¿Estamos a salvo de la explosión de rayos gamma?

Gamma-ray bursts
Explosiones de rayos gamma: las explosiones más potentes del Universo
17 septiembre 2003

Todos los días durante unos cuantos segundos, la Tierra es bombardeada por los rayos gamma que se crean como consecuencia de las explosiones cataclismáticas que tienen lugar en galaxias lejanas. Estas explosiones, similares a las supernovas, son conocidas como “explosiones de rayos gamma” o GRB (por las siglas de la expresión inglesa Gamma Ray Burst).

Los astrónomos del observatorio de rayos X de la ESA, el XMM-Newton, están estudiando la causa de estas explosiones insólitas de rayos X despedidas uno o dos días después de la explosión inicial.

¿Amenaza para la vida?

La violencia de estos procesos, no obstante, plantea la siguiente cuestión, ¿qué ocurre con el espacio que rodea a una RGB? Hace unos años, algunos astrónomos creían que una GRB podría acabar con la vida de la galaxia denominada “anfitriona” (galaxia en la que se produce la explosión).

Esta visión, en la actualidad, se considera pesimista ya que las últimas evidencias muestran que las GRB centran su energía a lo largo de dos haces de luz estrechos, tal y como haría un faro en la Tierra, en lugar de explotar en todas las direcciones como una bomba.

Esto no significa que las GRB no sean peligrosas. Algunas teorías sugieren que cualquier objeto alcanzado por el haz, hasta una distancia de 200 años luz, se volatilizaría.

¿Se han producido GRB en nuestra galaxia?

Aunque ninguna de las GRB recientemente detectadas parece ser lo suficientemente intensa, los acontecimientos de un pasado remoto son otra cuestión. “Hay muchos restos de supernovas en nuestra galaxia, por lo que sospecho que lo más probable es que se hayan producido también muchas GRB”, explica el astrónomo de la ESA Norbert Schartel.

XMM-Newton spacecraft
XMM-Newton

Aunque los astrónomos aún no hayan detectado una GRB muy cercana, ya han captado la mayoría de las más alejadas. El observatorio de rayos gamma de la ESA, el Integral, sigue recopilando a diario información muy valiosa sobre las GRB, pero el año pasado, el XMM-Newton registró el desvanecimiento de la postluminiscencia de los rayos X que acompañaron a una GRB.

Cuando Schartel y sus colaboradores analizaron los resultados, encontraron que los rayos X contenían “huellas” de gas que brillaba como el rayo X equivalente a una lámpara fluorescente de “neón”.

Relación entre las GRB y la explosión de estrellas

Months after a gamma-ray burst, the afterglow fades away
Meses después de una explosión de rayos gamma, la postluminiscencia va apagándose

Ésta fue la primera de una serie de pruebas irrefutables sobre la vinculación entre las GRB y la explosión de estrellas, similares a las supernovas. Ahora, el XMM-Newton ha capturado otra postluminiscencia de rayos X que muestra unas características similares, lo que consolida este vínculo.

Gracias a esta información y al descubrimiento de explosiones visibles de algunas GRB con el telescopio espacial Hubble de la NASA y de la ESA, los astrónomos han podido reconstruir las piezas del rompecabezas.

Parece ser que la explosión de una estrella es sólo el primer paso. La propia GRB se genera un poco después, aunque aún se desconoce si es cuestión de horas, días o incluso semanas. La GBR se crea cuando el centro de explosión de la estrella se transforma en un “agujero negro” y los rayos X son liberados a medida que la onda de choque colisiona con el gas emitido por la explosión original de la estrella.

¿Las RGB constituyen una amenaza?

Aún queda otra cuestión pendiente: ¿podríamos volatilizarnos como consecuencia de una GRB cercana? La respuesta es no, aunque se detecten GRB casi a diario, dispersas de forma aleatoria por todo el Universo, es muy improbable que esto ocurra. No existen estrellas a menos de 200 años luz de nuestro Sistema Solar del tipo de las que explotan como una GRB, por lo que no es probable que presenciemos un acontecimiento de este tipo a corto plazo.

No obstante, la ESA seguirá realizando estudios científicos sobre estos fascinantes y estremecedores acontecimientos cósmicos durante los próximos años.

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.