¿Sueñas con la aventura de viajar a Marte?

14 diciembre 2004

¿Puedes imaginar lo que sería pasar ocho semanas seguidas en cama? La ESA está buscando voluntarias que estén dispuestas precisamente a hacerlo para un estudio que se llevará a cabo en la ciudad de Toulouse en Francia a partir de finales del mes de febrero el año próximo.

Si eres una mujer entre 25 y 40 años de edad, no fumadora, de buena salud y sumamente motivada para enfrentarte al desafío de pasar 60 días en posición horizontal, entonces podrías ser una de las mujeres que la ESA busca para que participen en el estudio llamado Simulación Internacional con Mujeres para la Exploración Espacial (WISE, por sus siglas en inglés).

Este estudio es un proyecto en común entre la Agencia Espacial Europea (ESA), la Agencia Francesa del Espacio (CNES), la Agencia Espacial Canadiense (CSA) y la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos (NASA).

Seis grados por debajo del plano horizontal

Según el diseño de este estudio, durante dos meses 24 mujeres permanecerán en cama con sus cabezas inclinadas ligeramente hacia abajo a seis grados por debajo del plano horizontal y deberán realizar absolutamente todas sus actividades en esa posición, pero debemos decir también que el centro especializado de reposo en cama en el Instituto de Medicina y Fisiología Espacial (MEDES) está bien equipado para la vida en posición horizontal y se contará con enfermeras que podrán proporcionar asistencia a las participantes en caso necesario.

En una habitación compartida con otra compañera, cada voluntaria dispondrá de TV, un ordenador portátil con acceso a Internet y un teléfono. Las comidas se servirán en la cama y mediante salas de ducha equipadas con camas especiales con cubierta de plástico se garantizará la privacidad de la higiene personal.

Medidas compensatorias

Para estas voluntarias podría ser una oportunidad ideal para leer los libros que siempre han deseado disfrutar, aprender un nuevo idioma o simplemente desestresarse y reflexionar sobre la vida. Por su parte, los científicos que participen en este estudio tendrán la oportunidad de reunir mayor información acerca de los efectos de los viajes espaciales de larga duración sobre el cuerpo femenino.

Permanecer en posición acostada durante un extenso período provoca cambios fisiológicos como, por ejemplo, la pérdida de masa ósea y muscular, así como cambios en la presión sanguínea y la frecuencia cardiaca, algo similar a lo que han experimentado los astronautas durante sus prolongadas estancias en el espacio.

“Los primeros días pueden ser incómodos a medida que el cuerpo se va acostumbrando a la nueva situación”, advierte el Dr. Laurent Braak, Director de MEDES. “Al principio, como les ocurre a los astronautas en sus primeros momentos en el espacio, algunas personas pueden sufrir dolores de cabeza y molestias en la parte inferior de la espalda.” Un equipo de médicos, enfermeras, fisioterapeutas, psicólogos y dietistas estará disponible para velar atentamente por la salud de todas las voluntarias a lo largo del estudio.

Mediante este estudio se evaluarán los resultados que pueden lograrse mediante la nutrición y el ejercicio físico combinado para contrarrestar los cambios fisiológicos. Los científicos tratarán de hallar formas de optimizar las medidas compensatorias que ya aplican los astronautas durante sus largos períodos en el espacio, así como desarrollar nuevas medidas compensatorias específicamente diseñadas para astronautas de sexo femenino.

Como preparación para llegar a Marte

“Ésta es una oportunidad única para desempeñar el papel de pioneros en la investigación espacial en pro de los futuros viajes espaciales tripulados de larga duración”, nos explica el Dr. Peter Jost, Gerente de Proyecto de la ESA para el estudio WISE. “Los conocimientos que reunamos a partir de esta investigación contribuirán directamente a mejorar la salud y el bienestar de los astronautas. En resumidas cuentas, estas voluntarias ayudarán a los astronautas a viajar más allá de la Estación Espacial Internacional y llegar a Marte. Asimismo, aquí en la Tierra, los resultados del estudio también podrían contribuir a mejorar los métodos de recuperación para pacientes obligados a guardar cama durante largos períodos de tiempo.”

Entre otros beneficios para la salud destacan los nuevos conocimientos que obtendremos sobre las enfermedades relacionadas con un estilo de vida sedentario. Tales enfermedades son comunes en los países industrializados y los resultados de este estudio podrían proporcionar argumentos importantes en favor de un estilo de vida más saludable.

El desafío

Al igual que ocurre con la selección de astronautas, una serie de pruebas psicológicas será un componente importante del proceso selectivo. “La situación podría ponerse muy difícil en ocasiones y necesitamos contar con mujeres que estén preparadas para asumir este desafío y continuar el estudio hasta el final”, nos advierte el Dr. Jost, para luego concluir: “Pero no escatimaremos esfuerzos para ayudar a las participantes a sentirse a gusto.”

Si desea mayor información acerca del estudio WISE, los requisitos de participación y los detalles sobre cómo presentar su solicitud, visite la página web: http://www.medes.fr/ltbrw

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.