Historia de la exploración de Marte

A pesar de que Marte es el vecino planetario más próximo a la Tierra, es un lugar difícil de visitar. Ha habido casi cuarenta intentos de enviar misiones a Marte, de los que más de la mitad fracasaron.

De hecho, algunos científicos hablan incluso del "Demonio de Marte", una fuerza imaginaria que sabotea las naves que viajan al Planeta Rojo.

Mariner 4

Las naves que han funcionado correctamente han revelado un mundo de maravillas seductoramente similar, y exóticamente diferente, de la Tierra. La primera misión con éxito a Marte, Mariner 4, fue lanzada por la NASA el 28 de noviembre de 1964. Pasó a 6.120 millas de Marte y envió 22 fotos, tal como se había planeado.

Mars 3

La primera nave que entró en órbita de Marte fue Mars 2, lanzada por Rusia en 1971. Su nave hermana, la Mars 3, entró también en órbita de Marte y logró soltar un módulo de aterrizaje que funcionó durante 20 segundos; los expertos sospechan que fue destruido por una tormenta de polvo.

La primera sonda orbital de la NASA a Marte logró su objetivo el mismo año.

Viking

Sin embargo, las misiones que popularizaron la exploración de Marte fueron sin duda las naves gemelas Viking, a mediados de los 70. Ambas consistieron en un vehículo orbital y un módulo de aterrizaje. Estos últimos obtuvieron las primeras imágenes detalladas de la superficie de Marte.

Mostraban un paisaje desértico, parecido, por la temperatura, a la tundra de la Tierra. Las Viking mapearon el 97% del planeta.

Phobos 1

La exploración de Marte se interrumpió durante más de dos décadas, en las que sólo se produjeron intentos fallidos o logros parciales (la sonda orbital/módulo de aterrizaje soviética Phobos se perdió de camino a Marte en 1989; la Phobos 2 también se perdió en 1989 cerca de la luna marciana Phobos; y la estadounidense Mars Observer se perdió en 1993 justo antes de la llegada a Marte.

Mars Global Surveyor fue la primera misión al Planeta Rojo en veinte años que alcanzó su objetivo. Se lanzó en 1996 y entró en órbita en 1997.

Mars Pathfinder

El mismo año, la política "mejor, más rápido y más barato" de la NASA colocó a Mars Pathfinder en la superficie del Planeta Rojo. El pequeño vehículo todoterreno, Sojourner, recorrió la superficie durante semanas analizando rocas y cautivando al público en general.

Desgraciadamente aquello no supuso el inicio de un renacimiento glorioso en la investigación de Marte, porque el "Demonio de Marte" volvió a atacar e inutilizó o produjo numerosos desperfectos a las cuatro misiones siguientes.

Las sondas orbitales y módulos de aterrizaje rusos de 1996, que contenían diversos experimentos europeos, se perdieron en un accidente del cohete lanzador en 1996. La sonda orbital estadounidense Mars Climate Orbiter se extravió a su llegada a Marte en 1999, y lo mismo les ocurrió a las sondas Mars Polar Lander/Deep Space 2 en 1999.

Sin embargo, en 2001, la Mars Odyssey de Estados Unidos entró en órbita con experimentos científicos diseñados para hacer observaciones globales de Marte. Esta nave también servirá para transmitir datos de las naves estadounidenses y europea que llegarán a Marte en 2003 y 2004.

No obstante, el año 2003 ha visto renacer el interés por Marte con un aumento de las misiones allí dirigidas. ESA lanza Mars Express, con su módulo de aterrizaje Beagle 2, y la NASA los dos vehículos todoterreno Spirit y Opportunity.

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.