El concurso S2UN transforma patentes espaciales en nuevos negocios

El equipo HANS
11 julio 2013

Los participantes del concurso S2UN (Space Solutions University Challenge) han propuesto ingeniosos negocios basados en tecnologías espaciales que podrían optimizar la utilización de las energías renovables, propulsar barcos con energía solar o hacer las ciudades más sostenibles a través del tratamiento de los residuos orgánicos. Esta semana se eligió al equipo ganador. 

Tres equipos de estudiantes universitarios de España, Portugal e Italia llevan compitiendo desde octubre para desarrollar el mejor plan de negocio basado en dos propiedades intelectuales (IPs) de la ESA.

La primera IP, la patente 550, es un regulador de paneles solares que permite mejorar la conversión de potencia entre los paneles de un satélite y sus baterías.

La otra, la patente 360, es un ecosistema que permite reciclar los residuos orgánicos para colonizar otros planetas.

Esta semana los concursantes presentaron sus planes de negocio ante un jurado compuesto por expertos de la ESA, de la Oficina Europea de Patentes y del fondo de capital riesgo Open Sky Technologies. El lunes se anunció el ganador.

Generando energía fuera de la red eléctrica

Transferencia de IP

El jurado seleccionó la propuesta de la compañía italiana Harvesting New Suns (HANS), fundada por estudiantes de doctorado del Politécnico de Turín, como la ganadora de este concurso. Su plan de negocio se centra en la agricultura y en el suministro de agua en regiones apartadas de la red eléctrica en países en vías de desarrollo.

El equipo HANS, formado por Danilo Roascio, Andrea Barbarino y Marta Nervo, utilizó la patente 550 para idear un sistema de generación de energía solar y eólica que permitiese bombear agua para su consumo o para regadío.

Gracias al regulador de paneles solares de la ESA, el diseño propuesto por HANS es capaz de gestionar de forma eficaz las distintas fuentes de energía – paneles solares y turbinas eólicas – haciendo frente a días nublados o con poco viento. Este regulador, desarrollado para los satélites, es muy fiable y por lo tanto más barato de mantener que cualquiera de sus competidores.

Jurado

Esta característica lo convierte en una solución muy interesante para los países en vías de desarrollo, en lugares alejados de las redes de distribución eléctrica, donde se necesitan soluciones autónomas, fiables y de bajo coste.

“El concurso S2UN fue una experiencia muy enriquecedora dentro de nuestros estudios de doctorado”, explica Danilo.

“Desde el diseño técnico al plan de negocio, el concurso nos forzó a pensar más allá de los libros de texto y de las soluciones convencionales. Esta experiencia nos permitió analizar todo el proceso, de principio a fin, y no sólo la solución técnica a un problema específico”.

El equipo Green Sails de la Universidad de Oviedo (España) también se basó en la patente 550 para optimizar el uso de la energía solar en barcos, ayudando a reducir el consumo de combustibles fósil.

Ganadores del concurso

El equipo Bionnovation, de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Oporto (Portugal), se basó en la patente 360 para desarrollar una planta de tratamiento de residuos ecológica y sostenible que mejore la calidad de vida en las ciudades.

Esta tecnología es capaz de producir comida, agua y oxígeno a escala industrial a partir de los residuos orgánicos, transformándolos en biomasa de alto valor nutritivo.

El jurado reconoció el gran potencial de estos tres planes de negocio, el espíritu emprendedor de los estudiantes y la viabilidad técnica y preparación para el mercado de sus propuestas.

"Para poder comercializar las ideas de estos jóvenes emprendedores hace falta tener un buen conocimiento de la patente y comprender el mercado en el que se quiere introducir”, explica Bernd Geiger, miembro del jurado y socio ejecutivo de Triangle, la entidad que gestiona el fondo de capital riesgo Open Sky Technologies, establecido a través del Programa de Transferencia Tecnológica de la ESA.

El equipo Green Sail

“Mucha gente tiene conocimientos técnicos, pero todavía se tienen que enfrentar a la realidad de un negocio, a las necesidades del mercado y al proceso de comercialización de un nuevo producto”.

“Para tener éxito, es muy importante que los nuevos emprendedores hagan sus deberes, que se presenten ante el mercado, que hablen con otros emprendedores y que reciban consejos sobre su forma de hacer negocios”.

“Hemos recibido comentarios muy importantes sobre nuestro plan de negocio, y creemos que vale la pena continuar con su desarrollo”, añade Andrea Barbarino, del equipo HANS.

El concurso S2UN (Space Solutions University Challenge) es una iniciativa de la Oficina del Programa de Transferencia Tecnológica de la ESA que tiene como objetivo ofrecer a los estudiantes universitarios la oportunidad de trabajar con la ESA en el desarrollo de aplicaciones no espaciales basadas en el portafolio de propiedad intelectual de la Agencia.

 

 

“Queremos ofrecer a los estudiantes la oportunidad de trabajar con auténticas tecnologías espaciales durante su educación universitaria, y de desarrollar aptitudes empresariales diseñando nuevas empresas basadas en los desarrollos tecnológicos de la ESA”, explica Frank Salzgeber, de la Oficina del Programa de Transferencia Tecnológica de la ESA.

"Este concurso, orientado a estudiantes de carreras técnicas en la fase final de su educación, pretende fomentar la creación de nuevas empresas en Europa. Estamos preparados para ayudar a los participantes en la próxima fase, convirtiendo sus ideas en un negocio viable en uno de nuestros centros de incubación”.

Space Solutions University Challenge 2012-13 participants
Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.