La ESA ha lanzado con éxito el satélite Cryosat-2 para medir el hielo

Liftoff of ESA's CryoSat-2
9 abril 2010

La primera misión europea dedicada al estudio de la capa de hielo del planeta ha sido lanzada hoy con éxito desde Kazajstán. Desde su órbita polar, los datos que enviará CryoSat 2 a la Tierra proporcionarán nuevas pistas sobre cómo la cubierta de hielo terrestre se ve afectado por el cambio climático y su rol en el 'sistema tierra'.

El satélite CryoSat-2 fue lanzado a las 15:57 CEST (13:57 UTC) con un cohete Dnepr proporcionado por la Compañía Espacial Internacional Kosmootras desde el Cosmódromo de Baikonur. La señal confirmando la separación del satélite de su lanzador llegó 17 minutos después desde la estación de tierra de Malindi, en Kenia.

CryoSat-2 reemplaza al original Cryosat, perdido en 2005 en un lanzamiento fallido. Los objetivos de la misión, sin embargo, siguen siendo los mismos: medir los cambios en el grosor de la vasta cubierta de hielo en la Antártida y Groenlandia, así como las variaciones en la relativamente delgada capa de hielo sobre los océanos polares.

Cryostat2 successfull launch
Exitoso lanzamiento de la misión del hielo de la ESA, Cryosat-2

"Sabemos gracias a los radares en satélites que el hielo marino está disminuyendo, pero hay aún una urgente necesidad de entender cómo está cambiando el volumen de hielo", comentó Volker Liebig, Director de Programas de Observación de la Tierra de la ESA. "Para hacer estos cálculos los científicos necesitan información sobre el grosor de la capa de hielo, que es exactamente lo que les proporcionará Cryosat. Estamos deseosos de recibir los primeros datos de esta misión".

El lanzamiento de Cryosat-2 es un importante logro del programa de Observación de la Tierra de la ESA: ya son tres el número de satélites Earth Explorer actualmente en órbita, todos ellos lanzados en poco más de 12 meses. Cryosat ha sido lanzada después de la misión GOCE para el estudio de la gravedad terrestre -lanzada en Marzo de 2009-, y de SMOS -para medir la salinidad del mar y la humedad del suelo, lanzado el pasado Noviembre-.

Los satélites Earth Explorer representan una respuesta directa a cuestiones identificadas por la comunidad científica, y aspiran a aumentar lo que se sabe sobre el funcionamiento de la Tierra como sistema.

CryoSat measures the freeboard of floating sea ice.
CryoSat measuring sea ice

En respuesta a esta demanda Cryosat-2 está equipado con el primer radar altímetro preparado par medir superficies heladas. Su carga útil primaria, el sofisticado radar altímetro interferométrico SIRAL, ha sido desarrollado por Thales Alenia Space para medir el grosor del hielo que flota en los océanos y registrar los cambios en las capas de hielo terrestre- en particular en las costas de donde surgen los icebergs.

El satélite CryoSat-2 fuue construido por un consorcio liderado por EADS Astrium. El satélite está en órbita polar y alcanza los 88º de latitud, es decir, se aproxima a los polos mucho más que los demás satéllites de observación de la Tierra. Esto significa que se logra cubrir un área adicional de unos 4.6 millones de kilómetros cuadrados. Esta cobertura extra es una superficie mayor que la de los 27 países de la Unión Europea. La combinación de alta tecnología a bordo y órbita polar resulta clave para entender mejor la relación entre hielo y clima.

Ahora que Cryosat-2 está en órbita, el Centro de Control de la Misión en el Centro Europeo de Operaciones Espaciales (ESOC) de la ESA en Darmstadt, Alemania, se dedica de lleno a la crítica fase LEOPS (siglas de Fase de Lanzamiento y Fase de Operaciones Tempranas).

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.