Una nueva forma de ver a Steins

Las gemas ocultas del asteroide Steins

19 febrero 2013

La sonda Rosetta de la ESA fotografió el asteroide Steins durante su aproximación a esta roca con forma de diamante el 5 de Septiembre 2008, descubriendo un mundo en miniatura con una larga historia de colisiones.

Las imágenes fueron tomadas por la Cámara de Gran Angular de Rosetta, mientras la sonda pasaba a menos de 800 kilómetros de este asteroide de 5 km de diámetro. Los datos originales fueron procesados por el astrónomo aficionado Ted Stryk para obtener la imagen presentada en este artículo.

Al destacar las sombras, esta técnica de alto contraste revela nuevas características del asteroide, como los brillantes bordes de los cráteres, recortados sobre su oscuro interior. No obstante, esta técnica también puede producir algún efecto no deseado, como las rocas que parecen sobresalir de la superficie, que no aparecen en los datos originales.

Una de las características que más llaman la atención es el gran agujero que presenta Steins en su polo sur (parte superior de esta imagen). Se trata de su mayor cráter de impacto, de unos 2 kilómetros de diámetro y casi 300 metros de profundidad. Se le conoce como ‘Diamante’, siguiendo la serie de nombres de gemas adoptada después de que el asteroide recibiese el mote de ‘diamante en el cielo’, debido a su singular silueta. 

El cráter circular en el centro del asteroide, desde esta perspectiva, fue bautizado con el nombre de ‘Topacio’, y tiene unos 650 metros de diámetro y 80 de profundidad. 

Esta imagen permite distinguir una cadena de cráteres que parte del polo norte del asteroide (parte inferior de esta imagen) y se extiende hasta el cráter Diamante. 

Hasta la fecha, se han descubierto 40 cráteres sobre la superficie de Steins. Es probable que el imponente cráter Diamante sea el responsable del aspecto actual del asteroide, ya que los fragmentos arrancados durante la dramática colisión que lo formó se habrían precipitado sobre la superficie de la roca espacial, dejando su impronta sobre cráteres más antiguos.

Desde que tomó esta fotografía, Rosetta visitó el  asteroide Lutecia en julio de 2010, y actualmente se encuentra en modo de hibernación mientras surca el espacio profundo. La sonda se despertará el 20 de enero de 2014 para reunirse con el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko en mayo de ese mismo año. Unos meses más tarde, liberará al módulo Philae para realizar el primer aterrizaje controlado sobre la superficie de un cometa. 

Se piensa que los cometas son los elementos constitutivos del Sistema Solar primitivo. La misión Rosetta nos ayudará a comprender mejor el papel que jugaron en la evolución de nuestro vecindario cósmico.

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.