MetOp orbital path

Resumen del programa MetOp

14 septiembre 2012

El programa de satélites Meteorológicos Operacionales (MetOp) es una iniciativa europea que proporciona servicios meteorológicos para monitorizar el clima y mejorar las predicciones del tiempo. La serie de tres satélites MetOp ha sido desarrollada por la ESA y por la Organización Europea para la Explotación de los Satélites Meteorológicos (EUMETSAT), y constituye el segmento espacial del Sistema Polar de EUMETSAT (EPS).

Este programa también constituye la contribución europea a una iniciativa desarrollada en cooperación con la Administración Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA), la cual lleva 40 años recabando datos meteorológicos desde órbitas polares que luego distribuye de forma gratuita a usuarios de todo el mundo.

El primer satélite de este programa, MetOp-A, fue lanzado en octubre de 2006 y entró en servicio reemplazando a uno de los dos satélites operados por NOAA. MetOp-A fue el primer satélite meteorológico europeo en órbita polar. Desde su lanzamiento, Europa y los Estados Unidos comparten la responsabilidad de proporcionar información meteorológica desde este tipo de órbita.

MetOp-A fue diseñado para formar parte del sistema de Satélites Medioambientales en Órbita Polar (POES) junto a los satélites de NOAA. Todos los satélites de este sistema ocupan órbitas heliosíncronas, lo que significa que siempre sobrevuelan cada latitud a la misma hora solar media. MetOp-A cruza el ecuador a media mañana, mientras que sus homólogos estadounidenses lo hacen a media tarde, lo que hace posible complementar sus observaciones.

Su carga útil está formada por cinco instrumentos europeos de última generación y por una serie de instrumentos proporcionados por NOAA y por la Agencia Espacial Francesa (CNES), basados en el legado de misiones anteriores.

Hurricane Katrina, 28 August 2005
El huracán Katrina, 28 de agosto de 2005

Los satélites en órbita polar son capaces de observar la superficie de la Tierra con mucho más nivel de detalle que los satélites geoestacionarios, ya que sus órbitas son mucho más bajas (800 km, comparados con los 36.000 km de la órbita geoestacionaria).

Este sistema global de observación de la Tierra permite recibir los datos tomados sobre cualquier lugar del planeta en menos de dos horas y cuarto, y prácticamente en tiempo real cuando el satélite sobrevuela una estación de seguimiento.

Los sofisticados instrumentos que viajan a bordo de los satélites MetOp permiten medir con una resolución y precisión sin precedentes un gran número de variables meteorológicas, tales como la temperatura, la humedad, la velocidad y la dirección del viento sobre los océanos y las concentraciones de ozono y de otros gases traza – constituyendo un gran avance en la capacidad para predecir el tiempo y monitorizar el clima a escala global.

Estos satélites también toman imágenes de la superficie de la tierra y de los océanos, y están equipados con transpondedores de búsqueda y salvamento que retransmiten las señales de socorro emitidas por barcos y aeronaves. Los satélites MetOp también cuentan con un sistema de retransmisión de datos que recoge la información de boyas y de otros dispositivos de adquisición de datos distribuidos por todo el planeta.

El segundo satélite de la serie, MetOp-B, se lanzará en septiembre de 2012 y trabajará en tándem con MetOp-A, una configuración que les permitirá recoger todavía más datos sobre el clima de nuestro planeta. El tercer y último satélite, MetOp-C, se lanzará en el año 2016.

El hecho de lanzar un nuevo satélite cada 5 o 6 años permite garantizar la disponibilidad de los datos de alta resolución para la monitorización del clima y la predicción meteorológica a medio y largo plazo, servicio que continuará hasta el año 2020 como mínimo.

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.