La misión de la SMART-1 a la Luna finaliza al impactar contra su superficie

3 septiembre 2006

ESA PR 31-2006. En las primeras horas de esta mañana un pequeño fogonazo iluminó la superficie de la Luna, cuando la sonda SMART-1 de la Agencia Espacial Europea se estrelló en el suelo lunar, en la zona llamada ‘Lago de la Excelencia’. Con el impacto planificado concluyó una afortunada misión que, además de someter a prueba una novedosa tecnología espacial, ha realizado una detallada exploración científica de la Luna a lo largo de un año y medio.

Los científicos, ingenieros y expertos en operaciones espaciales de la SMART-1 contemplaron los momentos finales de la sonda en la noche del sábado 2 al domingo 3 de septiembre en el ESOC (Centro Europeo de Operaciones Espaciales) de la ESA, situado en Darmstadt, Alemania. La confirmación del impacto llegó al ESOC a las 07.42:22 CEST (05.42:522 UT) ,cuando la estación terrestre New Norcia que la ESA posee en Australia perdió súbitamente el contacto por radio con la sonda. La SMART-1 concluyó su viaje en el Lago de la Excelencia, en un punto situado a 34.4º de latitud sur y 46.2º de longitud oeste.

El impacto de la SMART-1 se produjo en la cara de la Luna visible desde Tierra, en una zona oscura próxima al terminador (la línea que separa el lado diurno del nocturno), en un ángulo tangencial aproximado de un grado y a una velocidad de unos 2 kilómetros por segundo. La hora y el lugar del impacto se planificaron con la idea de facilitar su observación mediante telescopios situados en la Tierra. Para ello se realizó una serie de maniobras y correcciones orbitales ejecutadas durante el verano de 2006, la última de ellas ejecutada el 1 de septiembre.

Los observadores terrestres profesionales y aficionados de todo el mundo, desde Sudáfrica a las Islas Canarias, de Sudamérica, del territorio continental de Estados Unidos, de Hawai y de muchos otros puntos del globo, estuvieron pendientes antes y durante el impacto de la SMART-1, con la esperanza de ver el destello del impacto y de obtener datos acerca de la dinámica del mismo y de la superficie lunar excavada por la sonda. La calidad de los datos y las imágenes recopilados desde los observatorios terrestres se evaluarán en los próximos días, como un homenaje al final de la misión SMART-1 y como posible contribución adicional a la ciencia lunar.

En los últimos 16 meses y hasta sus últimas órbitas, la SMART-1 ha estado estudiando la Luna, recopilando datos sobre la morfología y la composición mineral de la superficie mediante luz visible, infrarrojos y rayos X.

La SMART-1 también experimentó con técnicas de comunicación en el espacio profundo para conseguir autonomía de navegación para las naves espaciales, así como con instrumentos científicos miniaturizados que se han utilizado por primera vez alrededor de la Luna.

Para más información:

Bernard Foing, ESA SMART-1 Project Scientist
Email: bernard.foing @ esa.int

Gerhard Schwehm, ESA SMART-1 Mission Manager
Email: gerhard.schwehm @ esa.int

Octavio Camino-Ramos, ESA SMART-1 Spacecraft Operations Manager
Email: octavio.camino @ esa.int

Giuseppe Racca, ESA SMART-1 Project Manager
Email: giuseppe.racca @ esa.int

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.