André Kuipers se prepara para concluir seis meses de misión

André Kuipers
26 junio 2012

El astronauta de la ESA André Kuipers regresará a la Tierra el próximo día 1 de julio. Esta semana terminará varios experimentos y hará las maletas para volver a casa. Uno de sus últimos experimentos estudia los mecanismos que emplea el cuerpo humano para regular su temperatura.

Damos por sentado que nuestro cuerpo se mantiene a una temperatura constante de unos 37°C. Tanto si sales a correr, si vas a la sauna, o si te olvidas el abrigo un día de invierno, tu cuerpo se adaptará a las condiciones para regular su temperatura. Los vasos sanguíneos se pueden dilatar o contraer para controlar la temperatura corporal, y la evaporación del sudor nos permite eliminar el exceso de calor.

Aquí en la Tierra, el cuerpo humano depende de los mecanismos de convección para reducir su temperatura: cuando el aire se calienta, disminuye su densidad y asciende, alejándose de nuestra piel.

En microgravedad, sin embargo, no existe la convección natural, por lo que resulta sorprendente que incluso en estas condiciones los cuerpos de los astronautas sean capaces de adaptarse y de regular su temperatura.

Haciendo ejercicio en la Estación

El proyecto Thermolab monitoriza la temperatura corporal de un astronauta durante una misión espacial de larga duración, para ayudarnos a comprender mejor cómo se adaptan nuestros cuerpos a las condiciones de microgravedad.

El control de la temperatura corporal es especialmente importante mientras hacemos ejercicio físico, por lo que los científicos miden y comparan la temperatura de André y de sus compañeros de misión mientras descansan y durante su entrenamiento diario.

Este experimento se está desarrollando en paralelo con un estudio de la NASA sobre el consumo máximo de oxígeno por parte de los astronautas mientras hacen ejercicio en una bicicleta estática instalada en la Estación.

Los termómetros convencionales resultan poco prácticos en el espacio. André utiliza en su lugar dos sensores que instala sobre su frente y pecho, que miden su temperatura corporal de forma continua.

Sensor de Thermolab utilizado en Mars500

Estos sensores fueron utilizados por primera vez por el astronauta de la ESA Frank De Winne en el año 2009, y más tarde durante la misión Mars500, para medir cómo variaba la temperatura corporal de los tripulantes con el ciclo día-noche.

El instrumental de Thermolab ha despertado el interés de los hospitales. La capacidad de monitorizar la temperatura corporal de forma continua haría posible detectar de forma temprana un cambio en la condición médica de un paciente. Al tratarse de un sistema no-invasivo, resulta más higiénico y fácil de usar.

André y sus dos compañeros de Expedición regresarán a la Tierra el próximo domingo, 1 de julio. Su aterrizaje está previsto para las 10:15 GMT (12:15 CEST), y se podrá seguir en directo a través de la página web de la ESA.

No te olvides de visitar el blog personal de André Kuipers en su última semana en el espacio.

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.