Billete de ida y vuelta a Marte, lo más real posible

23 marzo 2010

Una tripulación de seis miembros, incluyendo dos europeos, comenzará dentro de sólo unos meses una misión simulada a Marte en una instalación integrada por una nave interplanetaria, un módulo de aterrizaje en Marte y paisajes marcianos. El experimento Mars500 pone a prueba la resistencia humana, lo mismo que un viaje real a Marte.

La misión consiste en simular un viaje a Marte -trayecto de vuelta incluido- de la forma más fiel posible: Mars500, que dará comienzo este verano en una instalación especial en Moscú, será la primera misión simulada a Marte de larga duración. La misión durará 520 días en total: 350 días de viaje a Marte; 30 días transcurridos en la superficie; y 240 días para el viaje de vuelta.

No hubo sin embargo mucho aislamiento el pasado lunes en el Centro Tecnológico de la ESA (ESTEC) en Noordwijk, Holanda, durante la presentación a la prensa de los cuatro candidatos europeos a Mars500.

El belga Jerome Clevers, los franceses Arc’hanmael Gaillard y Romain Charles y el ítalo-colombiano Diego Urbina interrumpieron su entrenamiento para la misión –que realizan en Rusia desde el 24 de Febrero- para ser presentados a la prensa. Dos de ellos participarán en la misión final de 520 días, junto con tres rusos y un chino.

Simonetta Di Pippo and Martin Zell at the press conference
Simonetta Di Pippo y Martin Zell durante la rueda de prensa

“Marte es el objetivo último en los programas de exploración de la humanidad”, dijo Simonetta di Pippo, directora de la división de Vuelos Tripulados de la ESA. “Además de desarrollar la infraestructura necesaria para la exploración, este Directorado tiene en marcha un programa de análogos en tierra, y actividades de investigación en la Estación Espacial Internacional, para garantizar que nuestros astronautas cuentan con la máxima preparación posible para hacer frente mental y físicamente a las misiones de larga duración. El estudio en aislamiento de Mars500 es un hito clave en este objetivo. Y es importante también resaltar la cooperación entre Rusia y la ESA, un valor más en este proyecto”.

Candidatos

Romain Charles (1979) es francés y trabaja como Quality Manager para Sotira, que produce paneles de composites. Charles vive en Saint Malo (Francia), y está, como sus colegas, muy motivado para participar en el estudio. “Me siento feliz de sacrificar este periodo de mi vida si eso contribuye a que vayamos a Marte”.

Jerome Clevers (1981), belga, es ingeniero técnico de soporte en la compañía Turbomeca Safran Group, a cargo del soporte técnico global de motores de los helicópteros. Clevers vive en Bayona (Francia). “Lo más duro de este estudio será sin duda la separación de mi novia y de mi familia, y el hecho de que no puedas abrir una ventana, sentir la brisa y ver el sol”.

Arc'hanmael Gaillard (1976), francés, fue miembro de la tripulación suplente en el estudio de aislamiento de 105 días previo al estudio Mars500. Es ingeniero en Thomson R&D France, y trabaja en la investigación y desarrollo de tecnologías para monitores de pantalla plana. Vive en Rennes (Francia). “Este es un auténtico experimento, como una misión real, y me siento simplemente feliz de participar”.

Diego Urbina (1983) tiene doble nacionalidad ítalo-colombiana. Cuenta con una amplia experiencia en el sector espacial, que incluye el haber sido miembro de la tripulación en la Estación de Investigación Desierto de Marte en Utah (EEUU), en Enero de 2020. Ha sido organizador de actividades pedagógicas y de divulgación de la ciencia en países en desarrollo. Antes de eso fue becario en la instalación Neutral Buoyancy Facility del Centro Europeo de Astronautas de la ESA en Colonia (Alemania). “Este estudio no sólo es útil para Marte, también lo es para la vida en la Tierra”.

Experimento bien preparado

Instalaciones del experimento Mars500 en Moscú

El ensayo de aislamiento de 520 días de duración es la última parte, y la principal, del experimento Mars500, iniciado en 2007. La primera fase, en Noviembre de 2007 fue una simulación de 14 días de duración que consistió principalmente en probar las instalaciones y los procedimientos. La segunda fase comenzó el 31 de Marzo de 2009, cuando cuatro rusos y dos europeos permanecieron 105 días encerrados en las instalaciones.

Mars500 está siendo desarrollado por el Instituto Ruso de Problemas Biomédicos (IBMP), con la estrecha colaboración de la ESA –dentro de su Programa Europeo para Ciencias Físicas y de la Vida (ELIPS), de cara a la preparación de futuras misiones tripuladas a la Luna y a Marte-.

Durante el experimento la tripulación permanecerá aislada herméticamente en un espacio confinado con recursos limitadosy conexión con el interior sólo a través de Internet –que además sufrirá ocasionalmente un retraso de 20 minutos, como en una misión a Marte real.

Testing a Martian version of the Orlan spacesuit
Probando un traje espacial 'marcianizado'.

La tripulación será vigilada de forma permanente, lo que incluye el registro de parámetros fisiológicos y sicológicos. Durante las ‘operaciones de superficie’, a los 250 días, la tripulación será dividida en dos: tres tripulantes irán a un simulador de la superficie marciana, y tres permanecerán en la ‘nave’.

La tripulación dispondrá de todo el alimento necesario desde el principio del experimento, y tendrán que racionarlo durante toda la misión. La dieta será similar a la de la tripulación de la Estación Espacial Internacional (ISS). Las funciones que desempeñará la tripulación serán comparables a las de los astronautas de la ISS, sólo que durante mucho más tiempo: mantenimiento, experimentos científicos y ejercicio diario. Seguirán un ritmo de semanas de siete días con dos días libres, con la excepción de las situaciones de emergencia simuladas.

La misión carecerá de gran parte de la gloria y la emoción de los vuelos reales, pero los primeros humanos que caminen sobre suelo marciano recordarán sin dudad estos pioneros.

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.