Las fotos de la ISS que tomó Paolo Nespoli

10 junio 2011

Cuando la nave Soyuz TMA-20 partió de la Estación Espacial Internacional, el astronauta de la ESA Paolo Nespoli tenía una misión muy especial: tomar fotos del complejo orbital terminado, con el Trasbordador Espacial y el ATV europeo atracados. Paolo nos cuenta cómo transcurrieron esos minutos tan especiales.

Loading...

Visto desde la pantalla de un ordenador, la tarea parece tremendamente sencilla: la nave Soyuz se detuvo a unos 200m de la Estación, que empezó a girar para mostrar su mejor perfil a la cámara. Paolo tenía que sacar fotos desde una pequeña ventana situada en el módulo orbital de su nave, antes de volver a su asiento en el módulo de descenso junto a sus compañeros de tripulación Dmitri Kondratyev y Catherine Coleman para iniciar el viaje de vuelta a casa.

“Fue una maniobra muy compleja y delicada; podíamos llegar a tener serios problemas si no la realizábamos a la perfección, pero creo que valió la pena correr el riesgo”, explica Paolo, que sólo tuvo unos segundos para contemplar la magnífica vista.

La complicada tarea de tomar unas fotos históricas

“Sacar estas fotos no fue tan sencillo como encuadrar y apretar el botón”, comenta Paolo.

“Cuando partimos de la Estación Espacial, ya estábamos atados a nuestros asientos, con los trajes espaciales puestos. Tanto los trajes como las tres escotillas que separan el módulo orbital del de aterrizaje ya estaban presurizados, y normalmente no se abren después de desatracar, ya que volver a comprobar su estanqueidad cuesta oxígeno, que no es algo que sobre precisamente a bordo”.

El problema era que la ventana desde la que Paolo tenía que sacar las fotos de la Estación se encontraba en el módulo orbital, que ya había sido parcialmente despresurizado.

Paolo tuvo que sacarse los guantes del traje espacial, liberarse de su asiento, flotar con mucho cuidado hasta la escotilla y volver a presurizar el módulo orbital antes de poder llegar a esa pequeña ventana.

“Tuve que deslizarme sobre Dmitry con mucho cuidado para no tocar ninguno de los controles manuales de la nave, y entrar en el módulo orbital, donde ya había dejado las cámaras preparadas antes de desatracar de la Estación”

Paolo sacó fotos y grabó vídeo, cambiando de cámara mientras permanecía concentrado en la composición: “Tenía que comprobar la posición de la Tierra, los reflejos en el cristal de las ventanas, y asegurar que la lente se encontraba siempre en el centro de la ventana”

“Sabía que estas fotos eran muy importantes, no podían salir mal. Pero lo que está hecho, hecho está – rápidamente me olvidé de las cámaras y me concentré en volver a cerrar correctamente las escotillas y en comprobar la estanqueidad de mi traje para reanudar las tareas de reentrada y de preparación para el aterrizaje”.

Paolo ya está recuperado de su viaje espacial

Paolo parecía agotado cuando lo ayudaron a salir de la nave Soyuz tras el aterrizaje, pero ya se encuentra mucho mejor. Todavía está en Houston, donde hace ejercicio dos horas al día para que sus músculos se recuperen de su larga estancia en microgravedad.

“Seguimos haciendo pruebas médicas y tomando datos, para estudiar cómo nuestros cuerpos se vuelven a adaptar a la gravedad terrestre. También hemos comenzado la larga serie de reuniones necesarias para analizar los resultados de nuestra misión.”

“Es fantástico estar de vuelta en la Tierra y poder volver a ver en persona a mi mujer y a mi hija de dos años, que poco a poco se está acostumbrando a que su padre sea una persona de carne y hueso y no sólo una imagen en la televisión”

Paolo con una cámara de fotos a bordo de la ISS

Para Paolo fue todo un honor sacar estas fotos que ya forman parte de la historia de la exploración espacial. “Desde pequeño, la fotografía es una de mis mayores aficiones, me ha llevado a lugares fascinantes y me ha hecho vivir experiencias inolvidables”

“Como cualquier fotógrafo ante el modelo perfecto, estaba tan atento de los detalles técnicos y artísticos de la toma que no pude disfrutar de la vista”

“Tuve la ocasión de contemplar la Estación cuando cambiaba entre la cámara de fotos y la de vídeo, pero evité mirar demasiado, temía quedar atónito ante su belleza”

“Todos los sueños se pueden cumplir. No podemos dejar de soñar nunca, ya que hasta los sueños que parecen más imposibles pueden llegar a hacerse realidad”

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.