Una estación de la ESA mantiene el contacto con la misión rusa a Marte

Sala de control de la estación de seguimiento en el Centro de Operaciones Espaciales de la ESA
24 noviembre 2011

Tras establecer un primer contacto con la misión Fobos-Grunt el pasado martes, la estación de seguimiento de la ESA en Australia logró mantener una comunicación bidireccional con la nave rusa ayer por la noche. Los datos recibidos han sido enviados al centro de control ruso para su análisis.

La antena de 15 metros de diámetro de la estación de seguimiento de la ESA en Perth, Australia, volvió a ser la responsable de contactar con la nave rusa Fobos-Grunt en la noche del 23 al 24 de noviembre. La sonda sobrevoló la estación de seguimiento un total de cinco veces entre las 20:19 y las 04:08 GMT.

Los equipos de la estación de Perth y del Centro de Operaciones Espaciales de la ESA en Darmstadt, Alemania, estaban entusiasmados al recibir una señal clara y de gran intensidad en el primero de los pases de anoche.

Recepción de la telemetría a través de la estación de Perth

Antena de 15 metros en la estación de seguimiento de la ESA en Perth, Australia

“El primer pase de la noche fue todo un éxito; enviamos un comando para activar el transmisor del satélite e instantes después pudimos recibir su telemetría”, explica Wolfgang Hell, Responsable del Servicio a Fobos-Grunt en la ESA.

La telemetría normalmente incluye información sobre el estado de los distintos subsistemas del satélite.

“La señal enviada por Fobos-Grunt era mucho más intensa que la recibida la noche anterior, en parte gracias a que esta vez conocíamos con más precisión la posición del satélite”.

El segundo pase fue muy corto, y sólo se utilizó para enviar comandos a la nave – no se esperaba recibir una señal de confirmación.

Sin embargo, la situación se agravó al no recibir ninguna señal de Fobos-Grunt en ninguno de los tres pases restantes, en la madrugada del 24 de noviembre.

Los ingenieros de la ESA ayudan a los controladores rusos

Fobos-Grunt

Los ingenieros de la ESA, trabajando codo con codo con los controladores de la misión, están analizando meticulosamente la situación; el problema puede estar en el sistema de comunicaciones del satélite. Durante los dos primeros pases de la noche, una de las dos antenas de baja ganancia de Fobos-Grunt estaba orientada hacia Perth, debido a la posición orbital del satélite.

Sin embargo, la posición del satélite era diferente durante los tres pases siguientes y la segunda antena, opuesta a la primera, debería haber enviado la telemetría. En estos tres pases no se recibió ningún dato.

“Nuestros compañeros rusos utilizarán estas conclusiones para buscar la raíz del problema y para diseñar los nuevos comandos que enviaremos a la sonda esta noche”, explica Manfred Warhaut, Responsable de Operaciones de la ESA.

La ayuda con las comunicaciones continuará esta noche

Los ingenieros de la ESA están ayudando y asesorando a los controladores rusos para encontrar estrategias de comunicación que permitan consolidar el contacto con la nave.

Esta noche habrá cinco nuevas oportunidades de comunicación, y la estación de seguimiento de Perth dará prioridad absoluta a la misión Fobos-Grunt.

Se publicarán nuevas noticias a medida que avance la situación.

More news will follow as the situation develops.

x

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.