Por qué necesitamos MSG

3 julio 2012

El tiempo – el estado de la atmósfera terrestre en un lugar y en un momento determinado – es uno de los factores naturales que más influye en nuestra vida diaria, viajes y trabajo, así como en la economía global.

Alimentada por la energía del Sol, la atmósfera es un medio dinámico, en el que fluctúan la presión y la temperatura del aire, la velocidad del viento y la concentración de aerosoles, y cuyos niveles de vapor de agua pueden cambiar bruscamente, dando lugar a nubes, lluvia o nieve.

El tiempo cambia constantemente, y necesitamos ser capaces de predecirlo con precisión para hacer que la agricultura, la industria o el transporte sean más eficientes. Las predicciones meteorológicas también ayudan a salvar vidas y a ahorrar dinero, emitiendo alertas cuando se avecinan condiciones adversas como tormentas, nieve o inundaciones.

Hoy en día los meteorólogos son capaces de realizar predicciones con una precisión de cerca del 80% para las próximas 12 o 24 horas, y aproximaciones razonables a seis o siete días. Este alto nivel de éxito se consigue al combinar todos los datos disponibles para monitorizar la evolución de los procesos meteorológicos – proceso en el que los satélites constituyen una de las fuentes de información más importantes.

The core instrument on board MSG is called SEVIRI
Imágenes en infrarrojo

Los cuatro satélites MSG componen la nueva generación de satélites meteorológicos europeos. Están diseñados para reemplazar a la serie original de Meteosat, diseñada a principios de los años setenta. Comparados con sus predecesores, de menor tamaño, los nuevos satélites MSG generan imágenes mucho más nítidas en un mayor número de bandas espectrales, enviando 20 veces más información al doble de velocidad.

El principal instrumento de MSG es la cámara SEVIRI (Spinning Enhanced Visible and Infra-red Imager), que toma imágenes de la superficie de la Tierra y de la atmósfera en 12 bandas espectrales una vez cada 15 minutos, en contraste con las tres bandas que escaneaba cada 30 minutos el instrumento equivalente a bordo de los satélites de la primera generación de Meteosat.

Al duplicar la frecuencia de la toma de imágenes, MSG permite estudiar con más detalle la evolución de las nubes, y es más sensible que su predecesor a los cambios rápidos de la atmósfera. Cuatro de los 12 canales de SEVIRI estudian la luz del Sol reflejada por la superficie de la Tierra y por las nubes – en los Meteosat originales sólo un canal desempeñaba esta función.

Los ocho canales restantes estudian las longitudes de onda del infrarrojo (en los primeros Meteosat lo hacían tan sólo dos). Cuatro de ellos miden la temperatura de las nubes, de la superficie de la Tierra y de los mares, y los otros cuatro analizan la radiación emitida por el vapor de agua, el dióxido de carbono y el ozono disuelto en la atmósfera. Al monitorizar los principales constituyentes de las masas de aire, MSG permite reconstruir un modelo tridimensional de la atmósfera.

MSG SEVIRI imager
Instrumento SEVIRI de MSG

Las imágenes de MSG también tienen más resolución que las de sus predecesores: SEVIRI es capaz de resolver características de tan sólo un kilómetro en la banda de la luz visible y de 3 km en el infrarrojo, en contraste con los 2.5 y 5 km, respectivamente, de Meteosat.

Para asegurar la continuidad del servicio, un satélite MSG estará operativo en órbita geoestacionaria sobre Europa y África, acompañado por un segundo satélite de reserva, en una órbita de estacionamiento cercana. La vida útil de cada satélite es de unos siete años, por lo que los cuatro satélites MSG deberían apoyar el trabajo de los meteorólogos como mínimo hasta el año 2018.

Estos nuevos satélites son capaces de monitorizar el tiempo con el detalle y la velocidad necesarias para predecir condiciones meteorológicas adversas con tan sólo unas pocas horas de antelación. Esto permite enviar alertas de niebla a los aeropuertos o informar a las autoridades locales cuándo deben echar sal en las carreteras, y ayudará a las constructoras a anticipar las lluvias o a los agricultores a planificar de forma eficaz la recogida de sus cosechas.

Las imágenes generadas por SEVIRI tienen muchas otras aplicaciones científicas y medioambientales. Entre ellas destacan la monitorización del estado de la vegetación y la identificación de incendios forestales o de tormentas de arena. Las imágenes de SEVIRI se utilizan actualmente para alertar ante nuevas erupciones volcánicas en Sicilia o como fuente de datos de referencia para una iniciativa internacional que pretende medir la temperatura de la superficie de los océanos prácticamente en tiempo real, el proyecto GHRSST-PP (Global Ocean Data Assimilation Experiment high-resolution sea surface temperature pilot project).

GERB
Instrumento GERB de MSG-2

Los satélites MSG retienen todas las prestaciones de la primera generación de Meteosat, que lleva al servicio de Europa desde el lanzamiento de Meteosat-1 en 1977. De esta forma, sus observaciones han permitido confeccionar un valioso archivo de datos meteorológicos que ya abarca más de tres décadas, que ayudará a identificar mejor y a comprender los cambios a largo plazo del clima – la media del tiempo en una ubicación en concreto durante un periodo determinado.

Los satélites MSG también transportan un segundo instrumento, dedicado al estudio del clima. El instrumento GERB (Geostationary Earth Radiation Budget) – desarrollado y operado por el Laboratorio Rutherford Appleton de Oxford, Reino Unido – mide la radiación solar reflejada por la superficie de la Tierra y el calor que emite nuestro planeta, estudiando las variaciones diarias y caracterizando las tendencias a largo plazo.

Al estudiar de forma continua el balance de la radiación terrestre tanto de día como de noche, y desde una órbita más alta que cualquier otro instrumento similar, GERB permite cuantificar la energía que impulsa la circulación atmosférica y evaluar si realmente se está calentando nuestro planeta.

MSG está equipado con un transpondedor de búsqueda y salvamento

Basándose en el éxito de estos estudios, algún día la Tierra podría estar rodeada por una red de instrumentos similares a GERB que monitorizarían de forma continua el clima a escala global.

Los satélites MSG también transportan un sistema de telecomunicaciones que retransmite los datos de EUMETSAT a sus usuarios finales, y un transpondedor de búsqueda y salvamento, operado por el Programa Cospas-Sarsat. Este sistema internacional de búsqueda y salvamento ofrece cobertura global al contar con transpondedores instalados a bordo de distintos tipos de satélites. El que viaja a bordo de Meteosat-8 ya ha permitido salvar varias vidas.

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.