Los astronautas de la ESA aterrizan en Barcelona

El cuerpo de Astronautas de la ESA tras su entrada en el escenario ante un público de 3500 personas
23 marzo 2006

Ilusión, futuro, exploración, aventura, éxito pero también esfuerzo, compañerismo, Europa… Fueron algunos de los conceptos evocados ayer en Barcelona durante la ‘Noche de los Astronautas’, un espectáculo organizado por el Ayuntamiento de Barcelona y la Agencia Europea del Espacio (ESA), en colaboración con el CDTI (Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial y órgano responsable de la participación de España en la ESA) y BAIE (Barcelona Aeronáutica y Espacial) que convocó a más de 3200 personas.

Escolares, universitarios, empresarios, adolescentes, políticos, intelectuales: a juzgar por la entrega del público, la emoción del espacio contagió ayer a todos.

Pedro Duque con la Presentadora Monica Huguet en su rol de Maestros de Ceremonia.

La noche se inauguró con las exclamaciones de los jóvenes – y no tan jóvenes - celebrando el barrido del láser que iluminaba al público, mucho más numeroso del previsto inicialmente. Un aplauso digno de las más famosas estrellas de rock recibió al Cuerpo Europeo de Astronautas casi al completo, convocado al escenario por uno de sus miembros, Pedro Duque, que ejercía en esta ocasión de (aclamadísimo) maestro de ceremonias, junto con la presentadora de televisión Mónica Huguet. Comenzaba el espectáculo.

A lo largo de dos horas los astronautas europeos, en grupos de dos o de tres, fueron desgranado los detalles de la preparación para ir al espacio; el despegue y el viaje en sí; la vida en la Estación Espacial Internacional; la vuelta a casa…

Sus palabras se apoyaron en abundantes imágenes y películas en tres dimensiones, proyectadas sobre una megapantalla de 100 metros cuadrados. El público pudo sentir desde el atronador despegue del transbordador espacial estadounidense hasta los pequeños y grandes obstáculos a que se enfrentan a diario los astronautas en la Estación, donde en una agenda ya de por si apretada hay que incluir la dificultad adicional que supone la falta de gravedad.

Precisamente los astronautas actualmente en la Estación, el estadounidense Bill McArthur y el ruso Valery Tokarev, enviaron un “Hola Barcelona”, necesariamente pregrabado, dada la hora del acto y la órbita de la Estación Espacial, y contaron cómo veían ellos la Tierra desde ahí arriba.

Pedro Duque degustando con el Alcalde de Barcelona los menús propuestos para los astronautas

A ellos y sus colegas estuvo dedicado el ‘Menú Barcelona’, que varios cocineros catalanes presentaron durante el acto y que dio pie a que los propios astronautas – tras alabar la paella y el pollo con ciruelas degustados - hablaran de la curiosa tendencia que tienen las salsas y líquidos de cualquier tipo a salirse de sus recipientes cuando están en el espacio.

No fueron las únicas anécdotas de la noche. Dos estudiantes, escogidos en representación de otros muchos, preguntaron a los astronautas cómo se las apañan para convivir tanto tiempo en un espacio tan pequeño, y sin posibilidad de escape. Y también qué se piensa hacer con la ‘basura espacial’, los miles de fragmentos de todos los tamaños, restos de antiguas misiones, que orbitan la Tierra.

Una pregunta nada frívola que ilustra el objetivo real, igualmente profundo, de la Noche de los Astronautas: “Hemos querido transmitir a la sociedad, y sobre todo a los jóvenes, el valor de la Exploración del espacio. La Exploración ha sido siempre uno de los grandes motores del progreso de las civilizaciones. En la historia de la humanidad, todas las grandes civilizaciones han explorado. La economía (y la sociedad en general) necesita 'Proyectos estructurantes', proyectos que canalicen energías, saber hacer, tecnología, ciencia. Tenemos esta obligación de cara a las nuevas generaciones. El espacio es uno de esos proyectos”, explica Fernando Doblas, responsable del Departamento de Comunicación de la ESA. “Como adultos, tenemos la obligación de legar a los jóvenes proyectos de futuro, como el espacio, que requiere esfuerzo y el trabajo conjunto de todos los europeos, y que es esencial para no quedarse atrás en un mundo en rápida evolución".

Rueda de prensa

O en palabras de Pedro Duque: “Nos metemos en esto del espacio precisamente porque es difícil, y haciendo cosas difíciles es como aprendemos”.

Joan Clos, alcalde de Barcelona, despidió la noche recogiendo de manos de Pedro Duque una foto de su ciudad tomada desde el espacio, una ciudad que preside actualmente la Comunidad de Ciudades Ariane (CVA, siglas en francés).

Antes del acto, por la mañana, tuvo lugar la rueda de prensa de presentación, a la que asistieron Joan Clos Alcalde de Barcelona; Pedro Duque y Claude Nicollier, astronautas de la ESA; Fernando Doblas, Director de Comunicación de la ESA. Tras la rueda de prensa los asistentes pudieron degustar el Menú Barcelona, elaborado por los cocineros barceloneses Carles Gaig, Carles Abellan y el chocolatero Enric Rovira. De ser aprobado, este menú, llamado Barcelona, pasaría a formar parte de la dieta de los astronautas de la Estación Espacial Internacional. En concreto, el menú incluye canelones trufados (Carles Gaig), berberechos naturales (Carles Abellan) y chocolates de Enric Rovira. Todo preparado especialmente para soportar el viaje al espacio, envasado al vacío, esterilizado o ionizado.

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.