Lugar de impacto de SMART-1

Un impacto inteligente en la superficie de la Luna

4 septiembre 2012

En la madrugada del 3 de septiembre de 2006, un breve destello iluminó el ‘Lago de la Excelencia’ en la Luna cuando la sonda SMART-1 de la ESA puso fin a su misión chocando contra su superficie.

Esta sonda, lanzada en el año 2003, fue la primera misión europea en alcanzar la órbita lunar.

El nombre de SMART-1 es un juego de palabras en inglés entre el adjetivo ‘inteligente’ y el acrónimo de ‘Pequeña Misión de Investigación Tecnológica Avanzada’. Esta misión utilizó un motor de propulsión iónica para viajar hasta la Luna, probó nuevas técnicas de navegación y de comunicaciones, y transportó toda una batería de instrumentos científicos miniaturizados.

SMART-1 elaboró un exhaustivo inventario de los elementos químicos en la superficie de la Luna, cartografió cráteres de impacto, estudió los procesos volcánicos y tectónicos que definieron la orografía lunar e identificó objetivos para futuras misiones de exploración.

Al igual que la mayoría de sus predecesores, condenados por las leyes de la gravedad, SMART-1 estaba destinada a terminar su misión estrellándose en la superficie de la Luna.

Ayer se cumplieron seis años del impacto de la sonda europea en el lugar marcado con un círculo en esta imagen, en una región conocida como el Lago de la Excelencia, a latitudes medias del hemisferio sur de la Luna, en su cara visible.

Esta imagen forma parte de un mosaico confeccionado con las fotografías tomadas por SMART-1 durante sus últimas órbitas, y muestra una gran variedad de formaciones geológicas: planicies volcánicas, colinas y cráteres de impacto de diverso tamaño.

Se piensa que SMART-1 chocó contra la ladera de una colina con un ángulo de unos 5-10 grados sobre la horizontal, cuando viajaba a 2 km/s.

El destello producido por la nube de polvo levantada por el impacto fue detectado por observatorios astronómicos de todo el planeta.

Los cálculos sugieren que SMART-1 creó un cráter de unos 3-10 metros de diámetro y de un metro de profundidad. Los científicos esperan poder identificarlo gracias a las nuevas imágenes de alta resolución.

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.