Imágenes del impacto en primera fila desde ESAC (Madrid)

Norbert Schartel, Responsable Científico de la misión XMM-Newton
4 julio 2005

A las 6:30 de la mañana de hoy 4 de Julio había ya una intensa actividad en el centro de control del telescopio espacial XMM-Newton, de la ESA. En el Centro Europeo de Astronomía Espacial (ESAC), cerca de Madrid, los controladores preparaban al satélite para participar en una de las campañas de observación más masivas jamás organizadas, la de la misión Deep Impact en el cometa Tempel 1. Quieren ver el espectáculo en primera fila.

El interés es grande. XMM-Newton, uno de los mayores telescopios espaciales jamás construidos en Europa, detecta radiación en rayos X. Tras el impacto con el proyectil de la Deep Impact podría haber emisión de este tipo por diversos mecanismos: bien por la interacción entre el viento solar y el gas expulsado al espacio; o bien porque el polvo eyectado refleje los rayos X del sol, o por ambos procesos. Lo interesante es observar por primera vez material del interior del cometa, normalmente no accessible a las observaciones.

Operadores comentando datos en la sala de control de XMM-Newton en ESAC

Los ingenieros tropiezan con un problema: cuando tenga lugar el impacto XMM-Newton estará aún en un punto de su órbita entorno a la Tierra donde la radiación procedente del Sol es alta, y por tanto podría dañar los detectores del telescopio. Antes de empezar a observar hay que asegurarse de que eso no ocurrirá, y así se hace. No obstante, los comandos pre-programados en el telescopio no se pueden ejecutar más que para uno de los instrumentos, así que hay que introducir el resto manualmente.

La observación comienza a las 7;28 hora local con el Monitor Óptico, la única cámara de XMM-Newton que detecta luz visible y ultravioleta. Un cuarto de hora más tarde se ponen a trabajar también los dos espectrógrafos y dos de las tres cámaras de rayos X –hay tres, pero la tercera, más lenta en el arranque, empezará a funcionar pocos minutos tras el impacto.

María Santos-Lleo, Responsable del soporte a usuarios de la misión XMM-Newton, desde la sala de control de ESAC

El choque del proyectil de la Deep Impact con el cometa tiene lugar a las 7:52. En el centro de control las pantallas del Monitor Óptico reciben los datos: no hay duda, se observa a la perfección cómo el cometa ahora herido multiplica su luminosidad. Los ingenieros contemplan encantados las instantáneas.

Los datos de las cámaras y los espectrógrafos de rayos X siguen llegando al centro de control, y seguirán haciéndolo hasta alrededor de la 1:30 de hoy. No es posible saber aún si realmente se ha detectado o no emisión de rayos X: hay que esperar al procesado de los datos. Continuará.

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.