Un equipo alemán gana el concurso de Robots Lunares de la ESA en el Teide, Tenerife

The CESAR robot
El robot CESAR, ganador del primer Desafío de Robots Lunares de la ESA
7 noviembre 2008

El rover diseñado por el equipo de la Universidad de Bremen ha ganado un concurso de la ESA en el que robots debían recoger muestras del terreno de un cráter similar a los de la Luna. Ocho equipos de estudiantes operaron sus robots durante el evento, y su progreso se monitorizó con un avanzado visor 3-D ya probado en el espacio y diseñado para un futuro despliegue en la Luna.

Los cráteres alrededor de los polos de la Luna son un objetivo clave para la ciencia del Siglo XXI. Los investigadores de la Luna creen que estos cráteres podrían ser una ‘trampa helada’ que preservasen antiguos depósitos de agua helada. Este hielo no sólo sería una cápsula del tiempo de valor científico incalculable, sino que también podría permitir asentamientos humanos en la Luna. Pero la única forma de comprobar si hay hielo es ir a buscarlo, y aquí es donde entran en acción los rovers.

El inhóspito paisaje de piedra pómez de las Minas de San José, en el Parque Nacional del Teide en Tenerife, simuló un paraje lunar durante el primer Desafío de Robots Lunares de la ESA (LRC, en sus siglas en inglés). Los rovers, construidos conforme a unos estrictos requerimientos de tamaño, peso y potencia, tenían que descender por una pendiente de 40º hasta el fondo de un cráter de 15 metros de profundidad, recoger 0.1 Kg de muestras del terreno, especialmente seleccionadas, y llevarlas de nuevo al lugar de partida. Todo ello, en la más absoluta oscuridad.

Trabajando desde un campamento base a 2000 metros de altitud, cada equipo tuvo que enfrentarse con un clima claramente diferente al de la Luna, incluyendo lluvias intensas y nubes. Sólo uno de los rovers consiguió completar la misión: el robot de tres ruedas de la Universidad de Bremen llamado CESAR (siglas en inglés de Exploración de Cráteres y Retorno de Muestras), y fue debidamente declarado vencedor del LRC el 26 de Octubre.

Erasmus Recording Binocular
La cámara binocular Erasmus en acción durante el Desafío de Robots Lunares

Los rovers no fueron el único hardware puesto a prueba en el campo. “El lugar era un sitio excelente para probar las capacidades de la Cámara Binocular Erasmus (ERB)”, explicó Massimo Sabbatini, del Directorado de Vuelos Tripulados de la ESA. “Esta innovadora cámara de vídeo estéreo y de alta resolución será parte del equipo de herramientas que lleven los astronautas cuando exploren las regiones lunares”.

A pesar de estar a más de 2000 Km del territorio continental europeo, el lugar de las pruebas estuvo conectado a Internet vía satélite a través de una estación proporcionada por el Directorado de Telecomunicaciones de la ESA, que permitió a algunos participantes seguir el evento e incluso depurar el software de los rovers de forma remota.

Francesco Feliciani, del Directorado de Telecomunicaciones de la ESA, comenta: “El éxito de la transmisión en directo del vídeo del LRC demuestra que esta tecnología está lista para ser utilizada en las aplicaciones de la vida cotidiana.”

La transmisión, con calidad de banda ancha, fue posible gracias al sistema AmerHis, cofinanciado por la ESA y embarcado a bordo del satélite Amazonas de la flota Hispasat. AmerHis funciona como un router de Internet en el Espacio.

Stefano Badessi, también del equipo de Telecomunicaciones de la ESA, comenta: “Nuestro terminal satélite permitió a los miembros de los equipos que no pudieron estar en el Teide en persona ver cómo se desenvolvían sus compañeros”.

1.8m antenna provided Internet at the venue
La antena de 1.8m proporcionó acceso a Internet en el campo
El miembro del jurado Richard Fisackerly prestó especial atención a las estaciones de control que usaron los equipos para comunicarse con sus robots. Fisackerly trabaja en el programa Aurora de la ESA de tecnologías para la exploración robótica y tripulada de la Luna y Marte; su intención es aplicar la experiencia de los estudiantes al diseño de terminales, para que los astronautas lunares interactúen con sus asistentes robóticos.

Las condiciones climatológicas adversas afectaron a las pruebas preliminares y provocaron que dos rovers – desarrollados por la Universidad de Pisa y la Scuola Superiore Sant’Anna – se vieran forzados a competir de día en vez de en la oscuridad de la noche.

Ante esta situación, el jurado decidió confeccionar una tabla de puntuaciones en la que se recogiese la respuesta a distintas decisiones estratégicas, en lugar de una clasificación formal de los equipos. El miembro del jurado y organizador del LRC Gianfranco Visentin comenta: “Esperamos que esta información aumente la experiencia de los equipos para futuras competiciones”.

También afectó a la tabla de puntuaciones final el hecho de que el rover SELENE de la Universidad de Surrey no pudiera participar, debido a problemas mecánicos. El pESApod de la Scuola Superiore Sant’Anna, sufrió un cortocircuito por la lluvia.

Equipo Bonificaciones Penalizaciones Total
Universidad de Oulu 675 155 520
Universidad Politécnica de Madrid 675 282 393
Universidad Jacobs 775 480 295
Universidad de Surrey 0 0 0
Universidad de Bremen 1200 260 940
Escuela Sant'Anna de Estudios Avanzados 500 345 155
Instituto Suizo de Tecnología de Zurich 675 465 210
Universidad de Pisa 825 170 655

Lucio Scolamiero, miembro del jurado y co-promotor del LRC, declara: “Hace sólo seis meses la mayoría de los rovers estaban todavía en la mesa de diseño. Lo que los estudiantes han hecho en tan poco tiempo ha sido una hazaña en sí, todos merecen ser considerados ganadores de este concurso”.

Los ocho equipos compartirán sus experiencias el 14 de Noviembre, en una sesión especial de clausura del 10º Workshop de la ESA sobre Tecnologías Espaciales Avanzadas para la Robótica y Automatización. Los vídeos de CESAR y los otros rovers en acción están disponibles en el artículo: Desafío de Robots Lunares: Una exitosa cooperación dentro de la ESA.

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.