SMOS brilla en el simposio de Bergen

Variaciones de la humedad del suelo en los Estados Unidos
2 julio 2010

El pasado miércoles, el simposio ‘Living Planet’ (Planeta Vivo) de la ESA se centró en la innovadora misión SMOS, que comenzó su fase de operaciones hace apenas un par de meses. Los datos preliminares presentados en el evento han creado una gran expectación ante los primeros resultados científicos que serán publicados a principios de Julio.

El satélite SMOS (Soil Moisture and Ocean Salinity) de la ESA fue lanzado en noviembre del año pasado con el objetivo de medir la salinidad en la superficie de los océanos y la humedad de la tierra. SMOS permitirá comprender mejor el ciclo del agua en nuestro planeta, y ayudará a realizar avances en la investigación del clima y de la meteorología.

SMOS terminó en mayo un intenso programa de calibración y de puesta en servicio, tras el que empezó formalmente la fase de operaciones científicas. En esta fase, SMOS tomará datos sobre estas dos variables cruciales para comprender mejor el ciclo del agua en la Tierra.

Salinidad de los océanos en mayo de 2010

Aunque todavía es pronto, los usuarios y los científicos están muy impresionados con la calidad de las primeras imágenes de la ‘temperatura de brillo’ – la radiación en microondas que emite la superficie de la Tierra – adquiridas por SMOS.

La Responsable de la Misión para la ESA, Susanne Mecklenburg, comenta que “todavía hay que esperar un poco para disponer de los primeros resultados de la humedad del suelo y de la salinidad de los océanos, pero los datos de la temperatura de brillo con los que hemos estado trabajando los últimos meses permiten ver lo que esta avanzada misión es capaz de hacer”.

In situ measurements of sea-surface salinity
Mediciones in situ de la salinidad de la superficie de los océanos

El satélite transporta un innovador instrumento capaz de medir la temperatura de brillo. Este parámetro sirve de base para calcular la humedad del suelo y la salinidad de los océanos a escala global. A la vista de la calidad de los datos preliminares, los primeros mapas globales de estas dos variables podrían publicarse tan pronto como este mismo otoño.

Para estudiar la posible aplicación de los datos generados por SMOS en la predicción meteorológica, los resultados de cada periodo de observación de tres horas están siendo distribuidos a varios centros de investigación meteorológica, entre los que se encuentra el Centro Europeo para la Predicción Meteorológica a Medio Plazo (ECMRWF).

Mapa preliminar de la humedad del suelo a escala global

Dentro de unos meses, se podrá disponer de mapas globales de la humedad del suelo con una precisión del 4% y con una resolución de 50 km – el equivalente a ser capaz de detectar una cucharadita de agua en un puñado de tierra – así como mapas de la salinidad de los océanos hasta un nivel de 0.1 ‘unidades prácticas de salinidad’ – el equivalente a detectar un gramo de sal disuelto en 10 litros de agua – sobre periodos de 10 a 30 días en áreas de 200 x 200 km.

Mientras los usuarios esperan la publicación de estos mapas, la misión ya ha demostrado su gran potencial: a principios de mayo, SMOS fue capaz de detectar los cambios en la humedad del suelo provocados por la lluvia en los estados de Tennessee y Kentucky, Estados Unidos, y pudo detectar como se fue secando la tierra en los días posteriores.

Yann Kerr at the symposium
Yann Kerr durante el simposio

Yann Kerr, del Centro de Estudios Espaciales de la Biosfera, comenta que “los datos de la temperatura de brillo que está generando SMOS son bastante mejores de lo esperado”.

“La comunidad de usuarios está deseando recibir los productos finales, que no sólo permitirán comprender mejor los procesos de la Tierra, sino que tendrán una aplicación práctica en campos como la gestión de los recursos hídricos, la predicción meteorológica o la alerta temprana de inundaciones o de sequías”.

SMOS in orbit
SMOS en órbita

Los datos sobre la salinidad de los océanos también son prometedores. Nicolas Reul, del Instituto Francés de Investigación para la Explotación del Mar, comenta que “ya estamos generando los primeros mapas compuestos de la salinidad en la superficie del mar basados en los datos obtenidos por SMOS”.

“Las mediciones in situ realizadas con boyas indican que los datos de SMOS tienen una precisión de unas 0.5 psu a escala global, y de unas 0.4 psu en las regiones tropicales – si bien todavía no se han procesado todos los datos”.

Aunque todavía hay que esperar varios meses para poder generar los primeros mapas completos de la humedad del suelo y de la salinidad de los océanos, que serán distribuidos sin cargo a la comunidad de usuarios, la publicación de los primeros datos de la temperatura de brillo deja entrever los grandes avances científicos que se avecinan

 

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.