Los satélites ayudan a cultivar la uva perfecta

21 diciembre 2011

Para hacer un buen vino hace falta regar los viñedos, pero ¿cómo saber cuándo es suficiente? El servicio GrapeLook de la ESA puede ayudar a encontrar la respuesta.

GrapeLook utiliza la información recogida por los satélites para asesorar a los vinicultores sobre cómo y cuándo regar los viñedos de forma óptima.

Este servicio combina los datos recogidos por los satélites de observación de la Tierra con una serie de medidas de campo, que son enviadas en tiempo real vía satélite al centro de procesado de datos.

Para poder utilizar los recursos de la forma más eficiente, los vinicultores necesitan saber cómo está creciendo la cosecha y cuánta agua necesita. GrapeLook utiliza técnicas de teledetección para medir el agua que liberan las plantas, el aumento de la biomasa y el rendimiento con el que se están utilizando los recursos hídricos.

Toda esta información, una vez procesada, se distribuye a los vinicultores y a las autoridades hidrológicas a través de una página web basada en Google Maps.

Este año se puso a prueba la plataforma con la colaboración de un grupo de vinicultores de Sudáfrica, que podían acceder de forma periódica al sistema para comprobar el estado de sus cosechas, recibir estimaciones del nivel de humedad del suelo y conocer las necesidades de riego de sus explotaciones.

Todos los participantes coinciden en que GrapeLook fue de gran utilidad para controlar el crecimiento de la cosecha, identificar problemas de riego y evitar la sequía. Toda esta información les ayudó a encontrar métodos de riego más eficientes y a reducir la carga de trabajo y otros costes.

En última instancia, este sistema ayudará a aumentar el número de uvas recogidas y la calidad del vino, ahorrando agua.

“Este periodo de pruebas sirvió para demostrar que tanto los vinicultores como las autoridades hidrológicas estarían a favor de implementar un servicio con estas características”, explica Olivier Becu, oficial técnico de la ESA.

“Aunque puede que se necesiten varios años para concienciar a los usuarios y para reforzar su confianza en este tipo de datos, las autoridades sudafricanas están dispuestas a subvencionar el servicio GrapeLook la próxima temporada”.

“El servicio GrapeLook es una buena muestra de cómo la tecnología espacial puede ayudar a los agricultores”, explica Annemarie Klasse, especialista en el uso del agua y del suelo en WaterWatch.

“No sólo ayuda a reducir el consumo de agua, también aumenta la producción y garantiza la sostenibilidad de las cosechas. El próximo paso será expandir el servicio a otros cultivos y a otras regiones”.

Este servicio ha sido desarrollado por WaterWatch (Países Bajos) con el apoyo del Programa de Aplicaciones Integradas de la Agencia Espacial Europea. La plataforma está cofinanciada por el Departamento de Agricultura del Cabo Occidental y por la Universidad de KwaZulu-Natal, con el apoyo del Departamento de Agricultura, Pesca y Bosques de Sudáfrica y de la Embajada de los Países Bajos.

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.