Los próximos satélites Galileo ya están en la plataforma de lanzamiento

Los satélites Galileo bajo la carena protectora
10 octubre 2012

Los dos satélites Galileo y la etapa superior que los llevará hasta su órbita definitiva han sido encapsulados bajo la carena del lanzador y trasladados a la plataforma de lanzamiento, donde se instalarán sobre el vehículo Soyuz que los pondrá en órbita el próximo viernes.

A finales de la semana pasada el conjunto formado por los dos satélites, su mecanismo de separación y la etapa superior Fregat-MT quedó encapsulado bajo las dos mitades de la carena protectora en las Instalaciones de Integración del Conjunto Superior, en el edificio S3B del Puerto Espacial Europeo en la Guayana Francesa.

El lunes este Conjunto Superior fue trasladado a la plataforma de lanzamiento, donde se instalará sobre las tres etapas del lanzador Soyuz ST-B.

La carena, de 4.1 metros de diámetro, protege a los satélites de las cargas térmicas y aerodinámicas a las que se verá sometido el lanzador durante su vuelo a través de la atmósfera terrestre. Esta estructura se desprenderá tres minutos y medio después del despegue, dejando los satélites al descubierto.

Soyuz VS03 transfer to launch zone
Traslado del lanzador Soyuz a la plataforma de lanzamiento

La etapa superior Fregat-MT, modificada para transportar combustible adicional, encenderá su motor principal a los 10.5 minutos de vuelo para llevar a los satélites hasta su órbita definitiva, a 23 222 kilómetros sobre la superficie de nuestro planeta.

Durante esta última fase del vuelo, Fregat rotará lentamente sobre su propio eje, en lo que se conoce como ‘modo barbacoa’, para mantener la temperatura de los satélites uniforme.

El mecanismo de separación liberará a los satélites en su órbita definitiva tres horas y 44 minutos después del despegue, empujándolos hacia los lados y en direcciones opuestas.

El lanzamiento está programado para el día 12 de octubre a las 18.15 GMT (20.15 CEST).

La constelación Galileo va tomando forma

Fairing ejection
Separación de la carena protectora

Este segundo lanzamiento marca un importante hito en el programa europeo de navegación por satélite.

Para determinar con precisión una posición sobre el terreno se necesita un mínimo de cuatro satélites: tres para fijar la latitud, longitud y altitud del usuario y un cuarto para proporcionar una referencia temporal.

De esta forma, cuando esta segunda pareja de satélites entre en servicio, el cuarteto resultante formará una mini-constelación completamente operativa que permitirá validar el funcionamiento del sistema Galileo.

Durante esta fase se evaluarán en profundidad las prestaciones de los satélites en órbita y de la infraestructura de tierra, repartida por todo el mundo y diseñada para garantizar la precisión de los servicios de navegación. Los resultados prepararán el camino para el despliegue del resto de la constelación, cuyos primeros servicios podrían estar disponibles a mediados de esta década.

Estos dos satélites son también los primeros en transportar antenas de búsqueda y salvamento que permitirán determinar la posición de aeronaves y embarcaciones en peligro, parte del sistema internacional Cospas-Sarsat.

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.