Poniendo a prueba el satélite de la ESA que estudiará mil millones de estrellas

Gaia thermal vacuum test
Preparativos para los ensayos térmicos de Gaia
11 septiembre 2012

La misión Gaia de la ESA, diseñada para catalogar mil millones de estrellas, ha superado una dura campaña de ensayos que confirma que va a ser capaz de soportar las temperaturas extremas con las que se encontrará cuando viaje al espacio, a finales del año que viene.

Cuando alcance su posición orbital, a unos 1,5 millones de kilómetros de la Tierra, Gaia tendrá que trabajar a -110°C. Un gran parasol unido al satélite mantendrá a sus instrumentos siempre a la sombra, protegiéndolos del calor del Sol.

Los ensayos más recientes tuvieron como objetivo comprobar el comportamiento térmico del módulo de servicio de Gaia, en el que van alojadas las unidades electrónicas de sus instrumentos científicos y los subsistemas que controlan los recursos del satélite, tales como los sistemas de control térmico, propulsión, comunicaciones y el control de actitud y órbita.

La campaña de ensayos se desarrolló en las instalaciones de Intespace en Toulouse, Francia. Allí se colocó al satélite en el interior de una cámara de vacío cilíndrica, en la que fue sometido a un amplio rango de temperaturas.

Gaia service module
Módulo de servicio de Gaia

Durante los 19 días que permaneció en la cámara se llevaron a cabo dos ensayos diferentes: el de balance térmico y el de ciclos térmicos en alto vacío.

Durante el ensayo de balance térmico se encendieron todos los equipos del módulo de servicio y se analizó cómo se comportaban ante una temperatura ambiente de -170°C.

Para realizar el ensayo de ciclos térmicos se instalaron calentadores que llevaron la temperatura de los distintos componentes del satélite hasta los límites de diseño, verificando que aún en estas condiciones todo seguía funcionando correctamente.

En el transcurso de estos ensayos, la temperatura en el interior de Gaia osciló entre los -20°C y los +70°C.

“Los ensayos térmicos han salido muy bien; todas las medidas están de acuerdo con los valores predichos por los modelos matemáticos, y el satélite se ha comportado de forma estable, demostrando su robustez”, explica Giuseppe Sarri, Responsable del Proyecto Gaia.

En los próximos meses se someterá a los mismos ensayos térmicos al módulo de carga útil de Gaia, el que transporta los instrumentos científicos del satélite.

El módulo de carga útil se integrará con el módulo de servicio a principios del año que viene.

Cuando esté en órbita, Gaia medirá con precisión la posición y el movimiento de mil millones de estrellas. Esta información permitirá confeccionar un mapa tridimensional de las estrellas que componen nuestra galaxia, la Vía Láctea, revelando nuevos datos sobre su composición, formación y evolución.

“Este ensayo térmico ha marcado un hito muy importante en el desarrollo de Gaia”, explica Giuseppe.

“Ha demostrado que el módulo de servicio será capaz de funcionar en el espacio, con lo que podemos afirmar que los preparativos para el lanzamiento a finales del año que viene continúan por buen camino”.

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.