Desafío de Robots Lunares

A wheeled rover chassis
23 octubre 2008

A medida que el interés por la exploración de la Luna aumenta entre las agencias espaciales del mundo, la ESA, a través de su Programa de Estudios Generales, ha desafiado a los estudiantes universitarios a desarrollar un vehículo robótico capaz de trabajar en un terreno complicado, comparable al que se puede encontrar en los polos de la Luna. Ocho equipos universitarios han sido seleccionados para continuar con la fase de diseño del Desafío de Robots Lunares de la ESA.

Pasos históricos. Anuncio de Oportunidad y equipos seleccionados

El Primer Desafío de Robots Lunares de la ESA se puso en marcha a finales de Marzo con la publicación del Anuncio de Oportunidad que invitaba a estudiantes universitarios a crear un robot móvil e innovador, capaz de tomar muestras en una región similar a un cráter de la Luna.

Ocho de las propuestas enviadas fueron seleccionadas para ser financiadas tras haber sido evaluadas por un equipo de expertos de la ESA Los equipos de estudiantes seleccionados recibirán la autorización para diseñar los sistemas de sus robots, para luego construirlos y competir en el evento final del desafío.

Equipos seleccionados

Skulle man hitta vatten på månen
Skulle man hitta vatten på månen är det ett viktigt resultat inför de baser som planeras där

Los equipos seleccionados para continuar con la fase de diseño, apoyada con financiación del Programa de Estudios Generales (GSP) de la ESA, son:

  • Universidad Politécnica de Madrid, España

  • Universität Bremen, Alemania

  • Jacobs University Bremen, Alemania

  • Oulun Yliopisto (Universidad de Oulu), Finlandia

  • Università di Pisa, Italia

  • Scuola Superiore Sant'Anna Pisa, Italia

  • Surrey Space Centre, University of Surrey, Reino Unido

  • Swiss Federal Institute of Technology (Eidgenössische Technische Hochschule - ETH) Zurich, Suiza

Cada equipo debe mantener un web blog durante el desafío.

Objetivos del Desafío

Robot pESApod
Robot pESApod

Las propuestas tenían que describir el diseño de un vehículo capaz de recoger muestras del terreno de un cráter, así como su estación de control remoto asociada. Los vehículos deben pesar menos de 100 kg, consumir menos de 2 kW de potencia y ocupar un volumen inferior a 0.5 metros cúbicos con los sistemas desplegables guardados.

La misión de prueba del robot incluye varios objetivos:

  • Desplazarse desde el ‘lugar de aterrizaje’ hasta el borde de un cráter similar a los de la Luna.

  • Descender dentro del cráter, por una pendiente de hasta 40 grados de inclinación.

  • Trabajar bajo el Sol en el borde del cráter, y en la oscuridad en su interior.

  • Llegar al fondo de un cráter de 15 m de profundidad.

  • Localizar y recoger al menos 0.1 kg de muestras del suelo, seleccionadas y distinguibles visualmente, del fondo del cráter.

  • Volver al borde del cráter y luego al ‘lugar de aterrizaje’.

El vehículo será operado de forma remota desde una estación de control situada fuera del cráter y sin visibilidad directa del cráter o su borde.

La actividad pretende establecer y coordinar una competición (o desafío) Europeo para estudiantes universitarios, con el objetivo principal de desarrollar un robot capaz de descender dentro de un cráter similar a los de la luna, para tomar muestras de rocas y del terreno, y con el objetivo específico de detectar agua o sus componentes en cualquiera de las formas en que puedan estar presentes.

La competición se centra en los retos impuestos por la locomoción en el entorno extremadamente agreste de los cráteres en los polos de la luna, donde se sospecha que pueda existir agua en las zonas que permanecen permanentemente a la sombra, como por ejemplo en el cráter Shackleton.

Estas regiones no sólo son cruciales para los futuros programas de exploración de la Luna que pretenden utilizar in situ los recursos naturales, sino que también son más difíciles de atravesar que los típicos terrenos Marcianos (especialmente los cráteres más jóvenes) debido a la gran pendiente del borde de los cráteres y la presencia de obstáculos. Otros retos son la generación de energía solar y las restricciones térmicas impuestas por la sombra permanente en el interior del cráter en contraste con los puntos siempre iluminados por el sol en sus bordes. Por lo tanto, es posible desarrollar múltiples técnicas y soluciones para enfrentarse a estos terrenos complejos, lo que inspirará el pensamiento conceptual de los estudiantes.

Revisiones y competición

Tras el proceso de selección, se celebró una reunión inicial con los equipos seleccionados a través de videoconferencia. Los equipos de estudiantes tuvieron después varios meses para desarrollar su diseño y prepararlo para la Revisión Crítica de Diseño (CDR) que tendrá lugar en el Centro Europeo de Investigación y Tecnología Espacial (ESTEC) de la ESA, en los Países Bajos, los días 9 y 10 de Julio. Si superan la CDR, los equipos recibirán la aprobación y financiación adicional para proceder a la construcción de sus dispositivos.

Una Revisión de Preparación para Ensayos (Test Readiness Review) tuvo lugar en las instalaciones de la Universidad de cada equipo una vez finalizada la construcción de su robot. El desafío terminará con una competición de 10 días, que se está celebrando en Tenerife este mes de Octubre.

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.