La sede científica del próximo telescopio de la ESA, Herschel, se instala en España

Herschel, imagine artística
8 enero 2007

La sede científica del próximo telescopio de la Agencia Espacial Europea (ESA), Herschel, está ya tomando forma en el Centro Europeo de Astronomía Espacial (ESAC), en Villafranca (Madrid).

Herschel tiene como objetivo principal descubrir cómo se formaron y cómo evolucionan las galaxias, las estrellas y sus sistemas planetarios. Herschel se lanzará en 2008 junto con otro telescopio de la ESA que estudiará el origen del universo, Planck.

ESAC es la sede de la ESA designada para albergar los centros de operaciones científicas de las misiones de astronomía y exploración planetaria de esta Agencia.

Como explica Göran Pilbratt, Jefe Científico de Herschel, "Herschel es el primer telescopio de su clase, no ha habido otro como él. Está equipado con un gran espejo de 3,5 metros de diámetro, el mayor lanzado al espacio hasta ahora. También lleva a bordo instrumentos de nueva generación enfriados criogénicamente. Ha sido diseñado sobre todo para observar la luz de las galaxias formadas en el Universo temprano, así como estrellas y sistemas planetarios que están formándose en nuestra propia galaxia, la Vía Láctea”.

Herschel observará en el infrarrojo lejano, lo que significa que detectará luz que fue emitida originalmente por estrellas o incluso por fenómenos ‘exóticos’, como la materia que cae a los agujeros negros, pero que después ha sido absorbida y re-emitida en el infrarrojo lejano por el material que llena el medio interestelar. "Este ‘reprocesado’ de la radiación es lo que permite a Herschel estudiar como nunca antes las fases muy tempranas de la formación de estrellas y planetas en nuestra propia galaxia, y la formación y evolución de las galaxias al principio del Universo".

Así, el enorme espejo de Herschel (3,5 metros de diámetro), unido a su capacidad de ver luz infrarroja permitirán a este telescopio desvelar cómo era el Universo en su infancia, hace más de 10.000 millones de años.

Además, los sensores infrarrojos de Herschel también permitirán ver objetos y fenómenos que resultan invisibles para los telescopios convencionales, porque emiten la mayor parte de su energía en el infrarrojo: estrellas recién nacidas, cuya temperatura, sorprendentemente, es de varios cientos de grados bajo cero y por tanto no brillan en luz visible, sino en infrarrojo; moléculas que llenan el espacio entre las estrellas; y otros objetos fríos.

Lo explica Pedro García Lario, del Centro de Ciencia de Herschel en ESAC: Los detectores infrarrojos de Herschel nos permitirán estudiar las condiciones físicas y la composición química del medio interestelar, así como cuerpos del Sistema Solar, como cometas, asteroides o planetas enanos tipo Plutón, que emiten más intensamente en el infrarrojo lejano que en luz visible”.

La ciencia en ESAC

XMM Newton Science Operations Centre (SOC) at ESAC
Centro científico del telescopio de rayos X de la ESA, XMM-Newton

Actualmente se encuentran en ESAC el centro científico del telescopio de rayos X de la ESA, XMM-Newton, que opera desde 1999; e Integral, telescopio de rayos gamma de la ESA, lanzado en 2002. Pronto se instalarán también, además de equipo científico de Herschel, los de Planck –misión que se lanzará con Herschel en 2008-; de Gaia, que a partir de 2011 hará un detallado mapa tridimensional de la Vía Láctea; el de la nave Venus Express, lanzada en Noviembre de 2005; y BepiColombo, la primera misión a Mercurio, prevista para el 2013.

El Centro de Ciencia de Herschel en ESAC, una vez completado, albergará a más de 40 profesionales encargados de diferentes aspectos de la misión. Además de científicos, aproximadamente un tercio, el equipo contará con ingenieros para apoyar en las operaciones científicas y el procesado de datos.

Su principal objetivo es garantizar el máximo impacto y productividad científica de la misión, en parte haciendo de ‘puente’ entre el telescopio y la comunidad científica. Por ejemplo, el tiempo de observación de Herschel, como el de todos los observatorios de la ESA, estará disponible a los científicos de todo el mundo. Así que una vez un comité de expertos externo ha evaluado las solicitudes de tiempo de observación, corresponde al Centro de Ciencia de Herschel el organizar la ‘agenda’ del telescopio.

Participación española

El espejo primario del telescopio Herschel está siendo cubierto con una cubierta fina de aluminio en el compartimiento de vacío de el Observatorio de Calar Alto

En Herschel hay una relevante participación de la comunidad científica española. Varios grupos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el Observatorio Astronómico Nacional (OAN) y el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) participan en los consorcios de centros de investigación europeos que construyen los tres instrumentos de Herschel, el receptor heterodino HIFI y las cámaras PACS y SPIRE. Uno de los cinco Científicos de Misión de Herschel, José Cernicharo, es español. Además, en España se desarrolla software para los centros de control de los instrumentos.

Respecto a la industria española, en Herschel y Planck participan: Alcatel Espacio (Transpondedor, TT&C SCOE); Crisa (Electrónica, electrónica de procesado digital (DPE)); CASA (Estructuras, cableado y control térmico del módulo de servicio); Sener (AOCS+MEC+Estructura); GMV (Desarrollo de software de servicios comunes); RYMSA (Equipos RF); Tecnológica (EEE componentes); y MYER (el módulo trasero de los radiómetros de LFI, Planck).

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.