La tripulación de Mars500, minutos después de abandonar los módulos

¡Bienvenidos a casa y muchas gracias, Mars500!

4 noviembre 2011

Tras 17 meses de aislamiento, la primera simulación completa de una misión a Marte ha concluido esta mañana. Los seis tripulantes de Mars500 abandonaron su ‘nave’ con una gran sonrisa, arropados por los aplausos de los científicos involucrados en el proyecto. Todo ha salido incluso mejor de lo esperado.

Mars500, la primera simulación en tiempo real y de gran realismo de una misión tripulada a nuestro planeta vecino, comenzó hace hoy 520 días, el 3 de junio de 2010, en las instalaciones del Instituto IBMP de Moscú, Rusia.

Los seis miembros de su tripulación permanecieron aislados en el interior de unos módulos que simulaban una nave espacial interplanetaria. El experimento imitó hasta el último detalle de cada una de las fases que tendría una misión real: el largo viaje hasta Marte, la inserción en órbita entorno al Planeta Rojo, el aterrizaje, la exploración de su superficie, el regreso a órbita, el monótono viaje de vuelta y el aterrizaje en la Tierra.

Durante su misión, la tripulación llevó a cabo más de 100 experimentos científicos, diseñados para estudiar los distintos problemas asociados con las misiones de larga duración en el espacio profundo.

La tripulación disfruta del desayuno en su ‘nave espacial’

Por si el aislamiento fuese poco, las comunicaciones con el centro de control de la misión sufrían un retardo artificial que simulaba la gran distancia que separaba a la nave de la Tierra.

La tripulación, compuesta por tres rusos, un chino y dos europeos, ha trabajado de forma excepcional. Han permanecido unidos durante todo el programa y nos han demostrado que la motivación y el espíritu de equipo pueden ayudar a sobrellevar unas condiciones de trabajo realmente duras. Los científicos están encantados con su ejemplar disciplina.

“Muchas gracias por vuestro extraordinario esfuerzo”, les dijo el Director General de la ESA, Jean-Jacques Dordain, cuando salieron de los módulos de aislamiento.

“Agradecemos el valor, la determinación y la generosidad de estos jóvenes que han dedicado dos años de sus vidas a este proyecto, fundamental para el avance de la exploración espacial tripulada”.

Un reencuentro conmovedor

Cierre de la escotilla, hace 520 días

La escotilla de los módulos de aislamiento se abrió a las 14:00 hora local (11:00 CET, 10:00 GMT), y los seis tripulantes abandonaron la ‘nave’ encabezados por Alexey Sitev, el comandante de la misión.

Tras saborear brevemente la libertad y recibir las felicitaciones de los directores del proyecto, los seis miembros de la tripulación fueron sometidos a una serie de pruebas médicas antes de reencontrarse con sus familiares y amigos.

“Estoy muy feliz de veros a todos de nuevo”, comentó Diego Urbina, el tripulante italiano de la ESA, tras abandonar los módulos del experimento.

“Hemos logrado realizar, en la Tierra, el viaje espacial más largo de la historia, para que la humanidad del mañana pueda ver un amanecer en la superficie de un planeta lejano, pero que está a nuestro alcance”.

“Para mí, como miembro de la tripulación de la Agencia Espacial Europea, ha sido un honor compartir la experiencia con cinco de las personas más profesionales, amigables y mentalmente resistentes con las que haya podido trabajar”.

“Estaré para siempre agradecido a aquellos que, a pesar de la distancia, siempre estuvieron a mi lado durante esta odisea”.

Romain Charles, el tripulante francés de la ESA, añadió que: “Hace año y medio, fui seleccionado por la Agencia Espacial Europea para formar parte de la tripulación de Mars500. Hoy, tras un viaje estático de 520 días, estoy orgulloso de haber demostrado, junto a mis compañeros de tripulación, que es posible realizar un viaje tripulado al Planeta Rojo”.

“Todos hemos adquirido una valiosa experiencia que ayudará a diseñar y a planificar futuras misiones a Marte”.

“¡Estamos listos para embarcar en la próxima nave que vaya a Marte!”.

Durante sus primeros días en libertad, la tripulación será sometida a intensos reconocimientos médicos y psicológicos. También podrán disfrutar de un poco de tiempo libre y relajarse antes de reunirse con los medios de comunicación el próximo día 8 de noviembre en Moscú.

Su misión continuará a principios de diciembre, con una serie de reuniones de presentación de resultados, pruebas y evaluaciones diseñadas para recoger todos los datos que ha generado esta misión sin precedentes.

En ‘microgravedad’, una inocentada para el 1 de abril
Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.