Detección de material de bombas sucias con tecnología de rayos gamma de la ESA

Domodedovo Customs
Border control of radioactive materials
31 octubre 2008

Gracias a la ESA y al apoyo de transferencia tecnológica del Reino Unido, una compañía británica ha desarrollado un dispositivo, basado en los equipos de detección de rayos gamma que se utilizan en el satélite astronómico Integral de la ESA, para detectar e identificar el material radiactivo mezclado con explosivos convencionales en las "bombas sucias".

ESA lleva más de 40 años contribuyendo al desarrollo de la tecnología de rayos gamma para su aplicación en la astronomía. El satélite Integral (International Gamma-Ray Astrophysics Laboratory) de la ESA, lanzado en 2002, detecta ahora algunas de las radiaciones energéticas más intensas presentes en el espacio, como las de los brotes de rayos gamma, las supernovas y los agujeros negros de la Vía Láctea y otras galaxias lejanas situadas en los límites del universo observable.

Artist's view of Integral
Integral, ESA’s International Gamma-Ray Astrophysics Laboratory

La mencionada compañía utiliza ahora esos medios para desarrollar y comercializar la tecnología de detección e identificación de radiaciones. La compañía se fundó en 2002 y, con el apoyo de la iniciativa de transferencia tecnológica del Reino Unido y la Oficina del Programa de Transferencia Tecnológica (Technology Transfer Programme Office) de la ESA, se puso en contacto con un gran proveedor mundial de sistemas de rastreo de explosivos y detección por rayos X.

La mayoría de las fuentes radiactivas emiten rayos gamma de distintos tipos de energía e intensidad. Mediante su detección y análisis, es posible generar un espectro de energía gamma, una especie de huella de radiación, que identifica la sustancia y la cantidad.

Dispositivo de detección portátil

High-energy polarised emission from Crab Nebula
Gamma-ray emission from Crab Nebula detected by ESA's Integral satellite

En 2006, la asociación de la compañía permitió la firma de un contrato por parte de la Oficina Interna de Detección Nuclear (Domestic Nuclear Detection Office) del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, para la producción de un sistema de detección e identificación de la radiación de rayos gamma de próxima generación. El contrato puede ascender a un monto total, con opciones incluidas, de 222 millones de dólares (140 millones de euros).

La detección del tráfico ilegal de material radiactivo que puede utilizarse en la creación de bombas sucias es de máxima prioridad para la seguridad nacional de EE.UU.

Es necesario identificar los materiales atómicos peligrosos al margen de los diversos materiales radiactivos naturales que se encuentran en tejas de arcilla, cerámicas e incluso plátanos, así como los distintos materiales radiactivos de transporte legal, como los isótopos para usos médicos.

Portable Radiation Detection System
Portable Radiation Detection System

El personal y los transportes de puertos y aduanas deben contar con dispositivos de detección eficaces. La detección e identificación del material radiactivo peligroso se debe realizar de manera fiable y rápida para no entorpecer la circulación normal del comercio.

Las compañías están desarrollando un sistema de detección de radiación portátil para instrumentos de mano y mochilas, adaptado para satisfacer dichos criterios. El dispositivo cuenta con un sistema físico de detección de radiación espacial y un programa de tratamiento de señales, para su utilización por parte de servicios de urgencia, patrullas fronterizas, agentes de aduanas y guardacostas, y otras fuerzas del orden.

Los detectores pueden identificar y determinar el origen de la radiación que reciben, así como discriminar fielmente entre el material de radiactividad normal y las posibles amenazas.

Para más información:

ESA’s Technology Transfer Programme Office
European Space Agency ESA
Keplerlaan 1, 2200 AG Noordwijk ZH
The Netherlands
Phone: +31 565 6208
Fax: +31 565 6635
Email: ttp @ esa.int
Website: http://www.esa.int/ttp

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.