AKARI observa cómo nacen estrellas en la Gran Nube de Magallanes

Vista de la Gran Nube de Magallanes en infrarrojo lejano obtenida por AKARI
6 noviembre 2006

El telescopio infrarrojo AKARI, una misión de la Agencia de Exploración Aeroespacial Japonesa (JAXA) con participación de la ESA, está a punto de completar su primer barrido de todo el cielo. Durante esta fase de la misión, AKARI ha proporcionado el que es hasta el momento la inspecciónel barrido de la Gran Nube de Magallanes que más longitudes de onda cubre, así como nuevas y fascinantes imágenes de esta galaxia.

La Gran Nube de Magallanes es una galaxia vecina de la Vía Láctea, la galaxia a la que pertenece el sistema solar. Se trata de una galaxia muy próxima en términos astronómicos: está a una distancia de 160.000 años luz. Contiene unos 10 000 millones de estrellas, alrededor de una décima parte de las que integran la Vía Láctea.

La primera imagen fue obtenida en infrarrojo lejano con el instrumento 'Far-Infrared Surveyor' (FIS). Muestra la distribución de materia interestelar - polvo y gas - a lo largo de toda la galaxia. Los granos de polvo en estas nubes interestelares son calentados por la luz de estrellas recién nacidas, y reemiten esta energía en forma de luz infrarroja. La emisión infrarroja es por tanto un indicio de que los procesos de formación estelar son muy activos.

El contraste entre la distribución de la materia interestelar y de las estrellas también da información sobre la naturaleza de la Gran Nube de Magallanes. La materia interestelar forma una estructura en forma de disco, mientras que las estrellas están formando un eje en la mitad inferior de la imagen. Esto muestra que ambas componentes están claramente separadas entre sí.

Los astrónomos creen que ha sido la fuerza gravitacional ejercida por nuestra propia galaxia, la Vía Láctea, la que ha dado lugar tanto a la formación estelar observada como a la separación entre los elementos integrantes de la Gran Nube de Magallanes.

La región brillante en la parte inferior izquierda de la imagen es conocida como 'Nebulosa de la Tarántula'. Es una fábrica de estrellas muy productiva.

Vista de la Gran Nube de Magallanes en infrarrojo cercano y medio obtenida por AKARI

La segunda imagen fue tomada en longitudes de onda del infrarrojo cercano y medio por la Cámara Infrarroja de AKARI, y proporciona un 'primer plano' de una parte de la Gran Nube de Magallanes. Esta imagen muestra muchas estrellas viejas (que se ven como puntos blancos), además de las nubes interestelares. La imagen permite a los astrónomos estudiar la manera en que las estrellas reciclan el gas que las integra, devolviéndolo al medio interestelar al final de sus vidas.

Éstos y otros datos obtenidos por AKARI desvelarán cómo se han formado, y cómo han evolucionado hasta su estado actual, tanto la Gran Nube de Magallanes como nuestra propia galaxia.

La Gran Nube de Magallanes en luz visible

Nota a los editores

AKARI fue lanzado el 21 de Febrero de 2006. Sus observaciones de barrido de todo el cielo comenzaron en Mayo de 2006. El primer barrido se completará en Noviembre de este año. De acuerdo con las estimaciones actuales, alrededor del 70 por ciento de todo el cielo ha sido ya observado por AKARI.

El proyecto AKARI, de JAXA, se lleva a cabo con la participación de los siguientes centros: la Universidad de Nagoya; la Universidad de Tokyo; el Observatorio Astronómico Nacional de Japón; la Agencia Espacial Europea (ESA); el Imperial College de Londres; la Universidad de Sussex; la Open University (Reino Unido); la Universidad de Groningen/SRON (Holanda); y la Universidad Nacional de Seúl (Corea). Los detectores de infrarrojo lejano han sido desarrollados con la colaboración del Instituto Nacional de Información y Comunicación Tecnológica de Japón.

ESA/ESAC proporciona experiencia y apoyo para el procesado de los datos procedentes de las observaciones de barrido, mediante la 'reconstrucción del apuntado', una técnica que permite determinar con precisión posiciones astronómicas de cada una de las nuevas fuentes descubiertas. ESAC también da apoyo a los astrónomos europeos que han obtenido tiempo de observación.

ESA/ESOC da soporte terreno a la misión mediante su estación de tierra en Kiruna, para varios sobrevuelos al día.

Para más información:

Alberto Salama, Jefe Científico de AKARI (ESA)
Email: alberto.salama @ sciops.esa.int

Martin Kessler, Jefe de Proyecto de AKARI (ESA)
Email: martin.kessler @ esa.int

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.