Europa entrega el primer instrumento del JWST

Preparativos de MIRI para los ensayos de vibración
9 mayo 2012

MIRI, el primer instrumento del Telescopio Espacial James Webb en ser completado, fue entregado a la ESA esta mañana en una ceremonia celebrada en Londres. El instrumento será enviado próximamente a la NASA, quien lo integrará con el resto del satélite en preparación para su lanzamiento en 2018.

La entrega de MIRI, el Instrumento para el Infrarrojo Medio, marca un importante hito en el programa del Telescopio Espacial James Webb (JWST, en sus siglas en inglés), un telescopio espacial en la banda del infrarrojo con un área colectora más de dos veces y media más grande que la del telescopio espacial Herschel de la ESA – que, a día de hoy, continua siendo el mayor telescopio científico en la banda del infrarrojo jamás puesto en órbita.

El consorcio europeo encargado del desarrollo de MIRI entregó oficialmente el instrumento a la Agencia Espacial Europea esta mañana, tras completar una rigurosa campaña de ensayos y calibración, en la que MIRI demostró estar preparado para contribuir a la vanguardia científica.

“Todos los miembros del equipo están muy satisfechos de que nuestro duro trabajo y dedicación hayan dado como resultado un instrumento capaz de satisfacer todas nuestras expectativas científicas”, explica Gillian Wright, el Investigador Principal europeo para MIRI.

“Es fantástico haber sido los primeros en alcanzar este importante hito en el desarrollo del JWST”.

MIRI durante los ensayos de alineación

“Ahora ya podemos empezar a contar los días para realizar importantes descubrimientos científicos con MIRI, tan pronto como se encuentre en órbita”.

MIRI está compuesto por una cámara y por un espectrómetro. Cuando se encuentre en el espacio, a bordo del JWST, operará en las longitudes de onda del infrarrojo, manteniéndose a una temperatura extremadamente baja: -266°C, a tan sólo 7°C por encima del cero absoluto.

Es necesario mantener el instrumento a esta temperatura inusualmente baja para evitar que su propia emisión infrarroja enmascare las tenues señales de los objetos a estudiar.

Representación artística del JWST en órbita

MIRI será capaz de mirar a través de las densas capas de polvo que cubren las regiones de formación de nuevas estrellas, observará galaxias próximas a los comienzos del Universo, y estudiará la formación de nuevos planetas y la composición del medio interestelar.

“Este proyecto era todo un reto, pero los científicos e ingenieros europeos, junto a nuestros compañeros estadounidenses y canadienses, han sido capaces de afrontarlo y ya están entregando los componentes clave del JWST a la NASA”, explica Mark McCaughrean, Responsable del Departamento de la ESA para el Apoyo Científico a la Investigación.

“El proyecto JWST está deseando recibir a MIRI”, comenta Matthew Greenhouse, Científico de Proyecto para el Módulo Integrado de Instrumentos Científicos (ISIM) del JWST, en el Centro Espacial Goddard de la NASA.

“La entrega de MIRI marca el comienzo de la integración de ISIM, un hito para la NASA en el desarrollo del JWST”.

La ESA también lidera el desarrollo de otro de los cuatro instrumentos científicos del JWST: NIRSpec, el Espectrógrafo para el Infrarrojo Cercano, que analizará el espectro de más de 100 galaxias o estrellas de forma simultánea para estudiar el proceso de formación de nuevas estrellas y la abundancia de los elementos químicos en distantes galaxias.

El JWST se lanzará en el año 2018 a bordo de un Ariane 5, que partirá desde el Puerto Espacial Europeo en Kourou, Guayana Francesa.

El Telescopio Espacial James Webb operará desde una órbita entorno al segundo punto de Lagrange, L2, del sistema Sol-Tierra, un punto de equilibrio gravitatorio situado a 1.5 millones de kilómetros de nuestro planeta en dirección opuesta al Sol, cuatro veces más lejos de nosotros que la Luna.

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.