Navegantes desafían a los océanos por el bien de la ciencia

Liz Wardley zarpa en la primera ruta SolOceans
9 diciembre 2009

Los científicos encargados de validar los datos del satélite SMOS de la ESA, que fue lanzado a principios de Noviembre, contarán con la ayuda de las embarcaciones que competirán en la regata SolOceans, en la que darán la vuelta al mundo en solitario.

La SolOceans es la primera regata en la que una flota de veleros idénticos y de alta tecnología dará la vuelta al mundo con un claro objetivo científico.

El instrumento MIRAS, a bordo del satélite Earth Explorer (Explorador de la Tierra) SMOS, fue conectado la semana pasada y ya está trazando los primeros mapas de la salinidad de los océanos y de la humedad del suelo, lo que nos permitirá comprender mejor el ciclo del agua de la Tierra.

Para poder validar la precisión de las medidas realizadas por MIRAS, los datos tienen que ser comparados con mediciones in situ. Actualmente se están tomando datos en superficie de forma irregular en distintos puntos del planeta, dejando grandes regiones sin estudiar, especialmente en el Hemisferio Sur, y con una frecuencia menor que la deseada.

First data from SMOS
Primeros datos enviados por SMOS

Los participantes en la regata SolOceans realizarán mediciones atmosféricas y oceánicas a lo largo de su ruta de 48 000 km, en la que visitarán regiones poco exploradas al sur de los tres grandes cabos de la circunnavegación terrestre, a bordo de los yates Monotipo SolOcean.

El Monotipo SolOcean es una embarcación científica que cumple con el estándar definido por un grupo de los más prestigiosos investigadores del cambio climático. Cada yate transporta un Kit OceanoScientific para medir ocho variables diferentes: la salinidad de la superficie del mar, la dirección del viento, la velocidad del viento, la humedad del aire, la temperatura del aire, la presión atmosférica, la temperatura de la superficie del mar y la presión parcial del dióxido de carbono en las aguas superficiales.

El pasado domingo, la australiana Liz Wardley comenzó una vuelta al mundo que servirá como referencia para definir la ruta de la regata SolOceans. Wardley partió de Normandía, Francia, a bordo de un yate Monotipo SolOcean. Los sensores recogerán datos de la salinidad de la superficie de los océanos que cruzará a lo largo de su travesía.

“Trabajo y disfruto del océano todo el año y veo en primera persona cómo los humanos están dañando nuestro planeta. Hasta ahora nunca había tenido la oportunidad o nunca había sabido cómo ayudar a conocer mejor y a prevenir el fenómeno del calentamiento global. Es un gran honor y un placer comenzar esta aventura para realizar observaciones y recoger datos que serán utilizados por científicos de todo el mundo”, declaró Wardley a la ESA.

SMOS generará mapas de la salinidad de los océanos

La primera etapa de su viaje la llevará desde Francia a Nueva Zelanda pasando por el Cabo de Buena Esperanza, en Sudáfrica, y por el Cabo Leeuwin en Australia. En la segunda etapa irá desde Nueva Zelanda de vuelta a Francia, navegando a través del Pacífico Sur y bordeando el Cabo de Hornos en Sudamérica antes de poner rumbo norte para cruzar el Océano Atlántico hasta Francia, a donde está previsto que llegue a mediados de Marzo.

La adquisición de los datos se realiza de una forma completamente automática, de forma que Wardley no tendrá que preocuparse por los instrumentos. Los datos recogidos serán digitalizados y transmitidos automáticamente a los equipos de científicos vía satélite.

“La tasa de adquisición de estos datos variará desde cada minuto a cada hora en función de la variable y de las necesidades científicas”, explica Fabienne Gaillard, una investigadora del Laboratorio de Física Oceánica del Instituto Francés de Investigación para la Explotación del Mar (IFREMER), a cargo del proyecto ‘Salinidad Global de las Aguas Superficiales de los Océanos: Calibración y Validación’ para la misión SMOS.

“Está programada la transmisión automática de los datos tomados por el barco, que serán enviados a los centros de operaciones para su aplicación inmediata en predicciones meteorológicas y en la campaña de validación del satélite”.

SMOS in orbit
SMOS en órbita

Para validar los datos recogidos por SMOS, los científicos necesitan comparar sus mediciones con conjuntos de datos de calidad conocida recogidos a lo largo de áreas geográficas significativas, representativos de distintas condiciones geofísicas y a lo largo de un periodo de tiempo suficiente. La regata SolOceans, con sus instrumentos científicos y cruzando regiones poco exploradas, permite cubrir estas necesidades.

Los datos recogidos por el satélite SMOS y los datos de validación obtenidos gracias a la regata SolOceans serán analizados y comparados estadísticamente. Cualquier discrepancia entre los dos conjuntos de datos tendrá que ser interpretada de forma individual y supondrá considerar una recalibración o un cambio en el algoritmo de recuperación de datos o en las técnicas de reprocesado.

Los datos tomados por MIRAS serán cruciales para mejorar los modelos meteorológicos y del clima, la gestión de los recursos hídricos, la planificación agrícola, los estudios sobre las corrientes y la circulación oceánica y la predicción de catástrofes naturales como las inundaciones.

SolOceans es una iniciativa de SailingOne para combinar deporte y ciencia. La investigación científica se enmarca dentro de la Campaña OceanoScientific, organizada por SailingOne con la colaboración de IFREMER, Météo-France, INSU-CNRS (Institut National des Sciences de l’Univers – Centre National de la Recherche Scientifique), CONTROS y el Instituto Leibniz de Ciencias Marinas en la Universidad alemana de Kiel (IFM-GEOMAR).

La primera regata SolOceans zarpará en Octubre de 2011, y se repetirá una vez cada dos años. Cada tramo durará unos 50-55 días.

Puedes acompañar a Liz Wardley a bordo del yate Monotipo en la página Web de SolOceans.

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.