Las estaciones de seguimiento de la ESA ayudarán a la misión lunar china

Ariane 5 flight V188 rises above ESA's Estrack station in Kourou, French Guyana
Kourou tracking station
29 noviembre 2013

La red de estaciones de seguimiento de la ESA entrará en acción poco después del lanzamiento de la misión chinaChang’E-3, proporcionando un apoyo crucial durante su viaje de cinco días hacia la Luna.

La misiónChang’E-3, bautizada con el nombre de la diosa de la Luna en la mitología china, despegará el próximo día 1 de diciembre desde la base de lanzamiento Xichang LC-2, en la provincia china de Sichuan, y está formada por una plataforma estacionaria y por un vehículo de exploración lunar de seis ruedas. 

La misión aterrizará en la Bahía del Arco Iris (Sinus Iridum) el día 14 de diciembre, en el primer alunizaje suave desde la misión rusa Luna 24, en 1976.

La ESA aportará su experiencia en seguimiento

Instantes después del despegue, la antena de 15 metros de la ESA en Kourou, Guayana Francesa, empezará a prestar apoyo de telecomunicaciones, recibiendo las señales de la misión y enviando comandos en coordinación con el centro de control de la misión en China.

Shortly after China’s Chang’e-3 spacecraft departs Earth to land on the Moon, ESA’s network of tracking stations will swing into action, providing crucial support for the vessel’s five-day lunar cruise.
Chinese Moon rover

La ESA seguirá la misión durante todo el viaje a la Luna. Durante la fase de descenso y después del aterrizaje, utilizará sus estaciones de espacio profundo para proporcionar servicios de localización ultra-precisos. 

El apoyo europeo a la misión se coordinará desde el Centro de Control de Estrack, en el Centro Europeo de Operaciones Espaciales de la ESA (ESOC) en Darmstadt, Alemania. 

“Estamos orgullosos de que la experiencia de nuestros equipos de dinámica del vuelo y de estaciones de seguimiento, y la sofisticada tecnología de nuestra red global Estrack, puedan ayudar a China a llevar a la Luna una misión de gran relevancia científica”, comenta Thomas Reiter, Director de Vuelos Tripulados y Operaciones de la ESA.

“Una cooperación internacional como ésta es fundamental para las futuras misiones de exploración, tripuladas o robóticas, de los planetas, lunas y asteroides, para el beneficio de todos”.

Siguiendo el progreso de la misión lunar

El lanzamiento deChang’E-3 está programado para el día 1 de diciembre a las 18:00 UTC. La estación de seguimiento de Kourou recibirá sus primeras señales alrededor de las 18:44 UTC.

ESA's Estrack tracking station control room at ESOC, the European Space Operations Centre, Darmstadt
Tracking network control room

Kourou seguirá a la nave hasta que entre en órbita lunar el día 6 de diciembre, y durante su descenso a la superficie de la Luna, previsto para el mediodía del día 14, en coordinación con las estaciones de seguimiento chinas.

El alunizaje y las operaciones en superficie se controlarán desde dos estaciones chinas: Kashi y Jiamusi. 

“En cuanto la nave se encuentre sobre la superficie lunar, utilizaremos nuestras antenas de espacio profundo de 35 metros de diámetro en Cebreros, España, y Nueva Norcia, Australia, para determinar su posición utilizando la técnica ‘delta-DOR’, explica Erik Soerensen, responsable del apoyo de seguimiento a misiones externas en el ESOC.

“La técnica ‘delta-DOR’ permite determinar la posición de la nave con una precisión extrema, lo que ayudará a nuestros compañeros chinos a evaluar con precisión el lugar del alunizaje”.

Las estaciones de Cebreros y Nueva Norcia seguirán el alunizaje en directo

Las estaciones de Cebreros y Nueva Norcia grabarán las señales enviadas porChang’E-3 durante la fase de alunizaje, ayudando a la agencia espacial china a reconstruir y analizar la trayectoria de la nave.

Un equipo de ingenieros chinos se desplazará a Darmstadt para ayudar con las tareas de apoyo a esta misión. 

“Las dos agencias estamos utilizando unos estándares técnicos internacionales que hacen posible que nuestras estaciones y el ESOC se puedan comunicar con las naves y sistemas de tierra chinos”, aclara Soerensen. 

“Aunque aquí en el ESOC seamos un equipo muy internacional, muy pocos hablan mandarín, por lo que la presencia de nuestros compañeros chinos será de gran utilidad si surge cualquier imprevisto”.

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.