Farewell Philae - narrow-angle view
Agency

La sonda Philae de Rosetta aterriza en el cometa

13/11/2014 28132 views 121 likes
ESA / Space in Member States / Spain

La misión de la ESA Rosetta ha aterrizado de forma controlada su sonda Philae en un cometa. Es la primera vez en la historia que se logra una hazaña así. 

Después de una tensa espera, durante el descenso de siete horas hacia la superficie del cometa 67P/Churyumov–Gerasimenko, la señal que confirma el aterrizaje exitoso ha llegado a la Tierra a las 16:03 GMT (17:03 CET). 

La confirmación se ha enviado vía la nave Rosetta a la Tierra, y ha sido recibida simultáneamente por la estación de la ESA en Malargüe, Argentina, y la estación de la NASA en Madrid. La señal fue confirmada de forma inmediata por el Centro Europeo de Operaciones Espaciales (ESOC) de la ESA en Darmstadt, Alemania, y el Centro de Control de Philae de la agencia DLR en Colonia, Alemania. 

Los primeros datos de los instrumentos de la sonda de aterrizaje se transmitieron al Centro de Ciencia, Operaciones y Navegación de Philae en Toulouse, Francia, de la agencia espacial francesa CNES. 

“Nuestra ambiciosa misión Rosetta se ha ganado un lugar en los libros de historia. No solo es la primera en entrar en órbita de un cometa; ahora se ha convertido también en la primera en colocar una sonda de aterrizaje en la superficie de un cometa”, dijo Jean-Jacques Dordain, Director General de la ESA. 

Philae’s parting image of Rosetta, taken shortly after separation
Philae’s parting image of Rosetta, taken shortly after separation

“Con Rosetta abrimos una puerta al origen del planeta Tierra, y promoviendo una comprensión mejor de nuestro futuro. La ESA y su misión Rosetta han logrado hoy algo extraordinario”. 

“Después de más de 10 años viajando a través del espacio, ahora estamos haciendo el mejor análisis científico de uno de los más antiguos remanentes de nuestro Sistema Solar”, dijo Álvaro Giménez, Director de Ciencia y Exploración Robótica de la ESA. 

“El éxito de hoy se asienta en décadas de preparación, que garantizan que Rosetta seguirá siendo un actor definitivo en la ciencia de exploración de cometas y espacial”. 

“Estamos enormemente aliviados por haber sobrevivido al aterrizaje en la superficie del cometa, especialmente teniendo en cuenta el desafío añadido que ha supuesto los fallos en el estado de la sonda”, dijo Stephan Ulamec, Philae Lander Manager, del DLR, en el Centro Aeroespacial Alemán. 

“En las próximas horas sabremos exactamente dónde y cómo hemos aterrizado, y empezaremos a obtener la mayor cantidad posible de datos científicos de la superficie de este mundo fascinante”. 

Rosetta fue lanzada el 2 de marzo de 2004 y viajó 6.400 millones de kilómetros a través del Sistema Solar antes de llegar al cometa el 6 de agosto de 2014. 

“El viaje de Rosetta ha sido un continuo desafío operacional”, ha dicho Thomas Reiter, ESA Director of Human Spaceflight and Operations. “Ha requerido un abordaje innovador, precisión y mucha experiencia”. 

“Este éxito es testimonio del trabajo de equipo sobresaliente y de la experiencia en la operación de satélites, adquirido por la ESA a lo largo de los últimos 50 años”.  

Philae touchdown
Philae touchdown

El lugar de aterrizaje, bautizado Agilkia y localizado en el corazón del extraño cometa con forma de  doble lóbulo, se escogió solo seis semanas antes de la llegada, basándose en imágenes y datos obtenidos desde una distancia de entre 30 y 100 Km del cometa.  Estas primeras imágenes revelaron en seguida que el cometa es un mundo lleno de rocas, con acantilados y precipicios, y chorros de gas saliendo de la superficie. 

Tras un período en que Rosetta estudió de cerca la superficie, a una distancia de 10 Km, Rosetta se desplazó de nuevo a una trayectoria más alejada para prepararse para soltar a Philae. 

La liberación de la sonda se confirmó a las 09:03 GMT (10:03 CET) a una distancia de 22.5 Km del centro del cometa. Durante el descenso de siete horas, realizado sin propulsión ni sistema de guiado, Philae tomó imágenes y recogió información sobre el entorno del cometa. 

Play
$video.data_map.short_description.content
Rosetta’s deployment of Philae to land on Comet 67P/Churyumov–Gerasimenko
Access the video

“Una de las mayores incertidumbres asociadas al envío de Philae fue la posición de Rosetta en el momento de la separación, que ha estado influenciada por la actividad del cometa en ese momento específico y que, a su vez, pudo afectar la trayectoria de descenso de la sonda”, dijo Sylvain Lodiot, ESA Rosetta Spacecraft Operations Manager. 

“Más aún, estamos llevando a cabo estas operaciones en un entorno sobre el que apenas hemos empezado a investigar, a 510 millones de kilómetros de distancia de la Tierra”. 

Se esperaba tocar la superficie a una velocidad de 1 metro por segundo aproximadamente. El mecanismo de tres patas debe absorber el impacto para prevenir el rebote, y unos crampones en cada pata, y dos arpones disparados en el momento del aterrizaje, deban anclar la sonda a la superficie. 

Philae llevará a cabo su misión científica principal a lo largo de los próximos dos días y medio, siempre y cuando su batería principal se encuentre en buen estado. Las operaciones científicas se podrían prolongar utilizando la batería secundaria recargable, si las condiciones de iluminación solar lo permiten y el polvo depositado sobre los paneles solares no lo impide. Esta segunda fase podría durar hasta marzo de 2015, momento en el que la temperatura en la superficie del cometa sería demasiado elevada para que los instrumentos del módulo siguiesen funcionando. 

Entre los principales objetivos de la primera fase se encuentra sacar una panorámica del lugar de aterrizaje, con secciones en 3D, tomar imágenes en alta resolución de la superficie del cometa justo debajo del módulo, realizar un análisisin situde la composición de sus materiales y operar una barrena diseñada para tomar muestras a una profundidad de 23 centímetros, que serán analizadas a bordo de Philae. 

El módulo de aterrizaje también medirá las propiedades eléctricas y mecánicas de la superficie del cometa e intercambiará señales de radio de baja frecuencia con Rosetta a través del núcleo de 67P para estudiar su estructura interna.

La información que recoja Philae en su punto de aterrizaje complementará y permitirá calibrar las observaciones remotas que está realizando Rosetta sobre toda la superficie del cometa. 

“Rosetta está buscando respuestas a las grandes preguntas sobre la historia de nuestro Sistema Solar: ¿Cómo eran las condiciones en sus orígenes y cómo evolucionó? ¿Qué papel jugaron los cometas en este proceso? ¿Cómo funcionan los cometas?”, explica Matt Taylor, científico del proyecto Rosetta para la ESA. 

“El éxito del aterrizaje de hoy es sin duda la guinda en un pastel de 4 kilómetros de diámetro, pero ya estamos mirando al futuro, a la siguiente fase de esta misión sin precedentes, en la que acompañaremos al cometa durante 13 meses en su órbita alrededor del Sol, observando cómo varía su actividad y cómo evoluciona su superficie”. 

Mientras Philae comienza a estudiar la superficie del cometa, Rosetta debe maniobrar para alejarse de la trayectoria de separación y regresar a su órbita a 20 kilómetros del centro del cometa, que alcanzará el próximo día 6 de diciembre. 

El año que viene, a medida que el cometa se vuelve más activo, Rosetta tendrá que alejarse y recorrer órbitas ‘sueltas’, aproximándose brevemente en una serie de maniobras que la llevarán hasta apenas 8 kilómetros del centro de 67P. 

El 13 de agosto de 2015 el cometa alcanzará el punto de su trayectoria más próximo al Sol, a una distancia de unos 185 millones de kilómetros, entre las órbitas de Marte y de la Tierra. Rosetta lo acompañará durante el resto de 2015, mientras se aleja del Sol y su actividad comienza a decaer. 

“Ha sido un viaje muy duro y realmente largo para llegar hasta este día histórico, pero ha valido la pena. Estamos impacientes por continuar la larga serie de logros científicos de la misión Rosetta, que promete revolucionar nuestra forma de comprender los cometas”, comenta Fred Jansen, responsable de la misión Rosetta para la ESA.

Related Links

Related Links