El sorprendente universo visto con ojos de rayos X

Cartel de la Conferencia
4 octubre 2005

“Nuestra visión del Universo ha cambiado radicalmente en los últimos años”, declara Mike Watson, uno de los organizadores del macro-congreso “El Universo en Rayos X” celebrado la semana pasada en El Escorial, Madrid. Watson se refiere a los resultados de los telescopios espaciales de rayos X, como el XMM-Newton, de la ESA. Entre las áreas más afectadas por los nuevos hallazgos están los agujeros negros, cuyo papel en el cosmos está resultando ser más importante de lo esperado.

“El congreso ha resultado un éxito enorme. Se han presentado resultados espectaculares, la gente está muy contenta”, dijo Norbert Schartel, jefe científico de XMM-Newton. La reunión ha convocado a casi 400 astrónomos de todo el mundo, que han presentado trabajos en múltiples áreas de la astrofísica, desde cometas y planetas hasta regiones de formación estelar, galaxias, cúmulos de galaxias, explosiones de rayos gamma y origen y evolución del Universo.

Se exhibieron más de 230 posters temáticos

El avance en el conocimiento del universo en rayos X ha sido espectacular desde el lanzamiento de los telescopios espaciales XMM-Newton, de la ESA, y Chandra, de la NASA, en 1999. Ambos telescopios siguen aún trabajando a muy buen ritmo.

Richard Mushotzky, del Centro Espacial Goddard de la NASA, implicado en ambos telescopios, puso los avances en perspectiva: “Las primeras detecciones de rayos X de objetos astronómicos distintos del Sol se produjeron en 1962, con instrumentos a bordo de un cohete. Fueron premiadas con el Nobel. Hoy nuestros telescopios son 10 millones de veces más sensibles; tienen 50.000 veces más resolución angular; y son 10.000 veces mejores a la hora de hacer espectroscopía”.

El estudio de los agujeros negros es una de las áreas en que los cambios han sido más espectaculares. En los inicios de la astronomía de rayos X apenas se conocían unos pocos ‘candidatos’ a agujeros negros que los investigadores identificaban por exclusión –no podían explicar las observaciones con ningún otro tipo de objeto conocido.

Foto oficial de los participantes

“Hoy se tiene la certeza de que hay un agujero negro en el centro de todas y cada una de las galaxias, incluida la nuestra, y que es posible que esté ahí antes que las propias estrellas”, explicó Guenther Hassinger, del Instituto Max Planck para Física Extraterrestre (Alemania).

Algunos investigadores, como Andy Fabian, del Instituto de Astronomía de Cambridge (Reino Unido), llegan a observar materia muy cerca del propio agujero negro, a una distancia de sólo dos o tres veces el radio a partir del cual nada puede escapar del propio agujero.

Es más, ya se tienen suficientes datos como para empezar a preguntarse cómo se forman y cómo evolucionan los agujeros negros. Las respuestas a estas preguntas empiezan a dibujar un panorama sorprendente: “Estamos viendo que son cruciales en la construcción del Universo”; dice Hassinger. “Cuando la galaxia crece, el agujero crece. Y cuando dos galaxias se unifican, el agujero negro tiene un papel fundamental a la hora de determinar el tipo de galaxia que resulta”.

Para más información por favor contactar con:
Mónica Oerke
Tel: + 34 91 813 13 59
Fax: + 34 91 813 12 19

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.