Imágenes del cometa 9P/ Tempel 1 obtenidas con el telescopio OGS (filtro rojo)

Gas y polvo del cometa 9P/Tempel 1 visto desde el Observatorio del Teide

5 julio 2005

El polvo y el gas del cometa 9P/Tempel 1 observados por el telescopio óptico de un metro de la ESA OGS, situado en el Observatorio del Teide, en Tenerife (Islas Canarias).

Para estudiar aspectos diferentes del cometa se han empleado dos filtros diferentes de luz visible: los rojos de ‘banda ancha’ permitieron la detección del polvo, mientras que los azules de ‘banda estrecha’, que filtran sólo compuestos gaseosos de carbono, permiten concentrarse en las emisiones gaseosas del cometa.

El primer grupo de imágenes (arriba) fueron tomadas con un filtro rojo cuatro días antes y unas 15 horas después, respectivamente, del impacto. La exposición duró 10 minutos. Las imágenes muestran la atmósfera (coma) de polvo del cometa. El brillo del polvo ha aumentado un 50%.

Como resultado del impacto ha aparecido un fuerte chorro en dirección norte-noroeste. La atmósfera es en su conjunto muy asimétrica; todas las estructuras que se aprecian deben haber sido creadas por el impacto.

Atmósfera gaseosa del cometa 9P/Tempel 1 obtenidas con el telescopio OGS (filtro de banda estrecha)

El segundo grupo de imágenes de Tempel 1 obtenidas por el telescopio OGS usan un filtro de banda estrecha (banda de emisión C2). Muestran el gas de la atmósfera mezclado con partículas de polvo más pequeñas que las observadas en la imagen con el filtro rojo.

Las imágenes se tomaron dos días antes y 16 horas después del impacto respectivamente. También aquí el brillo de la coma ha aumentado un 50%, y de nuevo se aprecia el mismo chorro.

Polvo del cometa 9P/ Tempel 1 obtenidas con el telescopio OGS (filtros azul/rojo)

En el tercer grupo de imágenes se ve a Tempel 1 unas 16 horas tras el impacto. Las dos imágenes muestran el reflejo de la luz azul (filtro BC) y roja (filtro RC) procedente de la nube de polvo rodeando el núcleo del cometa.

Estos reflejos muestran partículas de polvo de diferentes tamaños, las azules menores que las rojas. Los chorros de las más pequeñas apuntan al norte (imagen BC), mientras que el ‘jet’ de las mayores (imagen RC) está rotado 45º hacia el noreste. Esto significa que la dirección en que fueron eyectadas las partículas tras el impacto depende de su tamaño.

Estas imágenes incluyen al telescopio OGS de la ESA en la red de observatorios basados en Tierra que participan en una de las mayores campañas de observación jamás organizadas, la del seguimiento del impacto con un cometa el pasado 4 de julio.

Para más información:

Rita Schulz, Investigadora Principal para las observaciones con OGS, ESA-ESTEC (Holanda)
E-mail: rita.schulz @ esa.int

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.