Grumos y filamentos en los anillos de Saturno

Revolviendo el anillo B de Saturno

10 septiembre 2012

En esta imagen del sistema de anillos de Saturno, enviada por la sonda Cassini, llama la atención el marcado contraste entre la textura grumosa de la franja exterior del anillo B y el impecable orden de los anillos que le rodean.

El anillo B de Saturno, cuyo extremo exterior aparece a la izquierda de esta imagen, es el más grande y el más brillante del sistema que rodea a este gigante gaseoso.

La franja exterior de este anillo sufre la influencia gravitatoria de la luna Mimas, que completa una órbita a Saturno por cada dos órbitas de las partículas que componen el anillo.

Se piensa que esta perturbación periódica es la responsable de que las partículas de esta franja se agrupen formando grumos, y de que el perfil del anillo permanezca nítidamente definido.

Más allá del anillo B se encuentra la División de Huygens, la más ancha de las bandas oscuras de esta imagen, interrumpida por el brillante anillo de Huygens.

La División de Cassini, de 4.800 kilómetros de ancho, separa a los anillos B (interior) y A (exterior). Vista desde la Tierra parece estar completamente vacía, pero las imágenes enviadas por las sondas que visitaron el planeta revelan que en realidad está surcada por tenues anillos de partículas.

Esta imagen fue tomada el 10 de julio de 2009 por la cámara de campo estrecho de Cassini en la banda de la luz visible, cuando la sonda se encontraba a 320.000 km de Saturno.

Cassini es una misión conjunta de la ESA, la NASA y ASI, que lleva en órbita a Saturno desde el año 2004. Actualmente se encuentra en la segunda extensión de su misión, bautizada como la ‘Misión del Solsticio’, que continuará hasta el año 2017.

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.