SMOS y Proba-2, listos para el lanzamiento

Lanzamiento de SMOS y de Proba-2
30 octubre 2009

La Comisión de Estado rusa ha autorizado la carga de combustible en el lanzador Rockot que llevará a los satélites de la ESA SMOS y Proba-2 a la órbita terrestre. Esta autorización formal confirma que el lanzamiento tendrá lugar el próximo 2 de Noviembre a las 02:50 CET (01:50 UT).

La carga de combustible ha sido autorizada tras el ensayo general del lanzamiento, realizado en el Centro de Control de la Misión cerca de la base de lanzamiento de Plesetsk el pasado 28 de Octubre. Durante este ensayo se simuló la cuenta atrás para el lanzamiento de forma conjunta con los centros de operaciones en la Agencia Espacial Francesa (CNES) en Toulouse, Francia, y en el Centro Europeo de Astronomía Espacial (ESAC) de la ESA en Villafranca, España, para SMOS, y en la estación de seguimiento de la ESA en Redu, Bélgica, para Proba-2.

SMOS and Proba-2 rehearsal countdown
Ensayo general para el lanzamiento de SMOS y de Proba-2

La revisión formal con la Comisión de Estado rusa se celebró ayer, durante la que los representantes de las distintas organizaciones involucradas en la misión informaron sobre el estado de sus actividades.

En su declaración ante la Comisión de Estado, el Responsable del Proyecto SMOS para la ESA, Achim Hahne, anunció, “Puedo informarles de que los satélites SMOS y Proba-2 han sido comprobados y cargados de combustible, y están listos para el lanzamiento. Por ello, solicito a los miembros de la Comisión de Estado autorización para proceder a la carga de combustible en el lanzador y para comenzar las últimas preparaciones para el lanzamiento. Me gustaría expresar mis agradecimientos por el apoyo profesional que hemos recibido por parte de todas las entidades involucradas: las Fuerzas Espaciales Rusas, Krunichev, y Eurockot.”

Upper composite in launch tower
El conjunto superior en la torre de lanzamiento

La confirmación de la Comisión de Estado para proceder a la carga de combustible marca uno de los últimos hitos importantes de cara al lanzamiento de SMOS y de Proba-2. Ambos satélites llevan años preparándose y ahora, con el lanzamiento ya confirmado, podrán comenzar pronto sus misiones para contribuir al avance de la ciencia y de la ingeniería.

La misión SMOS, también conocida como la ‘misión del agua’ de la ESA, utilizará un nuevo tipo de tecnología para medir la humedad del suelo y la salinidad del agua en la superficie de los océanos. Los datos permitirán comprender mejor el ciclo del agua y serán fundamentales para mejorar los modelos meteorológicos y del clima, la gestión de los recursos hidrológicos, la agricultura e incluso la predicción de ciertas catástrofes naturales como las inundaciones.

SMOS en órbita

El Responsable del Proyecto Proba-2 para la ESA, Karsten Strauch, comenta, “Proba-2 es la segunda misión del Programa de Demostración en Órbita de la ESA, diseñado para probar nuevas tecnologías. Deseando que llegue el lanzamiento y la fase de operaciones, quiero expresar mis agradecimientos a todas las personas involucradas en este fantástico proyecto.”

Proba-2 es la segunda misión del Proyecto para la Autonomía de A bordo de la ESA. Como demostrador tecnológico, incorpora un total de 17 nuevos desarrollos técnicos y cuatro experimentos científicos, orientados a la observación del clima espacial y solar.

Proba-2
Proba-2

Tanto SMOS como Proba-2 serán lanzados en el mismo cohete Rockot, que es un misil balístico intercontinental SS-19 reconvertido con una nueva etapa superior Breeze-KM. SMOS será inyectado en su órbita 70 minutos después del lanzamiento, recibiéndose la señal de confirmación de la separación en Hertebeesthoek, Sudáfrica. El pequeño satélite Proba-2 va alojado bajo el adaptador para el lanzamiento de SMOS, por lo que será inyectado en su órbita unos 80 minutos más tarde que SMOS.

El lanzamiento de SMOS y de Proba-2 se podrá seguir en directo en la página Web de la ESA en: http://www.esa.int/smos o http://www.esa.int/proba.

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.