SMOS permite estudiar la desembocadura del Amazonas

Desembocadura del río Amazonas
8 septiembre 2010

La misión SMOS de la ESA ha demostrado su capacidad para mejorar los modelos actuales de la circulación oceánica. Basándose en sus datos preliminares, un equipo de científicos ha podido observar cómo el aporte de agua dulce del Amazonas es desplazado por las corrientes superficiales del océano.

La misión para el estudio de la Humedad del Suelo y la Salinidad de los Océanos (SMOS) está midiendo la ‘temperatura de brillo’ de la Tierra desde mediados de Julio. Este parámetro, que mide la radiación emitida por la superficie de nuestro planeta, permite generar mapas globales de la humedad del suelo cada tres días y de la salinidad de los océanos cada 30.

Al monitorizar de forma consistente estas dos variables, SMOS permitirá comprender mejor los procesos de intercambio de agua entre la superficie de la Tierra y la atmósfera – el ciclo del agua – y ayudará a mejorar los modelos climáticos y de predicción meteorológica. Por otra parte, estos datos encontrarán aplicaciones prácticas en campos como la agricultura o la gestión de los recursos hídricos.

SMOS in orbit
SMOS en órbita

Los primeros mapas completos de la humedad del suelo y de la salinidad de los océanos serán publicados a finales de este mes. La comunidad científica los aguarda impaciente, ante la calidad de los datos preliminares presentados hasta la fecha.

Hablando sobre las recientes mediciones de la salinidad de los océanos, Nicolas Reul de IFREMER comenta que “uno de los principales avances realizados gracias a SMOS es que ahora somos capaces de seguir la evolución de las corrientes superficiales de baja salinidad, en particular de aquellas producidas por la desembocadura de grandes ríos como el Amazonas”.

“Las observaciones realizadas entre mediados de Julio y mediados de Agosto muestran claramente cómo la Corriente del Norte de Brasil arrastra el agua dulce del Amazonas al pasar frente a la desembocadura del río. Estas observaciones confirman la excelente calidad de los datos que está generando SMOS”.

Freshwater influx
Dispersión del agua dulce

La descarga del río Amazonas en el océano Atlántico supone aproximadamente el 15% del aporte global de agua dulce a los océanos. No obstante, el mecanismo de mezclado de ambas aguas varía según la estación. Durante la primera mitad del año, el agua del río se dispersa a lo largo de una amplia región al noroeste, hacia el mar Caribe, pero en la segunda mitad, es arrastrada por la Corriente del Norte de Brasil que la arremolina de vuelta hacia el Este.

Este desplazamiento produce grandes variaciones en la salinidad de las aguas superficiales del océano, por lo que ya se esperaba que SMOS fuese capaz de estudiar el fenómeno en detalle.

Monitorizando la salinidad de los océanos

“Durante el transcurso de las últimas semanas hemos sido capaces de monitorizar cómo la corriente de agua dulce procedente del Amazonas vuelve sobre sí misma en esta época del año, arrastrada por la gran Corriente del Norte de Brasil que se arremolina al noroeste de la desembocadura del río”, explica el Dr. Reul.

“La desembocadura del Orinoco también deja una huella visible para SMOS, pudiéndose observar cómo la lengua de agua dulce entra en el Atlántico Tropical a lo largo de la costa de barlovento de las islas del Caribe”.

“Estas observaciones son un buen ejemplo de lo bien que está funcionando SMOS y demuestran que es capaz de generar datos sobre la variación de las corrientes superficiales de los océanos en intervalos menores a una semana”.

Salinidad media de las aguas superficiales y circulación oceánica

Junto a la variación de la temperatura, los cambios en la salinidad de los océanos rigen los patrones de circulación tridimensional de los océanos a escala global. Esta ‘cinta transportadora’ es un factor muy importante del ciclo del sistema térmico de la Tierra y crucial en la regulación del clima y de la meteorología. Se espera que los datos sobre la salinidad de los océanos generados por SMOS ayudarán a comprender mejor las condiciones que determinan estos patrones de circulación, y por lo tanto el clima.

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.