Una región de gas frío en la constelación de la Cruz del Sur

Espectaculares nuevas imágenes de Herschel: intensa formación estelar en nubes de gas frío

2 octubre 2009

Las espectaculares imágenes de nubes de gas frío obtenidas por el telescopio espacial Herschel, de la Agencia Europea del Espacio (ESA), muestran una intensa, inesperada actividad de formación estelar. La región, oscura y gélida, está salpicada de fábricas estelares, como perlas en un collar cósmico.

El pasado 3 de Septiembre Herschel apuntó su telescopio a una región de gas frío en la constelación de la Cruz del Sur, cerca del Plano Galáctico. A medida que el telescopio barría el cielo, los instrumentos SPIRE (Spectral and Photometric Imaging REceiver) y PACS (Photoconductor Array Camera and Spectrometer) a bordo de Herschel captaron las imágenes. La región está situada a unos 60º del Centro Galáctico, a miles de años luz de la Tierra.

Las imágenes se han obtenido en luz infrarroja de cinco longitudes de onda distintas; a cada longitud de onda se le ha asignado un color, de forma que los científicos pueden ahora distinguir fácilmente entre el material muy frío, en rojo, del que está algo más templado, que se muestra en azul.

Las imágenes permiten distinguir estructuras en el gas y el polvo fríos presentes en nuestra galaxia, algo nunca observado hasta ahora. Incluso antes de llevar a cabo un análisis detallado, los científicos han podido estimar la cantidad de material, su masa, su temperatura y su composición, y si está colapsando para dar lugar a la formación de nuevas estrellas.

Imagenes de los instrumentos SPIRE and PACS de Herschel

Nadie esperaba que una región fría como esta estuviera bullendo de actividad. Pero las imágenes revelan un sorprendente revuelo; el material interestelar se está condensando en filamentos interconectados, que brillan iluminados por la luz emitida por estrellas recién nacidas en diversos estadíos de desarrollo. La nuestra es una galaxia incansable, que produce constantemente nuevas generaciones de estrellas

Las estrellas se forman en nubes densas y frías. Al contrario que en las imágenes obtenidas a una única longitud de onda, en estas observaciones es fácil visualizar los filamentos que indican que la formación estelar está en marcha.

Tradicionalmente, en una región tan poblada como esta, situada en el plano de nuestra galaxia y que muestra muchas nubes moleculares en la línea de visión, a los astrónomos les ha costado mucho distinguir detalles. Pero la sofisticada instrumentación infrarroja de Herschel ha facilitado enormemente la tarea, gracias a que permite ver a través de un polvo que resulta opaco en luz visible y además capta el brillo del polvo en sí mismo. Estas observaciones no pueden realizarse desde tierra.

El resultado es la visión de una compleja red de filamentos, y de detalles que sugieren sucesos de formación estelar casi simultáneos, brillando como perlas en las profundidades de nuestra galaxia.

Imagen captada por el instrumento PACS de Herschel
Imagen captada por el instrumento SPIRE de Herschel
Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.