible invierno, un periodo de oscuridad y aislamiento.

Con la llegada de la primavera, los habitantes de la Antártida dicen adiós a la última noche de verdad y a las espectaculares vistas de la Vía Láctea.

Cada año, la ESA patrocina a un investigador doctor en medicina para que pase los meses de invierno realizando experimentos en los otros 15 miembros de la tripulación. Hay pocos lugares en nuestro planeta que puedan simular con tal precisión el aislamiento y el clima extremo que los astronautas tendrán que soportar en otros planetas, lo que brinda a la ESA una excelente oportunidad para probar tecnologías y estudiar cómo se comporta el ser humano en tales situaciones.

La actual doctora en medicina patrocinada por la ESA, Nadja Albertsen, está a punto de finalizar su estancia en la base Concordia.

Además de llevar a cabo simulaciones y recoger muestras de sangre y orina, Nadja ha pasado el año contando en un blog cómo son la vida y la ciencia en el desierto polar. Sus entradas están disponibles en Chronicles from Concordia. Además, también es posible leer un artículo de la CNN sobre la vida en la base y cómo la humanidad se prepara para ir a Marte. 

De cara a la llegada de los visitantes veraniegos, en estos momentos la tripulación está ocupada con labores domésticas: hacer la colada, limpiar y cambiar los colchones, y recibir nuevos víveres.

En los agitados meses de verano, Concordia puede llegar a albergar un máximo de 80 investigadores que acuden a la base para pasar unas pocas semanas comprobando los equipos, ajustando los sensores y llevando a cabo experimentos.

El próximo doctor en medicina que la ESA llevará a la base es Stijn Thoolen. Al igual que el resto de sus compañeros de tripulación, llegará a la Antártida en noviembre.