Una última mirada al satélite MetOp-B

Una última mirada a MetOp-B
12 septiembre 2012

A medida que avanzan los preparativos para el lanzamiento del próximo satélite meteorológico europeo, el equipo desplazado a Kazajstán se despidió de MetOp-B mientras lo encapsulaban bajo la carena del lanzador Soyuz. Su lanzamiento está programado para el próximo lunes a las 16.28 GMT (18.28 CEST).

Esta operación es un hito importante en los preparativos para el lanzamiento y, en cierto modo, un momento emotivo para todas las personas que han trabajado en el proyecto, ya que será la última vez que vean al satélite con sus propios ojos.

El equipo responsable de la campaña de lanzamiento de MetOp-B lleva seis semanas en el Cosmódromo de Baikonur comprobando y preparando a este satélite de cuatro toneladas para su viaje al espacio.

MetOp-B ya se encuentra resguardado bajo la carena del lanzador, que lo protegerá del rozamiento aerodinámico durante su ascenso a través de la atmósfera. El satélite no volverá a ver la luz hasta que la carena se desprenda del lanzador, unos cinco minutos después de que éste despegue.

Cuando se agote el combustible de la tercera etapa del lanzador, la etapa superior Fregat tomará el relevo, llevando al satélite hasta su órbita definitiva a 800 kilómetros sobre la superficie de la Tierra.

MetOp-B, listo para ser encapsulado

El satélite se acopló a la etapa superior Fregat pocos días antes de ser encapsulado bajo la carena. El equipo formado por ingenieros de la ESA, Eumetsat, Astrium, NASA/NOAA, CNES y SELEX Galileo declaró oficialmente que el satélite estaba preparado para su lanzamiento.

Mientras tanto, el equipo que controlará la misión desde el Centro Europeo de Operaciones Espaciales de la ESA en Alemania lleva varios meses preparándose para las fases de lanzamiento y operaciones iniciales (LEOP).

La ESA es la responsable de que el satélite llegue a la órbita prevista y de que todos sus sistemas funcionen correctamente antes de traspasar el control de MetOp-B a Eumetsat, responsable de sus operaciones.

MetOp-B es el segundo en una serie de tres satélites idénticos que proporcionarán datos para los servicios de predicción meteorológica y de monitorización del clima desde una órbita polar.

Carena protectora

MetOp-A, lanzado en el año 2006, marcó el comienzo de una nueva era en la meteorología operacional al convertirse en el primer satélite meteorológico europeo en orbitar la Tierra de polo a polo.

El programa MetOp ha sido desarrollado conjuntamente por la ESA y por Eumetsat con el objetivo de observar la Tierra de forma ininterrumpida hasta el año 2020 como mínimo.

Estos satélites transportan una gran cantidad de instrumentos de precisión que monitorizarán un gran número de variables, tales como la temperatura, la humedad, la velocidad del viento y sus efectos sobre los océanos y las concentraciones de ozono y otros gases atmosféricos.

Como MetOp-A continúa operativo, los dos satélites trabajarán en tándem, una configuración que permitirá obtener todavía más datos sobre el clima de nuestro planeta.

A menos de una semana de su lanzamiento, el próximo paso consistirá en trasladar el conjunto superior, formado por el satélite, la etapa superior y la carena protectora, al edificio en el que se acoplará con la tercera etapa del lanzador. El convoy tardará casi siete horas en completar este recorrido en tren.

El sábado se realizará un ensayo general que permitirá dar luz verde a los últimos preparativos para el lanzamiento, programado para el lunes 17 de septiembre.

Copyright 2000 - 2014 © European Space Agency. All rights reserved.