'Don Quijote' se enfrenta a los asteroides

Impactos del Hidalgo con el asteroide
19 julio 2004

¿Está la humanidad preparada para hacer frente a la amenaza de un asteroide en trayectoria de colisión contra la Tierra? Los científicos estiman que un asteroide de medio kilómetro de diámetro o mayor golpea la Tierra como media una vez cada 40.000 años, así que la probabilidad de enfrentarse a tal situación en el próximo siglo es de alrededor 1 a 400.

Baja, pero no despreciable. La ESA acaba de seleccionar una propuesta de misión española llamada 'Don Quijote' para investigar cómo se podría desviar un asteroide en caso necesario.

Al contrario de lo que sugieren las películas, lo que más echan de menos hoy los científicos para organizar un plan defensivo contra los asteroides no es ni astronautas valientes ni potencia de fuego. En principio, hay dos alternativas: destruir el asteroide o desviarlo. La opción destructiva no es una buena idea si no se tiene un muy buen control sobre el tamaño de los trozos resultantes; pero es que también para desviar el asteroide con éxito hace falta saber con precisión cómo y cuánto hay que 'empujarlo'.

Así que "la principal limitación al desvío de asteroides, la verdadera razón por la que esto pertenece todavía a la ciencia-ficción y no a una tecnología fiable, es la falta de conocimiento, no la falta de potencia de fuego", explica Andrea Milani de la Universidad de Pisa y miembro del proyecto 'Don Quijote' en la revista 'Tumblestone' de la organización Spaceguard.

Misión Don Quijote

Por eso la ESA ha seleccionado esta misión para un estudio de viabilidad.
Don Quijote, además de desviar el asteroide, tomará datos de su estructura interna antes de actuar sobre él, y enviará datos durante todo el proceso. El contratista principal de Don Quijote es la compañía española Deimos Space S.L., y participan también Astrium GMBh (Alemania) y científicos italianos, franceses y suizos.

Don Quijote consiste en dos naves: Hidalgo y Sancho. Su objetivo sería un asteroide pequeño, de medio kilómetro de diámetro. Sancho se encontrará con el asteroide unos meses antes que Hidalgo; lo medirá y posiblemente clavará en él sismómetros que den datos sobre su estructura interna. Una vez recopilados estos datos Hidalgo se lanzará como un 'kamikaze' contra el asteroide, a una velocidad relativa de al menos 10 kilómetros por segundo.

"En el momento del impacto, Sancho se retirará a una distancia segura para observar el impacto sin correr riesgos innecesarios (una actitud apropiada para su nombre). Más tarde volverá a una órbita cercana, para observar los cambios en la órbita y en el estado de rotación del asteroide, y para recoger muestras del polvo expulsado por la formación de cráteres", explica Milani.

El estudio que ahora emprende la ESA abre la puerta a la posibilidad de que Don Quijote "vuelve a 'volar' convertida en una misión esencial para los planes europeos de defensa contra los asteroides", afirma Miguel Belló-Mora, director de Deimos Space, que dice sentirse "orgulloso". La ESA ha escogido nuestro diseño de misión como referencia para el plan de mitigación de riesgo de asteroides tras una criba inicial de más de 20 ofertas de toda Europa, y una selección final entre seis proyectos de las principales empresas de Europa. Para Deimos este hecho supone un importante paso en nuestra consolidación como empresa de referencia en Europa en Análisis de Misión y diseño de misiones interplanetarias".

¿Conseguiría una misión como Don Quijote evitar la colisión en caso de amenaza real? "Sólo es un experimento para adquirir 'know how'", afirma Milani. Las simulaciones indican que en ocasiones podría bastar un desvío de menos de un milímetro, mientras que otras veces haría falta un empujón mayor. Pero lo importante ahora es aprender a "controlar de manera fidedigna el desvío real que debería producirse, probablemente con un impactador mucho más grande".

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.