Tras 105 días de aislamiento, la tripulación de Mars500 se prepara para los próximos 400

16 septiembre 2010

A mitad de camino en su viaje simulado a Marte, la tripulación de la misión Mars500 ha entrado en una nueva fase de este inusual estudio de aislamiento. La misión anterior había durado 105 días; a partir de ahora, todo es nuevo.

Los seis miembros de la tripulación de Mars500, aislados en el interior de unos módulos especiales en Moscú, están ‘viajando hacia Marte’ desde el pasado día 14 de Junio, cuando su nave ‘abandonó la órbita terrestre’ poniendo rumbo al Planeta Rojo. El ‘lanzamiento’ tuvo lugar el día 3 de Junio, marcado por el cierre de la escotilla del módulo de aislamiento acondicionado como una nave espacial real.

Romain in control room
Romain en la sala de control de los módulos

Desde ese día, la tripulación ha seguido la estricta planificación de la misión, reproduciendo de la forma más precisa posible lo que podría ser una misión a nuestro planeta vecino, lo que incluye retardos en las comunicaciones con ‘tierra’ y una rutina diaria similar a la de una misión espacial real.

A esta altura de la misión, el retardo en las comunicaciones – que simula la distancia entre la nave y la Tierra – es de dos minutos en cada dirección, lo que imposibilita una comunicación directa. A medida que continúa el experimento, el retardo aumentará hasta los veinte minutos.

El próximo momento clave de la misión será el ‘aterrizaje’ en Marte, previsto para el próximo día 10 de Febrero de 2011. La misión completa durará unos 520 días, estando previsto ‘regresar’ a la Tierra en Noviembre de 2011.

El día a día

Diego cerrando un contenedor de muestras

“Resulta duro pensar que dentro de un año todavía estaremos dentro de estos módulos”, confiesa Romain Charles, uno de los miembros de la tripulación de la ESA. “Intentamos llevar cada día lo mejor posible. Esto ha funcionado durante los 105 días que llevamos de misión, y espero que siga funcionando durante los 400 que nos quedan”.

Con más de 100 experimentos científicos a bordo, la tripulación de Mars500 no corre el riesgo de aburrirse. La planificación de cada día se completa con tareas de entretenimiento y proyectos personales, además de las tareas de mantenimiento diario de su ‘nave espacial’. También tienen que hacer ejercicio varias horas al día para compensar la limitada actividad física dentro de los módulos.

“Ya llevamos aquí dentro bastante tiempo, a esta altura de la misión, la tripulación anterior ya estaba deseando terminar su aislamiento”, comenta entre risas Diego Urbina, el otro europeo a bordo. “Nosotros no podemos darnos ese lujo, tenemos que mantener la mente lo más estable posible durante lo que va a resultar un viaje muy largo”.

La importancia de una rutina diaria

Fournier and Knickel ready to enter Mars500 facility
Cyrille y Oliver tras su misión de 105 días

Los dos “marsonautas” europeos envían saludos a Cyrille Fournier y a Oliver Knickel, los miembros europeos de la tripulación que llevo a cabo la simulación precursora de 105 días de duración.

“Podríamos haber continuado nuestra misión sin ningún problema”, comenta Cyrille. “La clave es permanecer motivado. También es importante tener siempre algo que hacer. Yo tenía que hacer demasiadas tareas en los módulos – nunca tuve la oportunidad de aburrirme y sentarme a ver pasar el tiempo. Otro factor importante es la rutina diaria, cuando te acostumbras a seguirla, puedes continuar así de forma prácticamente indefinida”.

“Por supuesto, tuvimos buenos y malos momentos durante la misión”, añade Oliver. “Al principio estábamos muy animados, y también al final, cuando ya quedaban pocos días”.

Mars500 crew with questionnaires
La tripulación de Mars500 rellena los test psicológicos

El momento más crítico de su aislamiento fue aproximadamente a mitad de camino, entre las seis y las ocho semanas de misión. “Sólo se puede superar con éxito esta fase con una tripulación unida. Mi consejo a la tripulación actual es muy simple: pensad qué podéis hacer por vuestros compañeros de misión”, concluye Oliver.

“Durante toda la misión, sois compañeros de trabajo, y todo el mundo se comporta de una forma muy profesional, pero después sois grandes amigos”, puntualiza Cyrille. “Nosotros mantenemos una amistad muy especial con todos nuestros compañeros del estudio precursor, ¡fue una gran experiencia!. Le deseo lo mejor a la nueva tripulación durante su largo viaje”.

*

La última anotación en el diario de los miembros de la tripulación europea, Diego Urbina y Romain Charles, se publica hoy en la página Web de Mars500. ESA TV emitirá también hoy un video sobre la misión con imágenes inéditas del interior de los módulos.

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.