El Ariane 5 mejorado demuestra su capacidad para transportar grandes cargas

15 febrero 2005

ESA PR 09-2005. La última versión de Ariane 5, diseñada para llevar cargas útiles de hasta 10 toneladas hasta una órbita de transferencia geoestacionaria, realizó con éxito su vuelo inaugural el 12 de febrero. Después de un despegue perfecto desde el puerto espacial europeo en la Guayana Francesa, a las 18:03, hora local (22:03 CET), el vuelo 164 del lanzador Ariane liberó su carga útil en la órbita de transferencia prevista.

Este éxito prepara el terreno para la presentación comercial de la versión 'Ariane 5 ECA', que debe sustituir a la configuración 'genérica' actual Ariane 5G y está diseñada para mantener la competitividad de los lanzadores europeos en el mercado mundial de servicios de lanzamiento. A partir del segundo vuelo planificado para mediados de año, el Ariane 5 ECA se convertirá en el nuevo sistema propulsor europeo que permita llevar pesadas cargas útiles hasta órbitas geoestacionarias y otros puntos más alejados.

El Ariane 5 ECA incluye dos propulsores de combustible sólido que incorporan 2,43 toneladas adicionales de combustible cada uno, aumentando el empuje total combinado durante el despegue en 60 toneladas con respecto a la configuración genérica. La etapa principal criogénica también se ha renovado para incluir 15 toneladas más de combustible. Su nuevo motor Vulcain 2, derivado del Vulcain 1, ofrece un 20% más de empuje. En el Ariane 5 ECA se incorpora la etapa superior criogénica "ESC-A" de gran rendimiento, alimentada por el motor HM-7B ya presente en la tercera etapa del Ariane 4.

Ariane 5 ECA tiene la capacidad de carga necesaria para combinar la mayoria de los satélites comerciales y llevarlos hasta órbitas de transferencia geoestacionaria y asi permitir a Arianespace restablecer los lanzamientos duales que tanto éxito cosecharon en las generaciones anteriores de los lanzadores Ariane.

Cargas útiles comerciales y tecnológicas

En este vuelo, el lanzador Ariane 5 ECA llevaba tres cargas útiles. La primera, que se liberó a los 26 minutos del despegue, fue el satélite comercial XTAR-EUR de 3600 kg para comunicaciones en la banda X, propiedad de XTAR LLC. Tras su separación utiliza su sistema de propulsión propio para situarse en una órbita circular. Transcurrido un periodo inicial de pruebas en órbita, su función será suministrar comunicaciones seguras a clientes gubernamentales.

Los otros dos satélites, propiedad de la ESA, eran el minisatélite Sloshsat FLEVO y el modelo instrumental Maqsat B2 almacenados en un adaptador de lanzamiento doble de la estructura Sylda.

El satélite Sloshsat de 129 kg se desprendió del lanzador 31 minutos después del comienzo del lanzamiento. Se trata de un sistema para experimentar y verificar el comportamiento de los líquidos en órbita y ha sido desarrollado para la ESA por el Laboratorio Aerospacial Holandés (NRL). Su cometido será la investigación de la dinámica de fluidos en condiciones de baja gravedad para tener un mayor conocimiento sobre cómo afecta al control de la nave el movimiento del líquido en el interior de los tanque de combustible. Esta misión tiene una duración estimada de 10 días.

Para limitar la generación de basura espacial, el tercer pasajero, el Maqsat B2, permanecerá fijado a la etapa superior del cohete. Este modelo instrumental de 3500 kg se diseñó para simular el comportamiento dinámico de un satélite comercial en la cofia de carga útil del Ariane 5. Un sistema autónomo de telemetría transmitió los datos del entorno de la carga útil durante todas las fases del vuelo desde el despegue hasta la llegada a la órbita prevista. El Maqsat B2 también ofreció, gracias a su conjunto de cámaras, unas impresionantes vistas del interior de la nave en las distintas fases del vuelo, incluidas la separación de los dos propulsores de combustible sólido y la liberación de la carga de la mitad superior de la carga útil de la estructura Sylda.

“Este lanzamiento, realizado antes de transcurrir un mes desde el descenso de Huygens sobre Titán, marca un nuevo logro espacial y demuestra las capacidades de Europa en este campo de gran tecnología” comentó después del vuelo Jean-Jacques Dordain, Director General de la ESA. “El éxito de hoy constituye también un justo premio para todas las personas de las empresas y de las agencias de toda Europa que han trabajado duro para que el lanzador volviera a su uso operativo”.

"Un acceso al espacio con garantías es un requisito previo para nuestro éxito en todas las actividades espaciales y debemos esforzarnos al máximo en mantener esta capacidad”.

Punto de contacto para más información:
ESA Media Relations Division
Tel: +33(0)1.53.69.7155
Fax: +33(0)1.53.69.7690

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.