Red interplanetaria: la sonda Mars Express de la ESA velará por la nave Phoenix

Mars Express
1 agosto 2007

Mars Express, de la ESA, supervisará a la nave Phoenix de la NASA a medida que se aproxime a la superficie de Marte, dando así un ejemplo de cooperación internacional y de trabajo en la red interplanetaria.

Phoenix está previsto para el 4 de agosto de este año y se espera que aterrice en el planeta rojo en la primavera de 2008. La misión tendrá como finalidad la investigación en el entorno de Marte y realizar exploraciones debajo de su superficie glacial en busca de condiciones favorables para la vida en el pasado o en el presente.

A petición de la NASA, la sonda Mars Express de la ESA seguirá a Phoenix en su fase de entrada, descenso y contacto con la superficie (EDL, Entry Descent and Landing)

La parte crítica del descenso durará unos 13 minutos. En ese lapso, la sonda transmitirá un flujo constante de información a dos satélites de la NASA que ya se encuentran en la órbita del planeta rojo. Para mayor seguridad, la NASA ha solicitado que Mars Express, que se encuentra en la órbita de Marte desde diciembre de 2003, también supervise la fase EDL.

Se ha seleccionado Mars Express porque, en principio, su órbita elíptica le permite disponer de una visión constante de Phoenix y de comunicarse con dicha nave durante periodos de tiempo más prolongados.

Phoenix

La sonda Mars Express optimizará su órbita para mantener a Phoenix continuamente en su campo de visión durante la fase EDL. El ajuste definitivo de la órbita de Mars Express se determinará pocas semanas después del lanzamiento de Phoenix. Los ajustes finales se realizarán en abril del año próximo, poco antes de la fase EDL de Phoenix.

El Director de la misión Mars Express de la ESA, Fred Jansen, nos comentó: “Uno de los instrumentos a bordo de Mars Express es el sistema Mars Express Lander Communications (MELACOM), diseñado para comunicarse con sondas situadas en la superficie del planeta. En principio se diseñó para la comunicación con la sonda Beagle 2, que lamentablemente se perdió, pero ahora podemos utilizarlo para la comunicación con Phoenix”.

Phoenix

Es posible que la nave pueda comunicarse con la sonda, no sólo durante la fase EDL, sino también durante el resto de la misión, para la que se ha previsto una duración de 90 días.

“La NASA todavía cuenta con dos sondas activas en la superficie marciana. Cuando Phoenix se incorpore a la flota a mediados de 2008, será necesario enviar una gran cantidad de datos a la Tierra desde la superficie de Marte. Si se solicita nuestra ayuda para canalizar parte de la información a través de Mars Express, como es natural, intentaremos resolver dicha petición”.

Además de solicitar asistencia durante la fase EDL, la NASA también ha pedido a la ESA apoyo al lanzamiento de Phoenix desde su estación terrestre situada en Kourou, en la Guyana Francesa.

Para más información:

Michel Denis, ESA Mars Express Spacecraft Operations Manager Correo electrónico: Michel.Denis @ esa.int

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.