Expertos de todo el mundo alertan de la necesidad de eliminar basura espacial

Concept for future deorbit mission
26 abril 2013

Limpiar el espacio de desechos y lanzar satélites que no generen nuevos fragmentos de basura espacial es una necesidad urgente, según los expertos participantes en la mayor conferencia sobre basura espacial jamás celebrada en Europa.

Las conclusiones de la 6º Conferencia Europea sobre Basura Espacial fueron dadas a conocer ayer durante la rueda de prensa de clausura en el Centro Europeo de Operaciones Espaciales (ESOC), en  Darmstadt, Alemania. 

Las futuras misiones espaciales deberán ser sostenibles, y contemplar una forma segura de eliminación del satélite una vez completadas. La cantidad de residuos actualmente en órbita exige que las acciones para eliminarlos empiecen pronto, para lo que se necesita con urgencia investigación y desarrollo en misiones piloto 'de limpieza'.

Ver la repetición de la rueda de prensa con las conclusiones de la 6a Conferencia sobre basura espacial, celebrada el 25 de abril 2013, en ESA/ESOC

La eliminación de los restos de chatarra espacial es un problema ambiental de dimensiones globales, que debe ser abordado en un contexto internacional que incluya a las Naciones Unidas. 

Estos resultados fueron expuestos ante los más de 350 asistentes a la conferencia, representantes de las principales agencias espaciales, la industria, los Gobiernos y las universidades y centros de investigación de todo el mundo.

Expert consensus on the need to act

“Los expertos coinciden en la necesidad acuciante de empezar ya con las actividades de eliminación de residuos”, dijo Heiner Klinkrad, director de la Oficina de Basura Espacial de la ESA.

Future debris density at poles with and without active debris removal
Future debris density at poles with and without active debris removal

“El grado de conocimiento que tenemos ahora sobre el problema de la basura espacial es equiparable al que teníamos hace veinte años sobre la necesidad de hacer frente al cambio climático”. 

Los expertos coincidieron en que el crecimiento constante de la cantidad de residuos en el espacio supone una amenaza cada vez mayor para regiones de la órbita económica y científicamente de gran importancia. 

Además de proporcionar beneficios diarios a los ciudadanos y a la economía en general, la infraestructura actual de los sistemas de satélites tiene un gran valor. El coste de sustituir los alrededor de mil satélites ahora en órbita se estima en unos 100.000 millones de euros. Perder estos satélites tendría para la economía en su conjunto un impacto superior en varios órdenes de magnitud. Sería una pérdida para la sociedad con consecuencias graves.

“Las medidas para prevenir la generación de nuevos residuos, y para desorbitar satélites muertos, son  exigentes desde el punto de vista tecnológico y potencialmente muy caras. Pero no hay alternativa, si queremos preservar el espacio como un recurso”, señala.

“Los costes directos y los de perder nuestros satélites superarían con mucho el coste de las acciones para evitarlo”.

The Space Debris Story 2013

Estas conclusiones fueron presentadas por investigadores senior y especialistas del Centro Aeroespacial Alemán DLR; la agencia espacial francesa CNES; la agencia espacial italiana ASI; la Agencia Espacial del Reino Unido; el Comité de Investigación Espacial; la Academia Internacional de Astronáutica; y la ESA.

Los operadores de satélite de todo el mundo, incluyendo los de telecomunicaciones; clima; navegación; o las misiones para vigilar el clima, están ahora concentrando sus esfuerzos en controlar la basura espacial.

El objetivo último es prevenir una avalancha de colisiones en cadena en las próximas décadas. 

6th European Conference on Space Debris
Sixth European Conference on Space Debris

La ESA, como agencia de tecnología espacial y operaciones, considera un objetivo estratégico el desarrollo de tecnologías de eliminación activa de residuos. 

La ESA está reforzando varias acciones de investigación relacionadas con la basura espacial, en marcha ya desde hace tiempo. Esto incluye la mejora del conocimiento sobre dónde se encuentran los restos, y sobre su evolución, recurriendo a mediciones con alta sensibilidad y a modelos mejorados de las fuentes de los residuos. 

La nueva iniciativa Clean Space (Espacio Limpio, literalmente) incluye el desarrollo de nueva tcnología para acercarse a los restos, capturarlos y sacarlos de la órbita. Ya hay una misión en estudio.

Clean Space también desarrollará técnicas para paliar el problema, como dispositivos activos y pasivos para deorbitar restos y medios para que los satélites inoperativos dejen de ser peligrosos.

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.