La comunidad científica nos transmite que está muy contenta con SMOS

Manuel Martín Neira
14 junio 2010

El ingeniero de la ESA Manuel Martín-Neira acaba de ser galardonado con el premio Rey Jaime I de Nuevas Tecnologías, por su trabajo con los sistemas de navegación global por satélite y la interferometría en microondas. Los desarrollos de Martín Neira servirán, entre otras aplicaciones, para la detección temprana de tsunamis desde el espacio y para estudiar el cambio climático.

Este ingeniero español de Telecomunicaciones, formado en la Universidad Politécnica de Cataluña, comenzó a trabajar en la ESA en 1988 como Young Graduate Trainee –Joven Licenciado en Formación-. Tras trabajar en la compañía española GMV volvió a la ESA en 1992, para desarrollar tecnologías y conceptos innovadores para instrumentos de teledetección. Uno de estos instrumentos fue MIRAS, a bordo de la misión SMOS para medir la salinidad del océano y la humedad del suelo. Manuel Martín-Neira ha sido Ingeniero del Instrumento Principal de SMOS.

Pregunta: El galardón premia también aportaciones suyas que permitirán sacar mucho más provecho científico a la señal de los satélites de navegación, como los de la constelación GPS o el programa europeo Galileo. ¿En qué consiste su trabajo en este terreno?

Respuesta: Estos satélites se pueden aprovechar para realizar diferentes mediciones científicas; la señal que ellos envían a la Tierra vuelve al espacio reflejada, y analizando este reflejo se puede obtener información sobre por ejemplo el relieve de la superficie del océano o la altura de las olas, el espesor del hielo o la cantidad de cubierta vegetal en la superficie terrestre. También se puede deducir la velocidad de las corrientes marinas, o el comportamiento de los remolinos –que pueden tener más de 100 kilómetros de diámetro-.

SMOS in orbit
SMOS in orbit

Pregunta: ¿Y esto se podrá hacer sin enviar más satélites al espacio, simplemente procesando los datos que proporcionan los que ya hay?

Respuesta: Sí. Y lo más interesante es que estos sistemas permanecerán en funcionamiento durante décadas y serán cada vez mejores tecnológicamente; eso nos dará series de medidas muy largas.

Pregunta: ¿Se han hecho ya este tipo de medidas? R.: Aún no. Se ha hecho muchas medidas en Tierra, desde puentes y aviones, y un experimento con una antena GPS a bordo del satélite británico UK-DMC, el cual demostró que, efectivamente, la señal reflejada se detecta bien. Lo que nos interesa ahora es saber qué precisión se podría alcanzar con este tipo de medidas. ¿Hablamos de errores de centímetros en la topografía oceánica o el espesor del hielo? No lo sabemos aún.

Pregunta: ¿Cómo se va a seguir investigando eso?

Respuesta: Empezamos a trabajar ahora en “PARIS”, un pequeño satélite, de unos 150 Kg, con una antena específica para detectar la señal reflejada, que esperamos lanzar hacia 2016.

Pregunta: Usted ha seguido muy de cerca, en ESAC (Centro Europeo de Astronomía Espacial), la fase de puesta en marcha científica –commissioning- del satélite SMOS. ¿Cómo se está portando SMOS?

Respuesta: Sí, en la fase de comisionado he estado enteramente dedicado a SMOS. Hay partes del procesado de la señal que debemos mejorar y lo estamos haciendo, aunque es algo que teníamos ya previsto. Lo importante es que la comunidad científica nos transmite que está muy contenta con los datos que está empezando a recibir, y eso es algo enormemente satisfactorio cuando llevas trabajando tanto tiempo en un proyecto. En SMOS todo ha sido novedoso: la técnica de medida, la tecnología, los métodos de recuperación de los parámetros geofísicos… Todos hemos tenido que aprender, los científicos y nosotros, los ingenieros.

Pregunta: ¿Qué le atrae más, el desarrollo técnico en sí de los proyectos, o el ver que esta técnica genera conocimientos científicos?

Respuesta: Absolutamente todo. Me siento implicado desde la parte más teórica del desarrollo de la instrumentación nueva, como en el caso de MIRAS o PARIS, a las fases de construcción y calibración. El lanzamiento y la parte de commissioning también son muy interesantes, porque por fin ves el satélite en funcionamiento.

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.