Campeones europeos

El juego comienza: Códigos de estudiantes europeos llegan a la Estación Espacial, con tres equipos españoles entre los finalistas.

15 enero 2013

Operar droides en el espacio no fue obstáculo para que una alianza germano-italiana alcanzara la meta final del concurso Zero Robotics. Los ganadores europeos dirigieron mini-robots para esquivar nubes virtuales de polvo y encuentros con satélites deshabilitados, todo en la ingravidez de la Estación Espacial Internacional. 

El concurso de este año dio la oportunidad, a unos 130 estudiantes de bachillerato de toda Europa, de operar droides en el espacio programando su software.  

Seis alianzas compuestas por equipos de los siguientes países:  España, que participaba en la final con 3 equipos, Italia, Alemania y Portugal.  Todos ellos pudieron comprobar desde ESTEC (el centro de tecnología e investigación espacial de la ESA, ubicado en los Países Bajos) cómo funcionaban sus códigos en la Estación Espacial.

El juego espacial RetroSpheres implicó a dos mini-robots compitiendo en una carrera cuyo fin era utilizar la menor cantidad posible de combustible. Durante el baile programado de tres minutos, las esferas, del tamaño de balones de voleibol, se movieron utilizando 12 chorros de gas comprimido.

Los competidores podían conseguir combustible extra de satélites inutilizados y sacar a  satélites de sus órbitas para obtener puntos extra, mientras navegaban hacia las nubes de polvo de sus oponentes. 

Final

“Es muy especial ver lo que han creado estos estudiantes y conseguir operar sus algoritmos en el espacio”, afirmó en la Estación Kevin Ford, de la NASA. El astronauta, junto con su compañero de tripulación Tom Marshburn, organizó los juegos desde el Laboratorio Kibo, de Japón.

El equipo con la mayor cantidad sobrante de combustible en las finales europeas fue la alianza BEER  – siglas de “Brotherhood of Esteemed European Researchers”, fraternidad de apreciados investigadores europeos. Los estudiantes de instituto de Alemania e Italia desarrollaron el software que calculó los caminos ganadores para sus robots en una emocionante final que demostró las leyes de movimiento de Newton. 

Uno de los equipos españoles quedo en tercer lugar en la final.

Futuro Robótico

Finalistas europeos.

El reto de controlar estos robots remotamente comenzó en los Estados Unidos, donde un intrépido  profesor del MIT (Massachusetts Institute of Technology) se inspiró en la saga de la Guerra de las Galaxias. La mini-nave ha sido utilizada en la Estación desde el año 2006 para probar maniobras.

El astronauta de la ESA André Kuipers, que el año pasado dirigió la competición desde la Estación, albergó el evento desde ESTEC. “Europa se está embarcando en misiones relacionadas con la robótica. Los robots son y serán de gran ayuda en el espacio”, señaló. 

El consumo de combustible para naves espaciales – dióxido de carbono en este caso – fue uno de los temas de programación para los estudiantes. “Muchos de nosotros no sabíamos nada acerca de ciencias de la computación antes de este concurso. El trabajo en equipo y las estrategias creativas nos ayudaron a conseguirlo”, explicó Jaime Sevilla, uno de los concursantes españoles. 

Los profesores estaban encantados de ver  sus alumnos aprendiendo a comunicarse entre ellos, adquiriendo conocimientos técnicos y estimulando su entusiasmo.

Pueden ver la grabación del evento complete pulsando en el enlace de la derecha.   

European finalists
Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.