Corona solar durante un eclipse

¡Prepárense para un eclipse total de Sol!

13 noviembre 2012

El eclipse solar de mañana solo será visible en su totalidad para observadores basados en tierra que se encuentren en el norte de Australia, pero el satélite de observación solar de la ESA, Proba-2, tendrá un asiento de primera fila desde su órbita alrededor de la Tierra.

Durante un eclipse total de Sol, la Luna se mueve entre el Sol y la Tierra. Su separación y alineamiento hacen que la Luna parezca lo suficientemente grande como para bloquear temporalmente la luz del Sol.

Una luz fantasmagórica se cierne sobre los observadores a medida que el imponente y oscuro disco de la Luna reemplaza brevemente la brillante cara del Sol.

La totalidad – cuando el Sol está completamente oscurecido – tundra lugar mañana a las 22:11:48 GMT sobre el Pacífico Sur durante cuatro minutos y dos segundos.

Los observadores de la costa este de Queensland, Australia, serán de los pocos afortunados que podrán ver el eclipse total, disfrutando la totalidad durante unos dos minutos, ya que el Sol se encuentra a unos 14 grados sobre horizonte.

Durante la totalidad, el Sol parece tener un halo blanco – una fugaz y extraña visión de la atmósfera de plasma –la corona- a millones de grados de temperatura, algo que normalmente suele estar oculto por el propio brillo del Sol a los ojos de un observador.

En la imagen mostrada, obtenida por el satélite Proba-2, vemos el disco solar durante el eclipse total de Julio de 2010, combinada con imágenes tomadas desde tierra y obtenidas en el mismo instante con el fin de revelar detalles muy precisos de la corona solar.

Una instantánea del siempre cambiante entorno del campo magnético del Sol expuesto momentáneamente con torrentes de plasma lanzados al espacio, junto con prominencias solares vistas muy cerca del extremo del disco solar.

Durante el evento de mañana, Proba-2 cruzará la sombra de la Luna varias veces, obteniendo tres eclipses solares parciales y sus órbitas alrededor de la Tierra. En el momento del eclipse total visto desde Australia, sin embargo, Proba-2 verá el disco solar completo, ofreciendo una oportunidad idónea para comparar la corona solar vista desde tierra con observaciones del Sol desde el espacio.

El instrumento SWAP instalado en el satélite monitorizará el Sol en luz ultravioleta, mientras que el instrumento LYRA medirá la energía emitida por el Sol, que será menos intensa a medida que el sol se vaya oscureciendo.

Por favor, tengan cuidado si tienen la suerte de poder observar este eclipse: mirar al Sol sin protección en los ojos es extremadamente peligroso y puede causar ceguera permanente. Utilicen equipos que hayan sido certificados, como gafas para eclipses de Sol, o telescopios solares bajo supervisión profesional

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.