La misión SMOS cobra vida

SMOS en órbita
21 mayo 2010

La semana pasada concluyó la fase de puesta en servicio del satélite SMOS de la ESA, que entra así oficialmente en la fase de operaciones científicas. Este hito significa que la misión ya está lista para comenzar a proporcionar datos sobre la humedad del suelo y sobre la salinidad de los océanos, fundamentales para comprender mejor el ciclo del agua en la Tierra.

El satélite SMOS (acrónimo inglés de “Humedad del Suelo y Salinidad de los Océanos”) fue lanzado el pasado 2 de Noviembre de 2009, y durante los últimos seis meses ha sido sometido a un intenso programa de calibración y de puesta en servicio, preparándose para desarrollar las operaciones científicas para las que ha sido diseñado.

Durante los tres días de la reunión celebrada la semana pasada en Ávila, España, se revisaron todos los elementos de la misión y se declararon listos para empezar la fase de operaciones. Esta reunión ha marcado el final oficial de la fase de puesta en servicio.

La responsabilidad de la misión ha sido transferida del Director del Proyecto para la ESA, Achim Hahne, quien llevó las riendas de la misión desde la aprobación del proyecto en 2001, a Susanne Mecklenburg, Directora de la Misión SMOS para la ESA, que gestionará la recepción de los datos y su distribución a la comunidad científica internacional.

SMOS team in Ávila
El equipo de SMOS en Ávila

“Me gustaría agradecer el excelente trabajo de todos mis compañeros de la ESA, del CNES y de la industria, desde que el proyecto era un simple boceto hasta convertirse en una realidad en órbita”, declaró Achim Hahne.

“Ha sido un privilegio trabajar en esta innovadora misión, no sólo porque proporcionará información esencial para comprender cómo funciona la Tierra como sistema, sino que demuestra la excelencia de la tecnología europea.”

“A partir de ahora, nuestro ‘bebé’ estará en las manos expertas de Susanne. Estamos deseando ver cómo los esperados datos de SMOS ayudan a la comunidad científica y encuentran aplicaciones prácticas en nuestra vida cotidiana.”

Midiendo la humedad del suelo

SMOS se basa en un innovador radiómetro interferométrico que trabaja en la banda-L de las microondas para medir la ‘temperatura de brillo’ de la superficie de la Tierra. Estas imágenes permitirán generar mapas globales de la humedad del suelo cada tres días y mapas de la salinidad promedia de los océanos sobre periodos de 30 días.

Gracias a la monitorización constante de estas dos variables, SMOS permitirá comprender mejor el ciclo del agua entre la superficie de la Tierra y la atmósfera y ayudará a mejorar los modelos climáticos y meteorológicos.

Además, los datos obtenidos por SMOS encontrarán una aplicación práctica en áreas como la agricultura o la gestión de los recursos hidrológicos.

“Hasta ahora, la misión ha progresado a un ritmo estupendo, estamos muy satisfechos de ver que la comunidad científica ya ha conseguido resultados preliminares con los datos de calibración. Los datos de la temperatura de brillo se publicarán en Junio, y los datos procesados de la humedad del suelo y de la salinidad de los océanos estarán disponibles a partir de Septiembre, tras una nueva fase de validación.”

La Agencia Espacial Europea ha lanzado tres satélites del programa Earth Explorers (Exploradores de la Tierra) en poco más de 12 meses. La misión GOCE para el estudio del campo gravitatorio de la Tierra fue lanzada en Marzo de 2009, seguida por SMOS en Noviembre del mismo año y por la misión CryoSat para el estudio del hielo que cubre nuestro planeta, puesta en órbita el mes pasado.

Los resultados de estas tres misiones se presentarán a la comunidad científica en el Simposio “Living Planet” que será celebrado a finales de Junio en Bergen, Noruega.

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.