Vista de Gaia de una nebulosa oscura en Orión
Agency

Gaia y las nubes interestelares oscuras

05/04/2018 689 views 15 likes
ESA / Space in Member States / Spain

Además de registrar las posiciones de más de mil millones de estrellas, la misión Gaia de la ESA ofrece información clave sobre las porciones oscuras del firmamento, donde la densidad estelar observada es menor. Estas imágenes, basadas en su primer lanzamiento de datos, permiten saciar nuestra curiosidad ante la llegada del segundo, el 25 de abril. 

La constelación de Orión, el Cazador, no solo alberga estrellas brillantes que lo convierten en una de las zonas más conocidas del firmamento, también acoge un enorme complejo de formación estelar repleto de gas y polvo: la nube molecular de Orión, situada a unos 1.500 años luz de nosotros. Esta gigantesca incubadora estelar se encuentra oculta en su mayor parte al ojo desnudo; la una única porción visible es la nebulosa de Orión, o M42.

Estas dos imágenes muestran la estructura de una nube oscura en la parte denominada Orión A de esta gran región de formación estelar. Se basan en el primer lanzamiento de datos de Gaia, recopilados por el satélite durante sus primeros 14 meses de operaciones y publicados en 2016.

La imagen de la izquierda fue compilada cartografiando la densidad total de las estrellas detectadas por Gaia en cada píxel de la imagen. Revela la distribución de todas las estrellas del área y perfila claramente la silueta de una oscura nube de polvo y gas que oculta a la vista las estrellas situadas por detrás.

Varias civilizaciones del hemisferio sur ven representados animales entre las líneas oscuras que atraviesan el fondo brillante de la Vía Láctea. Siguiendo esta tradición, los astrónomos han identificado en esta nube la forma de un gato o de un zorro, dependiendo de si el punto brillante a la derecha del centro se ve como una nariz o un ojo. De hecho, la nariz del gato (o el ojo del zorro) corresponde al cúmulo de la nebulosa de Orión, un joven cúmulo abierto cerca de M42. Arriba y a la derecha de este se aprecia otro cúmulo abierto, NGC 1981, y la nebulosa de reflexión NGC 1977.

La imagen de la derecha ofrece una vista complementaria de la misma región. Obtenida al crear un mapa de la cantidad total (o flujo) de radiación registrada por Gaia en cada píxel de la imagen, está dominada por las estrellas más brillantes y masivas. En ciertos puntos, estas estrellas eclipsan a sus compañeras de masa y brillo inferiores.

Primer mapa del firmamento de Gaia: versión de flujo.
Primer mapa del firmamento de Gaia: versión de flujo.

 

En esta vista de la totalidad del flujo del firmamento, basada en el primer lanzamiento de datos de Gaia, podemos apreciar la nebulosa Orión A hacia la derecha, justo debajo de la banda horizontal brillante del plano galáctico.

Un equipo de astrónomos ha utilizado los datos de Gaia para estudiar la distribución tridimensional de las estrellas en el complejo de Orión, incluida el área mostrada en estas imágenes, revelando agrupamientos claros de estrellas de distinta antigüedad.

El primer lanzamiento de datos, presentado en 2016, contenía las posiciones en el firmamento de más mil millones de estrellas, así como la distancia y los movimientos propios de unos dos millones de ellas. El segundo lanzamiento de Gaiaprevisto para el 25 de abril, incluirá la distancia y los movimientos propios de todas las estrellas catalogadas. De esta forma, los astrónomos podrán llegar mucho más lejos en su exploración e investigar con mayor detalle regiones de formación estelar como la nube molecular de Orión.

Además de estudiar la distribución de las estrellas, los datos ayudarán a los astrónomos a reconstruir la estructura tridimensional de las oscuras nubes de polvo donde se forman las estrellas.

Vista de Gaia de una nebulosa oscura en Rho Ophiuchi
Vista de Gaia de una nebulosa oscura en Rho Ophiuchi

Las dos imágenes anteriores muestran otra nube oscura en nuestra Vía Láctea, que forma parte del complejo de Rho Ophiuchi. Esta gran incubadora estelar se halla a unos 440 años luz, en la constelación de Ofiuco, el Portador de la Serpiente, y puede verse justo por encima del Centro Galáctico en la vista del firmamento completo.

Estas imágenes también están basadas en datos de los primeros 14 meses de operaciones científicas de Gaia, y muestran la densidad total de estrellas (izquierda) y el flujo total (derecha) medido por el satélite. Cinco brillantes cúmulos estelares destacan en ambas vistas: el más claro, hacia la derecha de la imagen, es el cúmulo globular M4.

No lejos de Rho Ophiuchi, en el lado opuesto de la misma constelación, encontramos otra interesante nube oscura: Barnard 68.

Vista de Gaia de la nube oscura Barnard 68
Vista de Gaia de la nube oscura Barnard 68

Estas imágenes también se basan en el primer lanzamiento de datos de Gaia y muestran la densidad estelar (izquierda) y el flujo (derecha).

No hay estrellas observadas en esta densa nebulosa, que se cree que puede ser una incubadora estelar en plena formación. Con los datos de futuros lanzamientos de Gaia, los astrónomos podrían estudiar la estructura tridimensional de esta nube, midiendo las distancias a las estrellas próximas a sus límites.

Related Links