La participación europea: Spacelab

La participación europea en las actividades del Trasbordador Espacial se remonta al año 1969, cuando la NASA invitó a ESRO, una de las organizaciones precursoras de la ESA, a participar en su programa post-Apolo.

La NASA había llegado a la Luna, y había demostrado que incluso las misiones más difíciles podían hacerse realidad. Sin embargo, para poder continuar la exploración del espacio con un presupuesto razonable, era indispensable desarrollar un nuevo vehículo capaz de llevar astronautas y carga al espacio sin desperdiciar cientos de millones de dólares por vuelo. Esta fue la idea que impulsó el desarrollo del primer sistema de lanzamiento reutilizable en 1972: El Sistema de Transporte Espacial (STS) – también conocido como ‘Trasbordador Espacial’.

Europa, por aquel entonces representada por ELDO (Organización Europea para el Desarrollo de Lanzadores) y ESRO (Organización Europea para la Investigación Espacial), las dos organizaciones precursoras de la ESA, fue invitada a participar en los primeros estudios en el año 1969. ELDO desarrolló un concepto de ‘remolcador espacial’ reutilizable, capaz de llevar carga desde la órbita baja a las órbitas geoestacionarias y más allá, pero la NASA se decantó por los cohetes multietapa de un solo uso y de fabricación nacional para este cometido.

Europa y los Vuelos Espaciales Tripulados

ESRO centró sus esfuerzos en el diseño de un ‘Módulo de Salida’ que volaría dentro de la bodega de carga del Trasbordador. Tras descartar el modo de ‘vuelo libre’ original, Europa decidió en diciembre de 1972 desarrollar el ‘Spacelab’ como un elemento integral del Sistema de Transporte Espacial estadounidense, en el que se podrían llevar a cabo misiones científicas de hasta nueve días de duración. El programa Spacelab fue aprobado en el mes de julio de 1973 durante la Conferencia Espacial Europea, en Bruselas.

Durante este encuentro, los ministros europeos también aprobaron el programa Ariane y la fundación de la Agencia Espacial Europea (ESA). El 24 de septiembre de 1973, Europa y NASA firmarían el Memorando de Entendimiento para el desarrollo e implementación de Spacelab: Europa se preparaba para empezar su programa de vuelos espaciales tripulados.

Al contrario que Skylab, la primera estación espacial estadounidense, que había sido construida en gran medida a partir del material sobrante del programa Apolo, Spacelab presentaba un desarrollo completamente nuevo, que abría las puertas a un gran rango de aplicaciones.

La construcción de Spacelab

En el mes de junio de 1974, la ESA seleccionó a un consorcio industrial dirigido por MBB-Erno (hoy en día EADS Astrium) para el desarrollo de los distintos módulos que constituirían Spacelab: un laboratorio presurizado, un sistema de suspensión cardan para el apuntamiento preciso de instrumentos, y varias plataformas de carga para la bodega del Trasbordador.

En aquella época, estaba previsto que el Trasbordador Espacial volase una vez a la semana, programándose una centena de misiones Spacelab a lo largo de la década de los 90, si bien este número disminuyó drásticamente tras el inicio de las operaciones del Trasbordador.

Las plataformas Spacelab viajaron por primera vez al espacio en la segunda misión del Trasbordador Espacial, en noviembre de 1981. La primera misión patrocinada por la ESA, Spacelab-1, tuvo lugar dos años más tarde.

Bajo un acuerdo de permuta, Europa entregó los primeros módulos Spacelab a la NASA, que compraría el segundo lote poco más tarde. En total, se llevaron a cabo 22 misiones Spacelab hasta el fin del programa en 1998, representando un tiempo acumulado de 244 días en órbita. La mayoría de estas misiones contaron con una importante contribución científica de la ESA, y dos de ellas fueron patrocinadas en exclusiva por el Centro Aeroespacial Alemán, DLR.

El módulo laboratorio de Spacelab también estuvo presente en una importante misión internacional: la primera visita del Trasbordador Espacial a la estación espacial rusa Mir en el año 1995.

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.